Eurocopa: Italia vs Croacia

Las mejores imágenes del encuentro, aquí

CDA13. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Borna Coric de Croacia devuelve una bola a Stefanos Tsitsipas de Grecia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/CLAUDIO ONORATI
CDA13. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Borna Coric de Croacia devuelve una bola a Stefanos Tsitsipas de Grecia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/CLAUDIO ONORATI
CDA13. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Borna Coric de Croacia devuelve una bola a Stefanos Tsitsipas de Grecia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/CLAUDIO ONORATI
CDA14. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Borna Coric de Croacia devuelve una bola a Stefanos Tsitsipas de Grecia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/CLAUDIO ONORATI
CDA14. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Borna Coric de Croacia devuelve una bola a Stefanos Tsitsipas de Grecia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/CLAUDIO ONORATI
CDA14. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Borna Coric de Croacia devuelve una bola a Stefanos Tsitsipas de Grecia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/CLAUDIO ONORATI
CDA15. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Borna Coric de Croacia devuelve una bola a Stefanos Tsitsipas de Grecia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/CLAUDIO ONORATI
CDA15. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Borna Coric de Croacia devuelve una bola a Stefanos Tsitsipas de Grecia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/CLAUDIO ONORATI
CDA15. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Borna Coric de Croacia devuelve una bola a Stefanos Tsitsipas de Grecia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/CLAUDIO ONORATI
CDA16. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Stefanos Tsitsipas de Grecia devuelve una bola a Borna Coric de Croacia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/CLAUDIO ONORATI
CDA16. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Stefanos Tsitsipas de Grecia devuelve una bola a Borna Coric de Croacia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/CLAUDIO ONORATI
CDA16. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Stefanos Tsitsipas de Grecia devuelve una bola a Borna Coric de Croacia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/CLAUDIO ONORATI
CDA17. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Stefanos Tsitsipas de Grecia devuelve una bola a Borna Coric de Croacia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/CLAUDIO ONORATI
CDA17. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Stefanos Tsitsipas de Grecia devuelve una bola a Borna Coric de Croacia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/CLAUDIO ONORATI
CDA17. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Stefanos Tsitsipas de Grecia devuelve una bola a Borna Coric de Croacia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/CLAUDIO ONORATI
CDA18. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Stefanos Tsitsipas de Grecia sirve una bola a Borna Coric de Croacia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/CLAUDIO ONORATI
CDA18. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Stefanos Tsitsipas de Grecia sirve una bola a Borna Coric de Croacia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/CLAUDIO ONORATI
CDA18. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Stefanos Tsitsipas de Grecia sirve una bola a Borna Coric de Croacia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/CLAUDIO ONORATI
CDA19. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Stefanos Tsitsipas de Grecia devuelve una bola a Borna Coric de Croacia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/CLAUDIO ONORATI
CDA19. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Stefanos Tsitsipas de Grecia devuelve una bola a Borna Coric de Croacia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/CLAUDIO ONORATI
CDA19. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Stefanos Tsitsipas de Grecia devuelve una bola a Borna Coric de Croacia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/CLAUDIO ONORATI
CDA01. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Petra Martic de Croacia devuelve una bola a Elina Svitolina de Ucrania hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/ETTORE FERRARI
CDA01. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Petra Martic de Croacia devuelve una bola a Elina Svitolina de Ucrania hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/ETTORE FERRARI
CDA01. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Petra Martic de Croacia devuelve una bola a Elina Svitolina de Ucrania hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/ETTORE FERRARI
CDA02. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Petra Martic de Croacia devuelve una bola a Elina Svitolina de Ucrania hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/ETTORE FERRARI
CDA02. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Petra Martic de Croacia devuelve una bola a Elina Svitolina de Ucrania hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/ETTORE FERRARI
CDA02. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Petra Martic de Croacia devuelve una bola a Elina Svitolina de Ucrania hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/ETTORE FERRARI
CDA03. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Elina Svitolina de Ucrania devuelve una bola a Petra Martic de Croacia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/ETTORE FERRARI
CDA03. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Elina Svitolina de Ucrania devuelve una bola a Petra Martic de Croacia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/ETTORE FERRARI
CDA03. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Elina Svitolina de Ucrania devuelve una bola a Petra Martic de Croacia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/ETTORE FERRARI
CDA04. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Elina Svitolina de Ucrania devuelve una bola a Petra Martic de Croacia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/ETTORE FERRARI
CDA04. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Elina Svitolina de Ucrania devuelve una bola a Petra Martic de Croacia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/ETTORE FERRARI
CDA04. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Elina Svitolina de Ucrania devuelve una bola a Petra Martic de Croacia hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/ETTORE FERRARI
CDA05. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Petra Martic de Croacia devuelve una bola a Elina Svitolina de Ucrania hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/ETTORE FERRARI
CDA05. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Petra Martic de Croacia devuelve una bola a Elina Svitolina de Ucrania hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/ETTORE FERRARI
CDA05. ROMA (ITALIA), 15/05/2018.- Petra Martic de Croacia devuelve una bola a Elina Svitolina de Ucrania hoy, martes 15 de mayo de 2018 durante un juego de la segunda ronda del Abierto de tenis de Italia en Roma (Italia). EFE/ETTORE FERRARI
Países como Italia, Holanda y Estados Unidos miran a Islandia con la envidia con la que se mira a una selección clasificada con honores para la Copa del Mundo de Rusia. La extensión de esta pequeña isla es de 103,000 kilómetros cuadrados y cuenta con una población de casi 330,000 personas. Es ahí donde se mide su grandeza, en cómo este recóndito lugar logró clasificar para Rusia 2018 por primera vez en su historia. Su éxito no llegó de casualidad, sino tras una evolución ejecutada a conciencia. Es el fruto de un trabajo que lleva décadas en funcionamiento, el resultado de una manera de hacer las cosas que sirve de ejemplo para el resto del mundo. Esta combinación se perfecciona gracias a un coraje bien marcado en el carácter islandés, una bravura que se extiende dentro y fuera del terreno de juego, donde los aficionados enarbolaron su canto ‘¡Uh!’ con la misma pasión con la que erigen su bandera. La Federación de Fútbol de Islandia invirtió en infraestructuras durante los años noventa. Crearon estadios cubiertos más acordes con las condiciones climatológicas y gracias a ello su liga se extendió más allá del verano. De ser una competición de pocos meses, pasó a convertirse en una pugna de temporadas a la europea. Los ejecutivos del fútbol islandés se propusieron estar a la altura de los deportes más seguidos en el país: el balonmano y el waterpolo. Por esa razón, calcaron los procedimientos de ambos deportes para crear jugadores de élite capaces de competir en el extranjero y hacer de su selección un equipo aguerrido y de calidad. Durante la primera década del nuevo milenio, el que la superficie de Islandia estuviera cubierta de nieve desde noviembre a abril ya no era un problema. Con ese apartado solucionado y con nuevos complejos deportivos construidos, Islandia ya estaba preparada para formar a jugadores con un programa de fuerzas básicas muy parecido al de La Masía en Barcelona. Pero eso no acabó ahí, también formaron a entrenadores con una cifra deslumbrante: cuentan con 13 directores técnicos per cápita que Inglaterra, De esta manera, en 2011 la selección de fútbol sub-21 se clasificó para la Eurocopa. No pasaron de la fase de grupos, pero esos futbolistas acabaron por ser fundamentales. Cinco años después, aquel grupo joven e imberbe puso a su país en la Eurocopa de Francia 2016. Era la primera vez que Islandia se clasificaba para un torneo de selección absoluta y en esta ocasión sí fueron capaces de pasar de la fase de grupos. Tanto fue así que apearon de la competición a una Inglaterra en horas bajas y cayeron ante los galos en los cuartos de final (5-2). Francia tuvo que sudar para llevarse la victoria ante unos islandeses que expusieron al mundo entero su coraje vikingo. Debido a su papel en la Eurocopa no debería ser una sorpresa ver a Islandia en un Mundial, y no sólo eso, sino que se clasificó como primera de grupo por delante de Croacia con resultados tan sorprendentes como el 0-3 a Turquía. Los frutos se siguen recogiendo y los islandeses participarán en su primera Copa del Mundo con el orgullo de los deberes bien hechos. El resto es cuestión de perseguir el sueño y seguir haciendo valer su método, tan singular como efectivo. Otra de las excepcional manera de hacer las cosas que evidenció Islandia es la gestión de sus entrenadores. El sueco, Lars Lagerback, comenzó como director técnico en 2011 junto a su asistente, el prometedor entrenador islandés, Heimir Hallgrímsson, quien también es dentista. La Federación quiso mezclar la sabiduría de Lagerback tras décadas dirigiendo a distintos equipos (entre ellos a la selección de Suecia desde 2000 a 2009 y a Nigeria en 2010), con la juventud de un producto local que a la postre acabaría siendo el seleccionador. En 2013, director técnico y asistente compartieron el puesto de entrenador y en la actualidad, Hallgrímsson agarró el testigo de manera completa. Juntos y por separado, ambos imprimieron confianza al equipo, conceptos para estar en la élite y competir con selecciones de un calado internacional y experiencia para muchos abrumadora. Sin embargo, para los Gylfi Sigurðsson, Alfreð Finnbogason y Jóhann Berg Guðmundsson ya no hay miedo, sino nada que perder y mucho que ganar… pero sobre todo infinidad de sensaciones que disfrutar.
Islandia, coraje vikingo y un método futbolístico innovador
Países como Italia, Holanda y Estados Unidos miran a Islandia con la envidia con la que se mira a una selección clasificada con honores para la Copa del Mundo de Rusia. La extensión de esta pequeña isla es de 103,000 kilómetros cuadrados y cuenta con una población de casi 330,000 personas. Es ahí donde se mide su grandeza, en cómo este recóndito lugar logró clasificar para Rusia 2018 por primera vez en su historia. Su éxito no llegó de casualidad, sino tras una evolución ejecutada a conciencia. Es el fruto de un trabajo que lleva décadas en funcionamiento, el resultado de una manera de hacer las cosas que sirve de ejemplo para el resto del mundo. Esta combinación se perfecciona gracias a un coraje bien marcado en el carácter islandés, una bravura que se extiende dentro y fuera del terreno de juego, donde los aficionados enarbolaron su canto ‘¡Uh!’ con la misma pasión con la que erigen su bandera. La Federación de Fútbol de Islandia invirtió en infraestructuras durante los años noventa. Crearon estadios cubiertos más acordes con las condiciones climatológicas y gracias a ello su liga se extendió más allá del verano. De ser una competición de pocos meses, pasó a convertirse en una pugna de temporadas a la europea. Los ejecutivos del fútbol islandés se propusieron estar a la altura de los deportes más seguidos en el país: el balonmano y el waterpolo. Por esa razón, calcaron los procedimientos de ambos deportes para crear jugadores de élite capaces de competir en el extranjero y hacer de su selección un equipo aguerrido y de calidad. Durante la primera década del nuevo milenio, el que la superficie de Islandia estuviera cubierta de nieve desde noviembre a abril ya no era un problema. Con ese apartado solucionado y con nuevos complejos deportivos construidos, Islandia ya estaba preparada para formar a jugadores con un programa de fuerzas básicas muy parecido al de La Masía en Barcelona. Pero eso no acabó ahí, también formaron a entrenadores con una cifra deslumbrante: cuentan con 13 directores técnicos per cápita que Inglaterra, De esta manera, en 2011 la selección de fútbol sub-21 se clasificó para la Eurocopa. No pasaron de la fase de grupos, pero esos futbolistas acabaron por ser fundamentales. Cinco años después, aquel grupo joven e imberbe puso a su país en la Eurocopa de Francia 2016. Era la primera vez que Islandia se clasificaba para un torneo de selección absoluta y en esta ocasión sí fueron capaces de pasar de la fase de grupos. Tanto fue así que apearon de la competición a una Inglaterra en horas bajas y cayeron ante los galos en los cuartos de final (5-2). Francia tuvo que sudar para llevarse la victoria ante unos islandeses que expusieron al mundo entero su coraje vikingo. Debido a su papel en la Eurocopa no debería ser una sorpresa ver a Islandia en un Mundial, y no sólo eso, sino que se clasificó como primera de grupo por delante de Croacia con resultados tan sorprendentes como el 0-3 a Turquía. Los frutos se siguen recogiendo y los islandeses participarán en su primera Copa del Mundo con el orgullo de los deberes bien hechos. El resto es cuestión de perseguir el sueño y seguir haciendo valer su método, tan singular como efectivo. Otra de las excepcional manera de hacer las cosas que evidenció Islandia es la gestión de sus entrenadores. El sueco, Lars Lagerback, comenzó como director técnico en 2011 junto a su asistente, el prometedor entrenador islandés, Heimir Hallgrímsson, quien también es dentista. La Federación quiso mezclar la sabiduría de Lagerback tras décadas dirigiendo a distintos equipos (entre ellos a la selección de Suecia desde 2000 a 2009 y a Nigeria en 2010), con la juventud de un producto local que a la postre acabaría siendo el seleccionador. En 2013, director técnico y asistente compartieron el puesto de entrenador y en la actualidad, Hallgrímsson agarró el testigo de manera completa. Juntos y por separado, ambos imprimieron confianza al equipo, conceptos para estar en la élite y competir con selecciones de un calado internacional y experiencia para muchos abrumadora. Sin embargo, para los Gylfi Sigurðsson, Alfreð Finnbogason y Jóhann Berg Guðmundsson ya no hay miedo, sino nada que perder y mucho que ganar… pero sobre todo infinidad de sensaciones que disfrutar.
Países como Italia, Holanda y Estados Unidos miran a Islandia con la envidia con la que se mira a una selección clasificada con honores para la Copa del Mundo de Rusia. La extensión de esta pequeña isla es de 103,000 kilómetros cuadrados y cuenta con una población de casi 330,000 personas. Es ahí donde se mide su grandeza, en cómo este recóndito lugar logró clasificar para Rusia 2018 por primera vez en su historia. Su éxito no llegó de casualidad, sino tras una evolución ejecutada a conciencia. Es el fruto de un trabajo que lleva décadas en funcionamiento, el resultado de una manera de hacer las cosas que sirve de ejemplo para el resto del mundo. Esta combinación se perfecciona gracias a un coraje bien marcado en el carácter islandés, una bravura que se extiende dentro y fuera del terreno de juego, donde los aficionados enarbolaron su canto ‘¡Uh!’ con la misma pasión con la que erigen su bandera. La Federación de Fútbol de Islandia invirtió en infraestructuras durante los años noventa. Crearon estadios cubiertos más acordes con las condiciones climatológicas y gracias a ello su liga se extendió más allá del verano. De ser una competición de pocos meses, pasó a convertirse en una pugna de temporadas a la europea. Los ejecutivos del fútbol islandés se propusieron estar a la altura de los deportes más seguidos en el país: el balonmano y el waterpolo. Por esa razón, calcaron los procedimientos de ambos deportes para crear jugadores de élite capaces de competir en el extranjero y hacer de su selección un equipo aguerrido y de calidad. Durante la primera década del nuevo milenio, el que la superficie de Islandia estuviera cubierta de nieve desde noviembre a abril ya no era un problema. Con ese apartado solucionado y con nuevos complejos deportivos construidos, Islandia ya estaba preparada para formar a jugadores con un programa de fuerzas básicas muy parecido al de La Masía en Barcelona. Pero eso no acabó ahí, también formaron a entrenadores con una cifra deslumbrante: cuentan con 13 directores técnicos per cápita que Inglaterra, De esta manera, en 2011 la selección de fútbol sub-21 se clasificó para la Eurocopa. No pasaron de la fase de grupos, pero esos futbolistas acabaron por ser fundamentales. Cinco años después, aquel grupo joven e imberbe puso a su país en la Eurocopa de Francia 2016. Era la primera vez que Islandia se clasificaba para un torneo de selección absoluta y en esta ocasión sí fueron capaces de pasar de la fase de grupos. Tanto fue así que apearon de la competición a una Inglaterra en horas bajas y cayeron ante los galos en los cuartos de final (5-2). Francia tuvo que sudar para llevarse la victoria ante unos islandeses que expusieron al mundo entero su coraje vikingo. Debido a su papel en la Eurocopa no debería ser una sorpresa ver a Islandia en un Mundial, y no sólo eso, sino que se clasificó como primera de grupo por delante de Croacia con resultados tan sorprendentes como el 0-3 a Turquía. Los frutos se siguen recogiendo y los islandeses participarán en su primera Copa del Mundo con el orgullo de los deberes bien hechos. El resto es cuestión de perseguir el sueño y seguir haciendo valer su método, tan singular como efectivo. Otra de las excepcional manera de hacer las cosas que evidenció Islandia es la gestión de sus entrenadores. El sueco, Lars Lagerback, comenzó como director técnico en 2011 junto a su asistente, el prometedor entrenador islandés, Heimir Hallgrímsson, quien también es dentista. La Federación quiso mezclar la sabiduría de Lagerback tras décadas dirigiendo a distintos equipos (entre ellos a la selección de Suecia desde 2000 a 2009 y a Nigeria en 2010), con la juventud de un producto local que a la postre acabaría siendo el seleccionador. En 2013, director técnico y asistente compartieron el puesto de entrenador y en la actualidad, Hallgrímsson agarró el testigo de manera completa. Juntos y por separado, ambos imprimieron confianza al equipo, conceptos para estar en la élite y competir con selecciones de un calado internacional y experiencia para muchos abrumadora. Sin embargo, para los Gylfi Sigurðsson, Alfreð Finnbogason y Jóhann Berg Guðmundsson ya no hay miedo, sino nada que perder y mucho que ganar… pero sobre todo infinidad de sensaciones que disfrutar.
Islandia, coraje vikingo y un método futbolístico innovador
Países como Italia, Holanda y Estados Unidos miran a Islandia con la envidia con la que se mira a una selección clasificada con honores para la Copa del Mundo de Rusia. La extensión de esta pequeña isla es de 103,000 kilómetros cuadrados y cuenta con una población de casi 330,000 personas. Es ahí donde se mide su grandeza, en cómo este recóndito lugar logró clasificar para Rusia 2018 por primera vez en su historia. Su éxito no llegó de casualidad, sino tras una evolución ejecutada a conciencia. Es el fruto de un trabajo que lleva décadas en funcionamiento, el resultado de una manera de hacer las cosas que sirve de ejemplo para el resto del mundo. Esta combinación se perfecciona gracias a un coraje bien marcado en el carácter islandés, una bravura que se extiende dentro y fuera del terreno de juego, donde los aficionados enarbolaron su canto ‘¡Uh!’ con la misma pasión con la que erigen su bandera. La Federación de Fútbol de Islandia invirtió en infraestructuras durante los años noventa. Crearon estadios cubiertos más acordes con las condiciones climatológicas y gracias a ello su liga se extendió más allá del verano. De ser una competición de pocos meses, pasó a convertirse en una pugna de temporadas a la europea. Los ejecutivos del fútbol islandés se propusieron estar a la altura de los deportes más seguidos en el país: el balonmano y el waterpolo. Por esa razón, calcaron los procedimientos de ambos deportes para crear jugadores de élite capaces de competir en el extranjero y hacer de su selección un equipo aguerrido y de calidad. Durante la primera década del nuevo milenio, el que la superficie de Islandia estuviera cubierta de nieve desde noviembre a abril ya no era un problema. Con ese apartado solucionado y con nuevos complejos deportivos construidos, Islandia ya estaba preparada para formar a jugadores con un programa de fuerzas básicas muy parecido al de La Masía en Barcelona. Pero eso no acabó ahí, también formaron a entrenadores con una cifra deslumbrante: cuentan con 13 directores técnicos per cápita que Inglaterra, De esta manera, en 2011 la selección de fútbol sub-21 se clasificó para la Eurocopa. No pasaron de la fase de grupos, pero esos futbolistas acabaron por ser fundamentales. Cinco años después, aquel grupo joven e imberbe puso a su país en la Eurocopa de Francia 2016. Era la primera vez que Islandia se clasificaba para un torneo de selección absoluta y en esta ocasión sí fueron capaces de pasar de la fase de grupos. Tanto fue así que apearon de la competición a una Inglaterra en horas bajas y cayeron ante los galos en los cuartos de final (5-2). Francia tuvo que sudar para llevarse la victoria ante unos islandeses que expusieron al mundo entero su coraje vikingo. Debido a su papel en la Eurocopa no debería ser una sorpresa ver a Islandia en un Mundial, y no sólo eso, sino que se clasificó como primera de grupo por delante de Croacia con resultados tan sorprendentes como el 0-3 a Turquía. Los frutos se siguen recogiendo y los islandeses participarán en su primera Copa del Mundo con el orgullo de los deberes bien hechos. El resto es cuestión de perseguir el sueño y seguir haciendo valer su método, tan singular como efectivo. Otra de las excepcional manera de hacer las cosas que evidenció Islandia es la gestión de sus entrenadores. El sueco, Lars Lagerback, comenzó como director técnico en 2011 junto a su asistente, el prometedor entrenador islandés, Heimir Hallgrímsson, quien también es dentista. La Federación quiso mezclar la sabiduría de Lagerback tras décadas dirigiendo a distintos equipos (entre ellos a la selección de Suecia desde 2000 a 2009 y a Nigeria en 2010), con la juventud de un producto local que a la postre acabaría siendo el seleccionador. En 2013, director técnico y asistente compartieron el puesto de entrenador y en la actualidad, Hallgrímsson agarró el testigo de manera completa. Juntos y por separado, ambos imprimieron confianza al equipo, conceptos para estar en la élite y competir con selecciones de un calado internacional y experiencia para muchos abrumadora. Sin embargo, para los Gylfi Sigurðsson, Alfreð Finnbogason y Jóhann Berg Guðmundsson ya no hay miedo, sino nada que perder y mucho que ganar… pero sobre todo infinidad de sensaciones que disfrutar.
Países como Italia, Holanda y Estados Unidos miran a Islandia con la envidia con la que se mira a una selección clasificada con honores para la Copa del Mundo de Rusia. La extensión de esta pequeña isla es de 103,000 kilómetros cuadrados y cuenta con una población de casi 330,000 personas. Es ahí donde se mide su grandeza, en cómo este recóndito lugar logró clasificar para Rusia 2018 por primera vez en su historia. Su éxito no llegó de casualidad, sino tras una evolución ejecutada a conciencia. Es el fruto de un trabajo que lleva décadas en funcionamiento, el resultado de una manera de hacer las cosas que sirve de ejemplo para el resto del mundo. Esta combinación se perfecciona gracias a un coraje bien marcado en el carácter islandés, una bravura que se extiende dentro y fuera del terreno de juego, donde los aficionados enarbolaron su canto ‘¡Uh!’ con la misma pasión con la que erigen su bandera. La Federación de Fútbol de Islandia invirtió en infraestructuras durante los años noventa. Crearon estadios cubiertos más acordes con las condiciones climatológicas y gracias a ello su liga se extendió más allá del verano. De ser una competición de pocos meses, pasó a convertirse en una pugna de temporadas a la europea. Los ejecutivos del fútbol islandés se propusieron estar a la altura de los deportes más seguidos en el país: el balonmano y el waterpolo. Por esa razón, calcaron los procedimientos de ambos deportes para crear jugadores de élite capaces de competir en el extranjero y hacer de su selección un equipo aguerrido y de calidad. Durante la primera década del nuevo milenio, el que la superficie de Islandia estuviera cubierta de nieve desde noviembre a abril ya no era un problema. Con ese apartado solucionado y con nuevos complejos deportivos construidos, Islandia ya estaba preparada para formar a jugadores con un programa de fuerzas básicas muy parecido al de La Masía en Barcelona. Pero eso no acabó ahí, también formaron a entrenadores con una cifra deslumbrante: cuentan con 13 directores técnicos per cápita que Inglaterra, De esta manera, en 2011 la selección de fútbol sub-21 se clasificó para la Eurocopa. No pasaron de la fase de grupos, pero esos futbolistas acabaron por ser fundamentales. Cinco años después, aquel grupo joven e imberbe puso a su país en la Eurocopa de Francia 2016. Era la primera vez que Islandia se clasificaba para un torneo de selección absoluta y en esta ocasión sí fueron capaces de pasar de la fase de grupos. Tanto fue así que apearon de la competición a una Inglaterra en horas bajas y cayeron ante los galos en los cuartos de final (5-2). Francia tuvo que sudar para llevarse la victoria ante unos islandeses que expusieron al mundo entero su coraje vikingo. Debido a su papel en la Eurocopa no debería ser una sorpresa ver a Islandia en un Mundial, y no sólo eso, sino que se clasificó como primera de grupo por delante de Croacia con resultados tan sorprendentes como el 0-3 a Turquía. Los frutos se siguen recogiendo y los islandeses participarán en su primera Copa del Mundo con el orgullo de los deberes bien hechos. El resto es cuestión de perseguir el sueño y seguir haciendo valer su método, tan singular como efectivo. Otra de las excepcional manera de hacer las cosas que evidenció Islandia es la gestión de sus entrenadores. El sueco, Lars Lagerback, comenzó como director técnico en 2011 junto a su asistente, el prometedor entrenador islandés, Heimir Hallgrímsson, quien también es dentista. La Federación quiso mezclar la sabiduría de Lagerback tras décadas dirigiendo a distintos equipos (entre ellos a la selección de Suecia desde 2000 a 2009 y a Nigeria en 2010), con la juventud de un producto local que a la postre acabaría siendo el seleccionador. En 2013, director técnico y asistente compartieron el puesto de entrenador y en la actualidad, Hallgrímsson agarró el testigo de manera completa. Juntos y por separado, ambos imprimieron confianza al equipo, conceptos para estar en la élite y competir con selecciones de un calado internacional y experiencia para muchos abrumadora. Sin embargo, para los Gylfi Sigurðsson, Alfreð Finnbogason y Jóhann Berg Guðmundsson ya no hay miedo, sino nada que perder y mucho que ganar… pero sobre todo infinidad de sensaciones que disfrutar.
Islandia, coraje vikingo y un método futbolístico innovador
Países como Italia, Holanda y Estados Unidos miran a Islandia con la envidia con la que se mira a una selección clasificada con honores para la Copa del Mundo de Rusia. La extensión de esta pequeña isla es de 103,000 kilómetros cuadrados y cuenta con una población de casi 330,000 personas. Es ahí donde se mide su grandeza, en cómo este recóndito lugar logró clasificar para Rusia 2018 por primera vez en su historia. Su éxito no llegó de casualidad, sino tras una evolución ejecutada a conciencia. Es el fruto de un trabajo que lleva décadas en funcionamiento, el resultado de una manera de hacer las cosas que sirve de ejemplo para el resto del mundo. Esta combinación se perfecciona gracias a un coraje bien marcado en el carácter islandés, una bravura que se extiende dentro y fuera del terreno de juego, donde los aficionados enarbolaron su canto ‘¡Uh!’ con la misma pasión con la que erigen su bandera. La Federación de Fútbol de Islandia invirtió en infraestructuras durante los años noventa. Crearon estadios cubiertos más acordes con las condiciones climatológicas y gracias a ello su liga se extendió más allá del verano. De ser una competición de pocos meses, pasó a convertirse en una pugna de temporadas a la europea. Los ejecutivos del fútbol islandés se propusieron estar a la altura de los deportes más seguidos en el país: el balonmano y el waterpolo. Por esa razón, calcaron los procedimientos de ambos deportes para crear jugadores de élite capaces de competir en el extranjero y hacer de su selección un equipo aguerrido y de calidad. Durante la primera década del nuevo milenio, el que la superficie de Islandia estuviera cubierta de nieve desde noviembre a abril ya no era un problema. Con ese apartado solucionado y con nuevos complejos deportivos construidos, Islandia ya estaba preparada para formar a jugadores con un programa de fuerzas básicas muy parecido al de La Masía en Barcelona. Pero eso no acabó ahí, también formaron a entrenadores con una cifra deslumbrante: cuentan con 13 directores técnicos per cápita que Inglaterra, De esta manera, en 2011 la selección de fútbol sub-21 se clasificó para la Eurocopa. No pasaron de la fase de grupos, pero esos futbolistas acabaron por ser fundamentales. Cinco años después, aquel grupo joven e imberbe puso a su país en la Eurocopa de Francia 2016. Era la primera vez que Islandia se clasificaba para un torneo de selección absoluta y en esta ocasión sí fueron capaces de pasar de la fase de grupos. Tanto fue así que apearon de la competición a una Inglaterra en horas bajas y cayeron ante los galos en los cuartos de final (5-2). Francia tuvo que sudar para llevarse la victoria ante unos islandeses que expusieron al mundo entero su coraje vikingo. Debido a su papel en la Eurocopa no debería ser una sorpresa ver a Islandia en un Mundial, y no sólo eso, sino que se clasificó como primera de grupo por delante de Croacia con resultados tan sorprendentes como el 0-3 a Turquía. Los frutos se siguen recogiendo y los islandeses participarán en su primera Copa del Mundo con el orgullo de los deberes bien hechos. El resto es cuestión de perseguir el sueño y seguir haciendo valer su método, tan singular como efectivo. Otra de las excepcional manera de hacer las cosas que evidenció Islandia es la gestión de sus entrenadores. El sueco, Lars Lagerback, comenzó como director técnico en 2011 junto a su asistente, el prometedor entrenador islandés, Heimir Hallgrímsson, quien también es dentista. La Federación quiso mezclar la sabiduría de Lagerback tras décadas dirigiendo a distintos equipos (entre ellos a la selección de Suecia desde 2000 a 2009 y a Nigeria en 2010), con la juventud de un producto local que a la postre acabaría siendo el seleccionador. En 2013, director técnico y asistente compartieron el puesto de entrenador y en la actualidad, Hallgrímsson agarró el testigo de manera completa. Juntos y por separado, ambos imprimieron confianza al equipo, conceptos para estar en la élite y competir con selecciones de un calado internacional y experiencia para muchos abrumadora. Sin embargo, para los Gylfi Sigurðsson, Alfreð Finnbogason y Jóhann Berg Guðmundsson ya no hay miedo, sino nada que perder y mucho que ganar… pero sobre todo infinidad de sensaciones que disfrutar.
Países como Italia, Holanda y Estados Unidos miran a Islandia con la envidia con la que se mira a una selección clasificada con honores para la Copa del Mundo de Rusia. La extensión de esta pequeña isla es de 103,000 kilómetros cuadrados y cuenta con una población de casi 330,000 personas. Es ahí donde se mide su grandeza, en cómo este recóndito lugar logró clasificar para Rusia 2018 por primera vez en su historia. Su éxito no llegó de casualidad, sino tras una evolución ejecutada a conciencia. Es el fruto de un trabajo que lleva décadas en funcionamiento, el resultado de una manera de hacer las cosas que sirve de ejemplo para el resto del mundo. Esta combinación se perfecciona gracias a un coraje bien marcado en el carácter islandés, una bravura que se extiende dentro y fuera del terreno de juego, donde los aficionados enarbolaron su canto ‘¡Uh!’ con la misma pasión con la que erigen su bandera. La Federación de Fútbol de Islandia invirtió en infraestructuras durante los años noventa. Crearon estadios cubiertos más acordes con las condiciones climatológicas y gracias a ello su liga se extendió más allá del verano. De ser una competición de pocos meses, pasó a convertirse en una pugna de temporadas a la europea. Los ejecutivos del fútbol islandés se propusieron estar a la altura de los deportes más seguidos en el país: el balonmano y el waterpolo. Por esa razón, calcaron los procedimientos de ambos deportes para crear jugadores de élite capaces de competir en el extranjero y hacer de su selección un equipo aguerrido y de calidad. Durante la primera década del nuevo milenio, el que la superficie de Islandia estuviera cubierta de nieve desde noviembre a abril ya no era un problema. Con ese apartado solucionado y con nuevos complejos deportivos construidos, Islandia ya estaba preparada para formar a jugadores con un programa de fuerzas básicas muy parecido al de La Masía en Barcelona. Pero eso no acabó ahí, también formaron a entrenadores con una cifra deslumbrante: cuentan con 13 directores técnicos per cápita que Inglaterra, De esta manera, en 2011 la selección de fútbol sub-21 se clasificó para la Eurocopa. No pasaron de la fase de grupos, pero esos futbolistas acabaron por ser fundamentales. Cinco años después, aquel grupo joven e imberbe puso a su país en la Eurocopa de Francia 2016. Era la primera vez que Islandia se clasificaba para un torneo de selección absoluta y en esta ocasión sí fueron capaces de pasar de la fase de grupos. Tanto fue así que apearon de la competición a una Inglaterra en horas bajas y cayeron ante los galos en los cuartos de final (5-2). Francia tuvo que sudar para llevarse la victoria ante unos islandeses que expusieron al mundo entero su coraje vikingo. Debido a su papel en la Eurocopa no debería ser una sorpresa ver a Islandia en un Mundial, y no sólo eso, sino que se clasificó como primera de grupo por delante de Croacia con resultados tan sorprendentes como el 0-3 a Turquía. Los frutos se siguen recogiendo y los islandeses participarán en su primera Copa del Mundo con el orgullo de los deberes bien hechos. El resto es cuestión de perseguir el sueño y seguir haciendo valer su método, tan singular como efectivo. Otra de las excepcional manera de hacer las cosas que evidenció Islandia es la gestión de sus entrenadores. El sueco, Lars Lagerback, comenzó como director técnico en 2011 junto a su asistente, el prometedor entrenador islandés, Heimir Hallgrímsson, quien también es dentista. La Federación quiso mezclar la sabiduría de Lagerback tras décadas dirigiendo a distintos equipos (entre ellos a la selección de Suecia desde 2000 a 2009 y a Nigeria en 2010), con la juventud de un producto local que a la postre acabaría siendo el seleccionador. En 2013, director técnico y asistente compartieron el puesto de entrenador y en la actualidad, Hallgrímsson agarró el testigo de manera completa. Juntos y por separado, ambos imprimieron confianza al equipo, conceptos para estar en la élite y competir con selecciones de un calado internacional y experiencia para muchos abrumadora. Sin embargo, para los Gylfi Sigurðsson, Alfreð Finnbogason y Jóhann Berg Guðmundsson ya no hay miedo, sino nada que perder y mucho que ganar… pero sobre todo infinidad de sensaciones que disfrutar.
Islandia, coraje vikingo y un método futbolístico innovador
Países como Italia, Holanda y Estados Unidos miran a Islandia con la envidia con la que se mira a una selección clasificada con honores para la Copa del Mundo de Rusia. La extensión de esta pequeña isla es de 103,000 kilómetros cuadrados y cuenta con una población de casi 330,000 personas. Es ahí donde se mide su grandeza, en cómo este recóndito lugar logró clasificar para Rusia 2018 por primera vez en su historia. Su éxito no llegó de casualidad, sino tras una evolución ejecutada a conciencia. Es el fruto de un trabajo que lleva décadas en funcionamiento, el resultado de una manera de hacer las cosas que sirve de ejemplo para el resto del mundo. Esta combinación se perfecciona gracias a un coraje bien marcado en el carácter islandés, una bravura que se extiende dentro y fuera del terreno de juego, donde los aficionados enarbolaron su canto ‘¡Uh!’ con la misma pasión con la que erigen su bandera. La Federación de Fútbol de Islandia invirtió en infraestructuras durante los años noventa. Crearon estadios cubiertos más acordes con las condiciones climatológicas y gracias a ello su liga se extendió más allá del verano. De ser una competición de pocos meses, pasó a convertirse en una pugna de temporadas a la europea. Los ejecutivos del fútbol islandés se propusieron estar a la altura de los deportes más seguidos en el país: el balonmano y el waterpolo. Por esa razón, calcaron los procedimientos de ambos deportes para crear jugadores de élite capaces de competir en el extranjero y hacer de su selección un equipo aguerrido y de calidad. Durante la primera década del nuevo milenio, el que la superficie de Islandia estuviera cubierta de nieve desde noviembre a abril ya no era un problema. Con ese apartado solucionado y con nuevos complejos deportivos construidos, Islandia ya estaba preparada para formar a jugadores con un programa de fuerzas básicas muy parecido al de La Masía en Barcelona. Pero eso no acabó ahí, también formaron a entrenadores con una cifra deslumbrante: cuentan con 13 directores técnicos per cápita que Inglaterra, De esta manera, en 2011 la selección de fútbol sub-21 se clasificó para la Eurocopa. No pasaron de la fase de grupos, pero esos futbolistas acabaron por ser fundamentales. Cinco años después, aquel grupo joven e imberbe puso a su país en la Eurocopa de Francia 2016. Era la primera vez que Islandia se clasificaba para un torneo de selección absoluta y en esta ocasión sí fueron capaces de pasar de la fase de grupos. Tanto fue así que apearon de la competición a una Inglaterra en horas bajas y cayeron ante los galos en los cuartos de final (5-2). Francia tuvo que sudar para llevarse la victoria ante unos islandeses que expusieron al mundo entero su coraje vikingo. Debido a su papel en la Eurocopa no debería ser una sorpresa ver a Islandia en un Mundial, y no sólo eso, sino que se clasificó como primera de grupo por delante de Croacia con resultados tan sorprendentes como el 0-3 a Turquía. Los frutos se siguen recogiendo y los islandeses participarán en su primera Copa del Mundo con el orgullo de los deberes bien hechos. El resto es cuestión de perseguir el sueño y seguir haciendo valer su método, tan singular como efectivo. Otra de las excepcional manera de hacer las cosas que evidenció Islandia es la gestión de sus entrenadores. El sueco, Lars Lagerback, comenzó como director técnico en 2011 junto a su asistente, el prometedor entrenador islandés, Heimir Hallgrímsson, quien también es dentista. La Federación quiso mezclar la sabiduría de Lagerback tras décadas dirigiendo a distintos equipos (entre ellos a la selección de Suecia desde 2000 a 2009 y a Nigeria en 2010), con la juventud de un producto local que a la postre acabaría siendo el seleccionador. En 2013, director técnico y asistente compartieron el puesto de entrenador y en la actualidad, Hallgrímsson agarró el testigo de manera completa. Juntos y por separado, ambos imprimieron confianza al equipo, conceptos para estar en la élite y competir con selecciones de un calado internacional y experiencia para muchos abrumadora. Sin embargo, para los Gylfi Sigurðsson, Alfreð Finnbogason y Jóhann Berg Guðmundsson ya no hay miedo, sino nada que perder y mucho que ganar… pero sobre todo infinidad de sensaciones que disfrutar.
<p>Las lesiones tuvieron buena parte de culpa de que Robert Prosinecki, Mejor Joven de Italia 90, no llegara tan lejos como se esperaba. Su selección, Yugoslavia, cayó en cuartos ante Argentina, pero fue una de las sensaciones del torneo. El centrocampista ganó la Copa de Europa con el Estrella Roja y firmó después por el Real Madrid, donde no tuvo demasiada suerte. Posteriormente pasó por una larga lista de equipos (Oviedo, Barcelona, Sevilla, Croacia de Zagreb, Standard de Lieja…) hasta su retirada definitiva en 2005. Con la selección croata llegó a las semifinales de Francia 98. (Foto: Getty Images). </p>
Robert Prosinecki (Italia 90)

Las lesiones tuvieron buena parte de culpa de que Robert Prosinecki, Mejor Joven de Italia 90, no llegara tan lejos como se esperaba. Su selección, Yugoslavia, cayó en cuartos ante Argentina, pero fue una de las sensaciones del torneo. El centrocampista ganó la Copa de Europa con el Estrella Roja y firmó después por el Real Madrid, donde no tuvo demasiada suerte. Posteriormente pasó por una larga lista de equipos (Oviedo, Barcelona, Sevilla, Croacia de Zagreb, Standard de Lieja…) hasta su retirada definitiva en 2005. Con la selección croata llegó a las semifinales de Francia 98. (Foto: Getty Images).

ELX67. MIAMI (EE.UU.), 21/03/2018.- Donna Vekic de Croacia devuelve una bola a Camila Giorgi de Italia hoy, miércoles 21 de marzo de 2018, durante un partido de tenis de la primera ronda del Abierto de Miami, en Miami (EE.UU.). EFE/ERIK S. LESSER
ELX67. MIAMI (EE.UU.), 21/03/2018.- Donna Vekic de Croacia devuelve una bola a Camila Giorgi de Italia hoy, miércoles 21 de marzo de 2018, durante un partido de tenis de la primera ronda del Abierto de Miami, en Miami (EE.UU.). EFE/ERIK S. LESSER
ELX67. MIAMI (EE.UU.), 21/03/2018.- Donna Vekic de Croacia devuelve una bola a Camila Giorgi de Italia hoy, miércoles 21 de marzo de 2018, durante un partido de tenis de la primera ronda del Abierto de Miami, en Miami (EE.UU.). EFE/ERIK S. LESSER
ELX67. MIAMI (EE.UU.), 21/03/2018.- Donna Vekic de Croacia devuelve una bola a Camila Giorgi de Italia hoy, miércoles 21 de marzo de 2018, durante un partido de tenis de la primera ronda del Abierto de Miami, en Miami (EE.UU.). EFE/ERIK S. LESSER
ELX67. MIAMI (EE.UU.), 21/03/2018.- Donna Vekic de Croacia devuelve una bola a Camila Giorgi de Italia hoy, miércoles 21 de marzo de 2018, durante un partido de tenis de la primera ronda del Abierto de Miami, en Miami (EE.UU.). EFE/ERIK S. LESSER
ELX67. MIAMI (EE.UU.), 21/03/2018.- Donna Vekic de Croacia devuelve una bola a Camila Giorgi de Italia hoy, miércoles 21 de marzo de 2018, durante un partido de tenis de la primera ronda del Abierto de Miami, en Miami (EE.UU.). EFE/ERIK S. LESSER
ELX67. MIAMI (EE.UU.), 21/03/2018.- Donna Vekic de Croacia devuelve una bola a Camila Giorgi de Italia hoy, miércoles 21 de marzo de 2018, durante un partido de tenis de la primera ronda del Abierto de Miami, en Miami (EE.UU.). EFE/ERIK S. LESSER
ELX67. MIAMI (EE.UU.), 21/03/2018.- Donna Vekic de Croacia devuelve una bola a Camila Giorgi de Italia hoy, miércoles 21 de marzo de 2018, durante un partido de tenis de la primera ronda del Abierto de Miami, en Miami (EE.UU.). EFE/ERIK S. LESSER
ELX67. MIAMI (EE.UU.), 21/03/2018.- Donna Vekic de Croacia devuelve una bola a Camila Giorgi de Italia hoy, miércoles 21 de marzo de 2018, durante un partido de tenis de la primera ronda del Abierto de Miami, en Miami (EE.UU.). EFE/ERIK S. LESSER
ELX67. MIAMI (EE.UU.), 21/03/2018.- Camila Giorgi de Italia reacciona ante Donna Vekic de Croacia hoy, miércoles 21 de marzo de 2018, durante un partido de tenis de la primera ronda del Abierto de Miami, en Miami (EE.UU.). EFE/ERIK S. LESSER
ELX67. MIAMI (EE.UU.), 21/03/2018.- Camila Giorgi de Italia reacciona ante Donna Vekic de Croacia hoy, miércoles 21 de marzo de 2018, durante un partido de tenis de la primera ronda del Abierto de Miami, en Miami (EE.UU.). EFE/ERIK S. LESSER
ELX67. MIAMI (EE.UU.), 21/03/2018.- Camila Giorgi de Italia reacciona ante Donna Vekic de Croacia hoy, miércoles 21 de marzo de 2018, durante un partido de tenis de la primera ronda del Abierto de Miami, en Miami (EE.UU.). EFE/ERIK S. LESSER
ELX67. MIAMI (EE.UU.), 21/03/2018.- Camila Giorgi de Italia devuelve una bola a Donna Vekic de Croacia hoy, miércoles 21 de marzo de 2018, durante un partido de tenis de la primera ronda del Abierto de Miami, en Miami (EE.UU.). EFE/ERIK S. LESSER
ELX67. MIAMI (EE.UU.), 21/03/2018.- Camila Giorgi de Italia devuelve una bola a Donna Vekic de Croacia hoy, miércoles 21 de marzo de 2018, durante un partido de tenis de la primera ronda del Abierto de Miami, en Miami (EE.UU.). EFE/ERIK S. LESSER
ELX67. MIAMI (EE.UU.), 21/03/2018.- Camila Giorgi de Italia devuelve una bola a Donna Vekic de Croacia hoy, miércoles 21 de marzo de 2018, durante un partido de tenis de la primera ronda del Abierto de Miami, en Miami (EE.UU.). EFE/ERIK S. LESSER
ELX67. MIAMI (EE.UU.), 21/03/2018.- Camila Giorgi de Italia devuelve una bola a Donna Vekic de Croacia hoy, miércoles 21 de marzo de 2018, durante un partido de tenis de la primera ronda del Abierto de Miami, en Miami (EE.UU.). EFE/ERIK S. LESSER
ELX67. MIAMI (EE.UU.), 21/03/2018.- Camila Giorgi de Italia devuelve una bola a Donna Vekic de Croacia hoy, miércoles 21 de marzo de 2018, durante un partido de tenis de la primera ronda del Abierto de Miami, en Miami (EE.UU.). EFE/ERIK S. LESSER
ELX67. MIAMI (EE.UU.), 21/03/2018.- Camila Giorgi de Italia devuelve una bola a Donna Vekic de Croacia hoy, miércoles 21 de marzo de 2018, durante un partido de tenis de la primera ronda del Abierto de Miami, en Miami (EE.UU.). EFE/ERIK S. LESSER
ELX67. MIAMI (EE.UU.), 21/03/2018.- Camila Giorgi de Italia devuelve una bola a Donna Vekic de Croacia hoy, miércoles 21 de marzo de 2018, durante un partido de tenis de la primera ronda del Abierto de Miami, en Miami (EE.UU.). EFE/ERIK S. LESSER
ELX67. MIAMI (EE.UU.), 21/03/2018.- Camila Giorgi de Italia devuelve una bola a Donna Vekic de Croacia hoy, miércoles 21 de marzo de 2018, durante un partido de tenis de la primera ronda del Abierto de Miami, en Miami (EE.UU.). EFE/ERIK S. LESSER
ELX67. MIAMI (EE.UU.), 21/03/2018.- Camila Giorgi de Italia devuelve una bola a Donna Vekic de Croacia hoy, miércoles 21 de marzo de 2018, durante un partido de tenis de la primera ronda del Abierto de Miami, en Miami (EE.UU.). EFE/ERIK S. LESSER
<p>México no la tuvo fácil, pues tuvo que medirse ante Italia, Croacia y Ecuador en el Grupo G. Sin embargo, el equipo del Vasco Aguirre estuvo a la altura de las circunstancias y se quedó con la punta, producto de dos victorias y un empate ante la Azzurra. Ya en octavos de final cayó de manera sorpresiva ante su acérrimo rival de zona: Estados Unidos. / Foto: Goal </p>
Corea-Japón 2006

