Una gimnasta olímpica pierde su casa por el fuego al no oler el humo debido al Covid-19

TresB

La pérdida del olfato es uno de los síntomas más comunes del coronavirus. Algunos pacientes llegan a sufrirlo incluso meses después de haber pasado la enfermedad, tal y como le ocurre a la gimnasta Daria Shkurikhina, que, debido a este problema, ha perdido su casa al no darse cuenta de que estaba en llamas porque no podía oler el humo.

La rusa, campeona olímpica en gimnasia rítmica por conjuntos en Pekín 2008, encendió una vela en su apartamento de Nizhni Nóvgorod para celebrar la Navidad ortodoxa. Una de sus mascotas la derribó y comenzó un incendio del que solo se percató cuando parte de la vivienda ya estaba destrozada por las llamas. “Entiendo que he puesto a la gente en peligro y que tengo la culpa. He sido muy estúpida”, dijo en sus redes sociales.

Más historias que te pueden interesar: