Lo más leído en 2019 | Estas son las comidas españolas más raras para los extranjeros

Yahoo Noticias

Además del sol, las playas, el patrimonio o la vida nocturna, una de las grandes atracciones que España ofrece a los millones de personas que la visitan cada año es su gastronomía. A los extranjeros les encanta la paella, la tortilla de patata o el jamón serrano, pero hay otros platos típicos de la cocina española que no conocen y que, al descubrirlos, les llaman bastante la atención.

No solamente les resultan extraños, sino que no entienden cómo los españoles son capaces de comerlos. En algunos casos, explicar a un turista en qué consisten tampoco resulta demasiado sencillo, aunque lo mejor es animar a probarlos para que comprendan los motivos por los que son considerados auténticos manjares.

Y es que cada país tiene sus propias costumbres culinarias y seguro que tú también te has sorprendido cuando has descubierto en otros lugares platos típicos de los que nunca habías oído hablar. En el caso de los extranjeros, estas son las comidas españolas que les resultan más extrañas.

Relacionado: Los 14 lugares abandonados más fascinantes de España

La carne de vaca es un alimento habitual en multitud de países, pero no así sus tripas, por lo que los turistas que visitan España, especialmente Madrid, se quedan de piedra al conocer (y sobre todo probar) un plato de callos. (Foto: Getty Images).
Callos
La carne de vaca es un alimento habitual en multitud de países, pero no así sus tripas, por lo que los turistas que visitan España, especialmente Madrid, se quedan de piedra al conocer (y sobre todo probar) un plato de callos. (Foto: Getty Images).
Si que comamos tripas de vaca les sorprende a los extranjeros, exactamente lo mismo ocurre con las del cordero. Las gallinejas son otro de los platos típicos e imprescindibles de la gastronomía madrileña. (Foto: Barcex / <span>Wikipedia</span> / <span>CC BY-SA 3.0</span>).
Gallinejas
Si que comamos tripas de vaca les sorprende a los extranjeros, exactamente lo mismo ocurre con las del cordero. Las gallinejas son otro de los platos típicos e imprescindibles de la gastronomía madrileña. (Foto: Barcex / Wikipedia / CC BY-SA 3.0).
El popular refrán “del cerdo, hasta los andares” no ha traspasado las fronteras españolas, así que a un extranjero le llama bastante la atención que aquí se coman las orejas de este animal y sea una de las raciones favoritas en cualquier reunión en un bar. (Foto: Getty Images).
Oreja de cerdo
El popular refrán “del cerdo, hasta los andares” no ha traspasado las fronteras españolas, así que a un extranjero le llama bastante la atención que aquí se coman las orejas de este animal y sea una de las raciones favoritas en cualquier reunión en un bar. (Foto: Getty Images).
Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio
Queda claro que España es un país donde gusta la carne y, teniendo en cuenta que muchos extranjeros lo relacionan también con los toros, este plato no debería de sorprenderles. Pero así es. (Foto: Getty Images).
Rabo de toro
Queda claro que España es un país donde gusta la carne y, teniendo en cuenta que muchos extranjeros lo relacionan también con los toros, este plato no debería de sorprenderles. Pero así es. (Foto: Getty Images).
Claro que más sorpresa les causa aún que en España se coman los testículos de los toros, los cerdos o de otros animales. Lo que aquí llamamos criadillas. (Foto: Getty Images).
Criadillas
Claro que más sorpresa les causa aún que en España se coman los testículos de los toros, los cerdos o de otros animales. Lo que aquí llamamos criadillas. (Foto: Getty Images).
Mientras que en España son el <em>snack</em> más popular, a los extranjeros les llama poderosamente la atención nuestra adicción a las pipas. Les sorprende mucho la forma que tenemos de comerlas y las múltiples variedades en las que se comercializa. (Foto: Getty Images).
Pipas
Mientras que en España son el snack más popular, a los extranjeros les llama poderosamente la atención nuestra adicción a las pipas. Les sorprende mucho la forma que tenemos de comerlas y las múltiples variedades en las que se comercializa. (Foto: Getty Images).
Sí, pese a que el pan sea un alimento tan conocido, las migas les resultan muy raras a los extranjeros. Más aún que las mezclemos con chorizo, panceta, uvas o ajo. (Foto: Getty Images).
Migas
Sí, pese a que el pan sea un alimento tan conocido, las migas les resultan muy raras a los extranjeros. Más aún que las mezclemos con chorizo, panceta, uvas o ajo. (Foto: Getty Images).
La mayoría de turistas no sabrían distinguir una pequeña piedra en la base de un acantilado de un percebe, puesto que este crustáceo solo se consume de forma habitual en España y Portugal. Eso sí, no con demasiada asiduidad, debido a su alto precio. (Foto: Getty Images).
Percebes
La mayoría de turistas no sabrían distinguir una pequeña piedra en la base de un acantilado de un percebe, puesto que este crustáceo solo se consume de forma habitual en España y Portugal. Eso sí, no con demasiada asiduidad, debido a su alto precio. (Foto: Getty Images).
El aspecto negruzco de la morcilla no resulta demasiado atrayente para los turistas y si ya les explicas que se trata de sangre coagulada el rechazo es casi comprensible. Claro que la única forma de descubrir el éxito de este producto es probarlo. (Foto: Getty Images).
Morcilla
El aspecto negruzco de la morcilla no resulta demasiado atrayente para los turistas y si ya les explicas que se trata de sangre coagulada el rechazo es casi comprensible. Claro que la única forma de descubrir el éxito de este producto es probarlo. (Foto: Getty Images).
Solamente en Portugal y en algunas zonas de Francia se consumen los caracoles, además de en España. Así que a la mayoría de extranjeros les resulta extraño que nos comamos esos tiernos animalitos que ellos simplemente ven pasear por sus campos y jardines. (Foto: Getty Images).
Caracoles
Solamente en Portugal y en algunas zonas de Francia se consumen los caracoles, además de en España. Así que a la mayoría de extranjeros les resulta extraño que nos comamos esos tiernos animalitos que ellos simplemente ven pasear por sus campos y jardines. (Foto: Getty Images).
Las angulas son otro de los platos típicos de España que a los extranjeros les llama poderosamente la atención, casi tanto como su elevado precio. Así que habría que explicarles que existe un sucedáneo más barato llamado gulas. (Foto: Getty Images).
Angulas
Las angulas son otro de los platos típicos de España que a los extranjeros les llama poderosamente la atención, casi tanto como su elevado precio. Así que habría que explicarles que existe un sucedáneo más barato llamado gulas. (Foto: Getty Images).
La lamprea es una especie de pez sin mandíbula que no resulta demasiado apetecible por su forma y menos aún teniendo en cuenta que se cocina en su propia sangre. Sin embargo, se le considera una auténtica delicia en Galicia. (Foto: Getty Images).
Lamprea
La lamprea es una especie de pez sin mandíbula que no resulta demasiado apetecible por su forma y menos aún teniendo en cuenta que se cocina en su propia sangre. Sin embargo, se le considera una auténtica delicia en Galicia. (Foto: Getty Images).
Seguro que a un extranjero no le sorprende en absoluto que uno de los platos típicos de Cataluña sea una variedad de cebolla, pero la cosa cambia al explicarle que se come su tallo pasado por el fuego hasta que queda negro. Quizá comprenda el éxito de los calçots cuando lo pruebe mojado en salsa romescu. (Foto: Getty Images).
Calçots
Seguro que a un extranjero no le sorprende en absoluto que uno de los platos típicos de Cataluña sea una variedad de cebolla, pero la cosa cambia al explicarle que se come su tallo pasado por el fuego hasta que queda negro. Quizá comprenda el éxito de los calçots cuando lo pruebe mojado en salsa romescu. (Foto: Getty Images).
Sí, la masa flexible de la parte superior de las cabezas de los gallos se come, aunque resulta difícil encontrar este plato fuera de Zamora o Salamanca, zonas en las que se trata de una comida típica. Por su forma y su textura se asemejan a las setas. (Foto: Tamorlan / <span>Wikimedia Commons</span> / <a href="http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.5/deed.en" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:CC BY-SA 2.5" class="link rapid-noclick-resp">CC BY-SA 2.5</a>).
Cresta de gallo
Sí, la masa flexible de la parte superior de las cabezas de los gallos se come, aunque resulta difícil encontrar este plato fuera de Zamora o Salamanca, zonas en las que se trata de una comida típica. Por su forma y su textura se asemejan a las setas. (Foto: Tamorlan / Wikimedia Commons / CC BY-SA 2.5).

Qué leer a continuación