México no la tuvo fácil, pues tuvo que medirse ante Italia, Croacia y Ecuador en el Grupo G. Sin embargo, el equipo del Vasco Aguirre estuvo a la altura de las circunstancias y se quedó con la punta, producto de dos victorias y un empate ante la Azzurra. Ya en octavos de final cayó de manera sorpresiva ante su acérrimo rival de zona: Estados Unidos. / Foto: Goal

<p>El “Conejo” estaba en el mejor nivel futbolístico de su carrera y fue titular con México en el Mundial de Corea y Japón 2002 en los cuatro partidos: ante Croacia, Ecuador, Italia y Estados Unidos. / Foto: Goal </p>
9- Mundial en 2002

El “Conejo” estaba en el mejor nivel futbolístico de su carrera y fue titular con México en el Mundial de Corea y Japón 2002 en los cuatro partidos: ante Croacia, Ecuador, Italia y Estados Unidos. / Foto: Goal

<p>La casa en la que pasó su niñez el que fuera jefe de Estado Mayor del ejército de los serbios en Bosnia aún se mantiene en pie. Ratko Mladic fue criado en un fuerte ambiente bélico y nacionalista, ya que cuando nació su pueblo pertenecía al efímero Estado Independiente de Croacia, un estado títere creado por la Alemania nazi y la Italia fascista tras la desmembración del Reino de Yugoslavia en la Segunda Guerra Mundial. (Foto: Dado Ruvic / Reuters). </p>
Bozanovici, la pequeña aldea bosnia que considera a Mladic un héroe

La casa en la que pasó su niñez el que fuera jefe de Estado Mayor del ejército de los serbios en Bosnia aún se mantiene en pie. Ratko Mladic fue criado en un fuerte ambiente bélico y nacionalista, ya que cuando nació su pueblo pertenecía al efímero Estado Independiente de Croacia, un estado títere creado por la Alemania nazi y la Italia fascista tras la desmembración del Reino de Yugoslavia en la Segunda Guerra Mundial. (Foto: Dado Ruvic / Reuters).

<p>La regata arranca junto al Castillo de Miramare y recorre 15 millas de las aguas del norte de Italia, Croacia y Eslovenia para terminar frente a la Piazza Unità d’Italia de Trieste. (Foto: Stefano Rellandini / Reuters). </p>
Barcolana, la regata más multitudinaria del mundo

La regata arranca junto al Castillo de Miramare y recorre 15 millas de las aguas del norte de Italia, Croacia y Eslovenia para terminar frente a la Piazza Unità d’Italia de Trieste. (Foto: Stefano Rellandini / Reuters).

El tenista argentino Juan Martín del Potro muestra la Copa Davis ganada en Croacia tras la llegada del equipo a Buenos Aires, Argentina. 29 noviembre 2016. Del Potro puso en duda su participación en el Abierto de Australia y en la eliminatoria de la Copa Davis ante Italia por la cercanía de la primera competición y porque la segunda se disputará sobre polvo de ladrillo, superficie en la que no se siente cómodo. REUTERS/Agustin Marcarian
El tenista argentino Juan Martín del Potro muestra la Copa Davis ganada en Croacia tras la llegada del equipo a Buenos Aires, Argentina.
El tenista argentino Juan Martín del Potro muestra la Copa Davis ganada en Croacia tras la llegada del equipo a Buenos Aires, Argentina. 29 noviembre 2016. Del Potro puso en duda su participación en el Abierto de Australia y en la eliminatoria de la Copa Davis ante Italia por la cercanía de la primera competición y porque la segunda se disputará sobre polvo de ladrillo, superficie en la que no se siente cómodo. REUTERS/Agustin Marcarian
<p><b><b><b>Copa Davis, Argentina campeón<b> – La mayor potencia del tenis latinoamericano pudo ganar por primera vez la mítica Copa Davis. El sólido equipo que formó Daniel Orsanic venció fuera de casa a Polonia, Italia, Gran Bretaña y Croacia, en ese orden. El equipo argentino de la hazaña estuvo conformado por Guido Pella, Leonardo Mayer, Federico Delbonis, y Juan Martín del Potro. / Foto: Getty Images </b></b></b></b></p>
Copa Davis, Argentina campeón – La mayor potencia del tenis latinoamericano pudo ganar por primera vez la mítica Copa Davis. El sólido equipo que formó Daniel Orsanic venció fuera de casa a Polonia, Italia, Gran Bretaña y Croacia, en ese orden. El equipo argentino de la hazaña estuvo conformado por Guido Pella, Leonardo Mayer, Federico Delbonis, y Juan Martín del Potro. / Foto: Getty Images

Copa Davis, Argentina campeón – La mayor potencia del tenis latinoamericano pudo ganar por primera vez la mítica Copa Davis. El sólido equipo que formó Daniel Orsanic venció fuera de casa a Polonia, Italia, Gran Bretaña y Croacia, en ese orden. El equipo argentino de la hazaña estuvo conformado por Guido Pella, Leonardo Mayer, Federico Delbonis, y Juan Martín del Potro. / Foto: Getty Images

<p><b>Federico Delbonis</b> – 26 años – 41° en el ranking – De menos a más para el tenista de Azul. Ganó el World Tour 250 de Marruecos en abril. Pero sus mejores actuaciones estuvieron en la Copa Davis. En julio fue fundamental para darle el 2do y 4to punto a los argentinos contra Italia. Y cerró el año con el punto definitivo ante Ivo Karlovic de Croacia para ganar la “Ensaladera de plata”. /Foto: AP </p>
Croatia Tennis Davis Cup Argentina

Federico Delbonis – 26 años – 41° en el ranking – De menos a más para el tenista de Azul. Ganó el World Tour 250 de Marruecos en abril. Pero sus mejores actuaciones estuvieron en la Copa Davis. En julio fue fundamental para darle el 2do y 4to punto a los argentinos contra Italia. Y cerró el año con el punto definitivo ante Ivo Karlovic de Croacia para ganar la “Ensaladera de plata”. /Foto: AP

<p>España, una actuación para olvidar: España empezó con buen pie el torneo gracias a dos victorias ante República Checa y Turquía, pero una derrota ante Croacia obligó a cruzarse con Italia. Un mal partido provocó que La Roja hiciera las maletas y volviera a casa (Reuters). </p>
Así fue la Eurocopa en la que Portugal se coronó

España, una actuación para olvidar: España empezó con buen pie el torneo gracias a dos victorias ante República Checa y Turquía, pero una derrota ante Croacia obligó a cruzarse con Italia. Un mal partido provocó que La Roja hiciera las maletas y volviera a casa (Reuters).

Siete fueron los jugadores nacionales que marcaron goles en las ligas extranjeras. Hubo gritos en Alemania, España, México, Italia, Croacia, Canadá y Turquía.
Un fin de semana bien chileno
Siete fueron los jugadores nacionales que marcaron goles en las ligas extranjeras. Hubo gritos en Alemania, España, México, Italia, Croacia, Canadá y Turquía.
Siete fueron los jugadores nacionales que marcaron goles en las ligas extranjeras. Hubo gritos en Alemania, España, México, Italia, Croacia, Canadá y Turquía.
Un fin de semana bien chileno
Siete fueron los jugadores nacionales que marcaron goles en las ligas extranjeras. Hubo gritos en Alemania, España, México, Italia, Croacia, Canadá y Turquía.
Imagen de archivo del equipo argentino de Copa Davis tras derrotar a su par británico en Glasgow, sep 18, 2016. Argentina recibirá a Italia en la primera ronda del Grupo Mundial de la Copa Davis del próximo año, mientras que España visitará a Croacia, según lo determinó el sorteo realizado el jueves. Action Images via Reuters / Andrew Boyers Livepic IMAGEN SOLO PARA USO EDITORIAL.
Imagen de archivo del equipo argentino de Copa Davis tras derrotar a su par británico en Glasgow
Imagen de archivo del equipo argentino de Copa Davis tras derrotar a su par británico en Glasgow, sep 18, 2016. Argentina recibirá a Italia en la primera ronda del Grupo Mundial de la Copa Davis del próximo año, mientras que España visitará a Croacia, según lo determinó el sorteo realizado el jueves. Action Images via Reuters / Andrew Boyers Livepic IMAGEN SOLO PARA USO EDITORIAL.
La selección medirá su recuperación después del desplome contra Croacia ante una selección a la que tiene cogida la medida desde hace ocho años
España elimina a Italia, la mejor apuesta del lunes en la Euro 2016
La selección medirá su recuperación después del desplome contra Croacia ante una selección a la que tiene cogida la medida desde hace ocho años
La selección medirá su recuperación después del desplome contra Croacia ante una selección a la que tiene cogida la medida desde hace ocho años
España elimina a Italia, la mejor apuesta del lunes en la Euro 2016
La selección medirá su recuperación después del desplome contra Croacia ante una selección a la que tiene cogida la medida desde hace ocho años
La selección medirá su recuperación después del desplome contra Croacia ante una selección a la que tiene cogida la medida desde hace ocho años
España elimina a Italia, la mejor apuesta del lunes en la Euro 2016
La selección medirá su recuperación después del desplome contra Croacia ante una selección a la que tiene cogida la medida desde hace ocho años
El centrocampista de la Roja analiza la derrota frente a Croacia y el próximo encuentro contra Italia
Sergio Busquets: Pudimos haber matado el partido contra Croacia
El centrocampista de la Roja analiza la derrota frente a Croacia y el próximo encuentro contra Italia
Las críticas a la actuación de David de Gea en la derrota de España por 2-1 ante Croacia están motivando aún más al portero español para mejorar su actuación en el próximo partido frente a Italia en la Eurocopa 2016. En la imagen, el De Gea despeja un balón durante el partido contra Croacia en la Euro 2016, en el Stade de Burdeos, Francia- 21/6/16. REUTERS/Michael Dalder
De Gea convierte las críticas en inspiración
Las críticas a la actuación de David de Gea en la derrota de España por 2-1 ante Croacia están motivando aún más al portero español para mejorar su actuación en el próximo partido frente a Italia en la Eurocopa 2016. En la imagen, el De Gea despeja un balón durante el partido contra Croacia en la Euro 2016, en el Stade de Burdeos, Francia- 21/6/16. REUTERS/Michael Dalder
Rusia, Croacia, Italia o Eslovenia son algunos de los países que han quedado prendados con <i>El secreto de Puente Viejo</i>. La ficción de época que emite Antena 3 diariamente ha recorrido Europa, convirtiendo a sus protagonistas en auténticas estrellas. Parece increíble que un pequeño enclave asturiano haya podido exportarse con tanto éxito. (©Atresmedia)
El secreto de Puente Viejo
Rusia, Croacia, Italia o Eslovenia son algunos de los países que han quedado prendados con El secreto de Puente Viejo. La ficción de época que emite Antena 3 diariamente ha recorrido Europa, convirtiendo a sus protagonistas en auténticas estrellas. Parece increíble que un pequeño enclave asturiano haya podido exportarse con tanto éxito. (©Atresmedia)
Los de Antonio Conte remontaron en el último cuarto de hora y echaron una mano a los croatas para que ambos estén en Francia el próximo verano
Italia 2-1 Noruega: La Azzurra hace que la Croacia de Rakitic y Modric jueguen la Euro
Los de Antonio Conte remontaron en el último cuarto de hora y echaron una mano a los croatas para que ambos estén en Francia el próximo verano
La Azzurra, líder del Grupo H, depende de sí misma: si vence a Azerbaiyán, clasificará. El empate sólo le servirá si Croacia no le gana a Bulgaría.
Si gana, Italia clasificará a la Eurocopa 2016
La Azzurra, líder del Grupo H, depende de sí misma: si vence a Azerbaiyán, clasificará. El empate sólo le servirá si Croacia no le gana a Bulgaría.
La Azzurra, líder del Grupo H, depende de sí misma: si vence a Azerbaiyán, clasificará. El empate sólo le servirá si Croacia no le gana a Bulgaría.
Si gana, Italia clasificará a la Eurocopa 2016
La Azzurra, líder del Grupo H, depende de sí misma: si vence a Azerbaiyán, clasificará. El empate sólo le servirá si Croacia no le gana a Bulgaría.
Una esvástica dibujada en el estadio Poljud de Split el 12 de junio de 2015, en el día de un partido clasificatorio para la Eurocopa de 2016 entre Croacia e Italia (AFP/Archivos | Andrej Isakovic)
Una esvástica dibujada en el estadio Poljud de Split el 12 de junio de 2015, en el día de un partido clasificatorio para la Eurocopa de 2016 entre Croacia e Italia
Una esvástica dibujada en el estadio Poljud de Split el 12 de junio de 2015, en el día de un partido clasificatorio para la Eurocopa de 2016 entre Croacia e Italia (AFP/Archivos | Andrej Isakovic)
Una esvástica dibujada en el estadio Poljud de Split el 12 de junio de 2015, en el día de un partido clasificatorio para la Eurocopa de 2016 entre Croacia e Italia (AFP/Archivos | Andrej Isakovic)
Una esvástica dibujada en el estadio Poljud de Split el 12 de junio de 2015, en el día de un partido clasificatorio para la Eurocopa de 2016 entre Croacia e Italia
Una esvástica dibujada en el estadio Poljud de Split el 12 de junio de 2015, en el día de un partido clasificatorio para la Eurocopa de 2016 entre Croacia e Italia (AFP/Archivos | Andrej Isakovic)
Croatia e Italia jugarán a puerta cerrada el partido de clasificación para la Eurocopa 2016 el viernes, después de que el país balcánico recibiera una sanción después de varios altercados en los que participaron sus aficionados. En la imagen, aficionados croatas lanzan bengalas al campo durante el partido de clasificación para la Eurocopa contra Italia en el estadio de San Siro, en Milán, el 16 de noviembre de 2014. REUTERS/Alessandro Garofalo
Croacia e Italia jugarán la fase de clasificación de la Eurocopa a puerta cerrada
Croatia e Italia jugarán a puerta cerrada el partido de clasificación para la Eurocopa 2016 el viernes, después de que el país balcánico recibiera una sanción después de varios altercados en los que participaron sus aficionados. En la imagen, aficionados croatas lanzan bengalas al campo durante el partido de clasificación para la Eurocopa contra Italia en el estadio de San Siro, en Milán, el 16 de noviembre de 2014. REUTERS/Alessandro Garofalo
Aficionados lanzan bengalas sobre el campo de juego del estadio San Siro obligando a detener el partido de clasificación para la Eurocopa-2016 entre Italia y Croacia, el 16 de noviembre de 2014 (AFP | Giuseppe Cacace)
Aficionados lanzan bengalas sobre el campo de juego del estadio San Siro obligando a detener el partido de clasificación para la Eurocopa-2016 entre Italia y Croacia, el 16 de noviembre de 2014
Aficionados lanzan bengalas sobre el campo de juego del estadio San Siro obligando a detener el partido de clasificación para la Eurocopa-2016 entre Italia y Croacia, el 16 de noviembre de 2014 (AFP | Giuseppe Cacace)
Aficionados lanzan bengalas sobre el campo de juego del estadio San Siro obligando a detener el partido de clasificación para la Eurocopa-2016 entre Italia y Croacia, el 16 de noviembre de 2014 (AFP | Giuseppe Cacace)
Aficionados lanzan bengalas sobre el campo de juego del estadio San Siro obligando a detener el partido de clasificación para la Eurocopa-2016 entre Italia y Croacia, el 16 de noviembre de 2014
Aficionados lanzan bengalas sobre el campo de juego del estadio San Siro obligando a detener el partido de clasificación para la Eurocopa-2016 entre Italia y Croacia, el 16 de noviembre de 2014 (AFP | Giuseppe Cacace)
Holanda conquistó un revitalizador 6-0 como local sobre Letonia el domingo, en el partido del Grupo A de clasificación para la Eurocopa 2016, lo que alivió la presión sobre el complicado entrenador Guus Hiddink, mientras que Italia no pudo vencer a Croacia y se tuvo que conformar con una igualdad 1-1. En la imagen, el jugador holandés Klaas-Jan Huntelaar (2º I) marca un gol contra Letonia, en Amsterdam, el 16 de noviembre de 2014. REUTERS/Paul Vreeker/United Photos
