El nuevo fenómeno en medio de las vacunas, la pandemia y los Juegos Olímpicos