12 jugadores para los que el fútbol se convirtió en un infierno

Yahoo Deportes

“No me siento bien en el campo, no estoy disfrutando de lo que puedo hacer. Los primeros meses fueron bien, pero luego las cosas cambiaron. Se volvió un infierno porque empecé a tener más presión”. André Gomes se sinceraba esta semana en la revista ‘Panenka’ sobre su situación en el Barcelona, donde no está rindiendo al nivel esperado y tiene que soportar las críticas y los pitos de los aficionados. El portugués no es el primer jugador que reconoce públicamente que atraviesa un calvario por culpa del fútbol. Y es que no siempre es todo tan bonito y perfecto como puede parecer desde fuera.

Relacionado: Futbolistas que ya eran ricos antes de ser famosos

<p>André Gomes ha revelado en la revista ‘Panenka’ la triste realidad que viven algunos futbolistas por culpa de la intensa presión a la que están sometidos. “No me siento bien en el campo, no estoy disfrutando de lo que puedo hacer. Los primeros meses fueron bien, pero luego las cosas cambiaron. Se volvió un infierno porque empecé a tener más presión”, cuenta el portugués, al que no le van nada bien las cosas en el Barcelona. (Foto: Salvador Sas / EFE). </p>
André Gomes

André Gomes ha revelado en la revista ‘Panenka’ la triste realidad que viven algunos futbolistas por culpa de la intensa presión a la que están sometidos. “No me siento bien en el campo, no estoy disfrutando de lo que puedo hacer. Los primeros meses fueron bien, pero luego las cosas cambiaron. Se volvió un infierno porque empecé a tener más presión”, cuenta el portugués, al que no le van nada bien las cosas en el Barcelona. (Foto: Salvador Sas / EFE).

<p>Recientemente, Per Mertesacker también se sinceraba en una entrevista en ‘Der Spiegel’. “Debido a la presión y a las expectativas que tiene la gente vomito antes de los partidos o tengo diarrea. Ahora mismo prefiero estar sentado en el banquillo o en la grada”, confesaba el central del Arsenal. Además, ha revelado el calvario que vivió durante el Mundial de 2006 en su país. “Lamenté nuestra eliminación contra Italia en semifinales, pero me sentí aliviado. Lo recuerdo como si fuera hoy. Sólo pensaba que se acabó. Por fin”. (Foto: Carl Recine / Reuters). </p>
Per Mertesacker

Recientemente, Per Mertesacker también se sinceraba en una entrevista en ‘Der Spiegel’. “Debido a la presión y a las expectativas que tiene la gente vomito antes de los partidos o tengo diarrea. Ahora mismo prefiero estar sentado en el banquillo o en la grada”, confesaba el central del Arsenal. Además, ha revelado el calvario que vivió durante el Mundial de 2006 en su país. “Lamenté nuestra eliminación contra Italia en semifinales, pero me sentí aliviado. Lo recuerdo como si fuera hoy. Sólo pensaba que se acabó. Por fin”. (Foto: Carl Recine / Reuters).

<p>“Muchas veces me preguntaba si se me había olvidado jugar al fútbol. Me sentí el patito feo en el Real Madrid”, contaba Fabio Coentrao, actualmente cedido en el Sporting de Portugal, en una reciente entrevista al diario ‘Marca’. (Foto: Armando Franca / AP). </p>
Fabio Coentrao

“Muchas veces me preguntaba si se me había olvidado jugar al fútbol. Me sentí el patito feo en el Real Madrid”, contaba Fabio Coentrao, actualmente cedido en el Sporting de Portugal, en una reciente entrevista al diario ‘Marca’. (Foto: Armando Franca / AP).

<p>En el inicio de su carrera, Bojan Krkic renunció a la Eurocopa 2008 por la enorme presión que sentía, que le impidió incluso jugar un partido amistoso ante Francia. El delantero contó años después lo que vivió en aquella época. “Estaba muy mal, al límite. No sabes lo que es estar mareado 24 horas día tras día durante cinco meses. No me levantaba un día que estuviera bien”, confesó. (Foto: Carl Recine / Reuters). </p>
Bojan Krkic

En el inicio de su carrera, Bojan Krkic renunció a la Eurocopa 2008 por la enorme presión que sentía, que le impidió incluso jugar un partido amistoso ante Francia. El delantero contó años después lo que vivió en aquella época. “Estaba muy mal, al límite. No sabes lo que es estar mareado 24 horas día tras día durante cinco meses. No me levantaba un día que estuviera bien”, confesó. (Foto: Carl Recine / Reuters).

<p>En su debut en Primera División con el Hércules, Kiko Femenía, actualmente en el Watford inglés, sufrió un ataque de ansiedad después de perder sus tres primeros balones. Sus compañeros se dieron cuenta y trataron de animarle, aunque pasó un auténtico calvario aquel día. Por suerte, se recuperó y ahora disfruta del fútbol en la Premier League. (Foto: David Klein / Reuters). </p>
Kiko Femenía

En su debut en Primera División con el Hércules, Kiko Femenía, actualmente en el Watford inglés, sufrió un ataque de ansiedad después de perder sus tres primeros balones. Sus compañeros se dieron cuenta y trataron de animarle, aunque pasó un auténtico calvario aquel día. Por suerte, se recuperó y ahora disfruta del fútbol en la Premier League. (Foto: David Klein / Reuters).

<p>Víctor Valdés salió del Barcelona por la puerta de atrás debido a una grave lesión de rodilla y nunca más volvió a disfrutar del fútbol. A pesar de que pasó después por varios equipos, el guardameta español confesó que había vivido un auténtico calvario y que su etapa como profesional tampoco fue fácil, especialmente en su juventud. “Durante la semana me invadía un único pensamiento: que el partido no llegara nunca. Me comenzó a invadir una enorme deriva hacia la tristeza, que a ratos era de desesperación”, decía en una entrevista en ‘El País’. (Foto: Carl Recine / Reuters). </p>
Víctor Valdés

Víctor Valdés salió del Barcelona por la puerta de atrás debido a una grave lesión de rodilla y nunca más volvió a disfrutar del fútbol. A pesar de que pasó después por varios equipos, el guardameta español confesó que había vivido un auténtico calvario y que su etapa como profesional tampoco fue fácil, especialmente en su juventud. “Durante la semana me invadía un único pensamiento: que el partido no llegara nunca. Me comenzó a invadir una enorme deriva hacia la tristeza, que a ratos era de desesperación”, decía en una entrevista en ‘El País’. (Foto: Carl Recine / Reuters).

<p>Debido a su timidez, Jesús Navas lo pasaba mal cuando estaba lejos de su familia y llegó a abandonar una concentración de la selección sub-21 y otra del Sevilla en pretemporada. Por fortuna, el extremo andaluz fue capaz de superarlo y llegó a ser campeón del mundo con España en 2010. (Foto: Julio Muñoz / EFE). </p>
Jesús Navas

Debido a su timidez, Jesús Navas lo pasaba mal cuando estaba lejos de su familia y llegó a abandonar una concentración de la selección sub-21 y otra del Sevilla en pretemporada. Por fortuna, el extremo andaluz fue capaz de superarlo y llegó a ser campeón del mundo con España en 2010. (Foto: Julio Muñoz / EFE).

<p>Gianluigi Buffon reconoció que sufrió depresión entre los años 2003 y 2004. “Necesitaba quererme más, disfrutar de la vida y de mis seres queridos. No podía pensar solo en el fútbol. Aquella traumática experiencia me hizo una persona madura y fuerte”, confesaba el guardameta italiano y de la Juventus, que pudo salir de aquel túnel. (Foto: Frank Augstein / AP). </p>
Gianluigi Buffon

Gianluigi Buffon reconoció que sufrió depresión entre los años 2003 y 2004. “Necesitaba quererme más, disfrutar de la vida y de mis seres queridos. No podía pensar solo en el fútbol. Aquella traumática experiencia me hizo una persona madura y fuerte”, confesaba el guardameta italiano y de la Juventus, que pudo salir de aquel túnel. (Foto: Frank Augstein / AP).