Holanda golea a Letonia e Italia empata con Croacia
Holanda conquistó un revitalizador 6-0 como local sobre Letonia el domingo, en el partido del Grupo A de clasificación para la Eurocopa 2016, lo que alivió la presión sobre el complicado entrenador Guus Hiddink, mientras que Italia no pudo vencer a Croacia y se tuvo que conformar con una igualdad 1-1. En la imagen, el jugador holandés Klaas-Jan Huntelaar (2º I) marca un gol contra Letonia, en Amsterdam, el 16 de noviembre de 2014. REUTERS/Paul Vreeker/United Photos
Un bombero remueve una bengala lanzada por un hincha durante el choque entre Italia y Croacia en Milán el 16 de noviembre de 2014, por la clasificatoria a la Eurocopa-2016. (AFP | Giuseppe Cacace)
Un bombero remueve una bengala lanzada por un hincha durante el choque entre Italia y Croacia en Milán el 16 de noviembre de 2014, por la clasificatoria a la Eurocopa-2016.
Un bombero remueve una bengala lanzada por un hincha durante el choque entre Italia y Croacia en Milán el 16 de noviembre de 2014, por la clasificatoria a la Eurocopa-2016. (AFP | Giuseppe Cacace)
El mediocampista Antonio Candreva (suelo) celebra con sus compañeros luego de anotar en el choque entre Italia y Croacia, el 16 de noviembre de 2014 en Milán por la eliminatoria a la Eurocopa-2016. (AFP | Giuseppe Cacace)
El mediocampista Antonio Candreva (suelo) celebra con sus compañeros luego de anotar en el choque entre Italia y Croacia, el 16 de noviembre de 2014 en Milán por la eliminatoria a la Eurocopa-2016.
El mediocampista Antonio Candreva (suelo) celebra con sus compañeros luego de anotar en el choque entre Italia y Croacia, el 16 de noviembre de 2014 en Milán por la eliminatoria a la Eurocopa-2016. (AFP | Giuseppe Cacace)
El mediocampista Antonio Candreva (suelo) celebra con sus compañeros luego de anotar en el choque entre Italia y Croacia, el 16 de noviembre de 2014 en Milán por la eliminatoria a la Eurocopa-2016. (AFP | Giuseppe Cacace)
El mediocampista Antonio Candreva (suelo) celebra con sus compañeros luego de anotar en el choque entre Italia y Croacia, el 16 de noviembre de 2014 en Milán por la eliminatoria a la Eurocopa-2016.
El mediocampista Antonio Candreva (suelo) celebra con sus compañeros luego de anotar en el choque entre Italia y Croacia, el 16 de noviembre de 2014 en Milán por la eliminatoria a la Eurocopa-2016. (AFP | Giuseppe Cacace)
El entrenador de la selección de Croacia, Niko Kovac, en un encuentro ante Bulgaria por el grupo H de las clasificatorias de la Euro en Sofia, oct 10 2014. La selección croata reservará a sus mejores futbolistas para el encuentro de este mes con Italia por la clasificación a la Eurocopa 2016, por lo que Luka Modric, Ivan Rakitic y Mario Mandzukic no estarán en el amistoso ante Argentina que se jugará unos días antes, confirmó el jueves el entrenador. REUTERS/Stoyan Nenov
El entrenador de la selección de Croacia, Niko Kovac, en un encuentro ante Bulgaria por el grupo H de las clasificatorias de la Euro en Sofia
El entrenador de la selección de Croacia, Niko Kovac, en un encuentro ante Bulgaria por el grupo H de las clasificatorias de la Euro en Sofia, oct 10 2014. La selección croata reservará a sus mejores futbolistas para el encuentro de este mes con Italia por la clasificación a la Eurocopa 2016, por lo que Luka Modric, Ivan Rakitic y Mario Mandzukic no estarán en el amistoso ante Argentina que se jugará unos días antes, confirmó el jueves el entrenador. REUTERS/Stoyan Nenov
Imagen de archivo del zaguero mexicano Rafael Márquez celebrando tras convertir frente a Croacia en su duelo por el grupo A de la Copa del Mundo de Brasil en Pernambuco, jun 23 2014. Rafael Márquez, capitán de la selección mexicana de fútbol, dijo el lunes que regresará a Europa para jugar por un año en el Hellas Verona de la Serie A de Italia, después de conquistar el bicampeonato de la liga local con el León y disputar su cuarto Mundial con el &quot;Tri&quot;. REUTERS/Paul Hanna
Imagen de archivo del zaguero mexicano Rafael Márquez celebrando tras convertir frente a Croacia en su duelo por el grupo A de la Copa del Mundo de Brasil en Pernambuco
Imagen de archivo del zaguero mexicano Rafael Márquez celebrando tras convertir frente a Croacia en su duelo por el grupo A de la Copa del Mundo de Brasil en Pernambuco, jun 23 2014. Rafael Márquez, capitán de la selección mexicana de fútbol, dijo el lunes que regresará a Europa para jugar por un año en el Hellas Verona de la Serie A de Italia, después de conquistar el bicampeonato de la liga local con el León y disputar su cuarto Mundial con el "Tri". REUTERS/Paul Hanna
Imagen de archivo del entrenador de la selección brasileña de fútbol, Luiz Felipe Scolari, en un partido de la Liga de Campeones en París, Abril 2, 2014. La selección brasileña de fútbol comenzará a entrenar para el Mundial retrasada respecto a varios adversarios, como Croacia, su rival en el debut, y otros candidatos al título como Alemania, Italia y Francia. REUTERS/Gonzalo Fuentes
Imagen de archivo del entrenador de la selección brasileña de fútbol, Luiz Felipe Scolari, en un partido de la Liga de Campeones
Imagen de archivo del entrenador de la selección brasileña de fútbol, Luiz Felipe Scolari, en un partido de la Liga de Campeones en París, Abril 2, 2014. La selección brasileña de fútbol comenzará a entrenar para el Mundial retrasada respecto a varios adversarios, como Croacia, su rival en el debut, y otros candidatos al título como Alemania, Italia y Francia. REUTERS/Gonzalo Fuentes
Italy's Stefano Tempesti fails to stop the ball during the men's water polo gold medal match Croatia vs Italy at the London 2012 Olympic Games in London on August 12, 2012. AFP PHOTO / ADEK BERRY
Waterpolo - Croacia, campeona olímpica ante Italia
Italy's Stefano Tempesti fails to stop the ball during the men's water polo gold medal match Croatia vs Italy at the London 2012 Olympic Games in London on August 12, 2012. AFP PHOTO / ADEK BERRY
El jugador de Croacia, Mario Mandzukic, festeja un gol contra Italia en la Eurocopa el jueves, 14 de junio de 2012, en Poznan, Polonia. (AP Photo/Antonio Calanni)
El jugador de Croacia, Mario Mandzukic, festeja un gol contra Italia en la Eurocopa el jueves, 14 de junio de 2012, en Poznan, Polonia. (AP Photo/Antonio Calanni)
El jugador de Croacia, Mario Mandzukic, festeja un gol contra Italia en la Eurocopa el jueves, 14 de junio de 2012, en Poznan, Polonia. (AP Photo/Antonio Calanni)
Al arquero de Croacia, Stipe Pletikosa, se lanza infructuosamente en busca de desviar un tiro libre de Andrea Pirlo, de Italia, en el partido de la Eurocopa disputado el jueves 14 de junio de 2012 en Poznan, Polonia (AP Foto/Jon Super).
Al arquero de Croacia, Stipe Pletikosa, se lanza infructuosamente en busca de desviar un tiro libre de Andrea Pirlo, de Italia, en el partido de la Eurocopa disputado el jueves 14 de junio de 2012 en Poznan, Polonia (AP Foto/Jon Super).
Al arquero de Croacia, Stipe Pletikosa, se lanza infructuosamente en busca de desviar un tiro libre de Andrea Pirlo, de Italia, en el partido de la Eurocopa disputado el jueves 14 de junio de 2012 en Poznan, Polonia (AP Foto/Jon Super).
Emanuele Giaccherini, izquierda, de Italia disputa un balón con Mario Mandzukic de Croacia, derecha, durante un partido entre ambas selecciones por la Eurocopa, en Poznan, Polonia, el jueves 14 de junio de 2012. (Foto AP/Antonio Calanni)
Emanuele Giaccherini, izquierda, de Italia disputa un balón con Mario Mandzukic de Croacia, derecha, durante un partido entre ambas selecciones por la Eurocopa, en Poznan, Polonia, el jueves 14 de junio de 2012. (Foto AP/Antonio Calanni)
Emanuele Giaccherini, izquierda, de Italia disputa un balón con Mario Mandzukic de Croacia, derecha, durante un partido entre ambas selecciones por la Eurocopa, en Poznan, Polonia, el jueves 14 de junio de 2012. (Foto AP/Antonio Calanni)
Angelo Ogbonna, derecha, de la selección de Italia disputa un balón a su colega Mario Balotelli, que posteriormente se vio obligado a dejar el entrenamiento debido a un problema muscular, en el centro deportivo Coverciano, cerca de Florencia, Italia, el lunes 4 de junio de 2012. Italia enfrentará a España, Croacia e Irlanda en el Grupo C de la próxima Eurocopa. (Foto AP/Fabrizio Giovannozzi)
Angelo Ogbonna, derecha, de la selección de Italia disputa un balón a su colega Mario Balotelli, que posteriormente se vio obligado a dejar el entrenamiento debido a un problema muscular, en el centro deportivo Coverciano, cerca de Florencia, Italia, el lunes 4 de junio de 2012. Italia enfrentará a España, Croacia e Irlanda en el Grupo C de la próxima Eurocopa. (Foto AP/Fabrizio Giovannozzi)
Angelo Ogbonna, derecha, de la selección de Italia disputa un balón a su colega Mario Balotelli, que posteriormente se vio obligado a dejar el entrenamiento debido a un problema muscular, en el centro deportivo Coverciano, cerca de Florencia, Italia, el lunes 4 de junio de 2012. Italia enfrentará a España, Croacia e Irlanda en el Grupo C de la próxima Eurocopa. (Foto AP/Fabrizio Giovannozzi)

Qué leer a continuación