De la Fuente y Calabrese le regalaron otra medalla a la Argentina