<p>Por culpa de las lesiones, Jonathan Woodgate apenas pudo disputar nueve partidos en sus dos años en el Real Madrid, algo que resultó muy duro para él. “Fue una pesadilla. Firmé por el mejor equipo del mundo y no pude jugar ningún partido en mi primera temporada. Me mataba, eso me mataba”, contó el central inglés a ‘AS’. (Foto: Phil Noble / Reuters). </p>
Jonathan Woodgate

Por culpa de las lesiones, Jonathan Woodgate apenas pudo disputar nueve partidos en sus dos años en el Real Madrid, algo que resultó muy duro para él. “Fue una pesadilla. Firmé por el mejor equipo del mundo y no pude jugar ningún partido en mi primera temporada. Me mataba, eso me mataba”, contó el central inglés a ‘AS’. (Foto: Phil Noble / Reuters).

<p>Andrés Iniesta cuenta en su autobiografía que vivió de cerca la depresión tras la muerte de su amigo Dani Jarque, futbolista del Espanyol y al que dedicó su gol en la final del Mundial de 2010. “De repente uno empieza a encontrarse mal. No sabe por qué, pero un día está mal. Y al siguiente también. Y así, día tras día, no mejoras. El problema es que no sabes lo que realmente está pasándote”, revela el centrocampista manchego del Barcelona. (Foto: Juan Medina / Reuters). </p>
Andrés Iniesta

Andrés Iniesta cuenta en su autobiografía que vivió de cerca la depresión tras la muerte de su amigo Dani Jarque, futbolista del Espanyol y al que dedicó su gol en la final del Mundial de 2010. “De repente uno empieza a encontrarse mal. No sabe por qué, pero un día está mal. Y al siguiente también. Y así, día tras día, no mejoras. El problema es que no sabes lo que realmente está pasándote”, revela el centrocampista manchego del Barcelona. (Foto: Juan Medina / Reuters).

<p>El alemán Sebastian Deisler estaba llamado a convertirse en una estrella del fútbol mundial, pero las lesiones y la depresión le obligaron a retirarse prematuramente. “Estoy vacío, viejo, cansado… Ya no juego con alegría. Corrí más de lo que mis piernas me llevaron”, dijo al colgar las botas. Consiguió salir de aquel túnel y rehacer su vida. Actualmente, regenta una tienda en Friburgo. (Foto: Getty Images). </p>
Sebastian Deisler

El alemán Sebastian Deisler estaba llamado a convertirse en una estrella del fútbol mundial, pero las lesiones y la depresión le obligaron a retirarse prematuramente. “Estoy vacío, viejo, cansado… Ya no juego con alegría. Corrí más de lo que mis piernas me llevaron”, dijo al colgar las botas. Consiguió salir de aquel túnel y rehacer su vida. Actualmente, regenta una tienda en Friburgo. (Foto: Getty Images).

<p>El caso más trágico es el de Robert Enke. El que fuera portero internacional alemán se quitó la vida arrojándose a las vías del tren en 2009 porque sufría una depresión crónica debido al miedo al fracaso. El fallecimiento de su hija años antes había agravado aún más su enfermedad y no fue capaz de superarlo. (Foto: John Macdougall / AFP). </p>
Robert Enke

El caso más trágico es el de Robert Enke. El que fuera portero internacional alemán se quitó la vida arrojándose a las vías del tren en 2009 porque sufría una depresión crónica debido al miedo al fracaso. El fallecimiento de su hija años antes había agravado aún más su enfermedad y no fue capaz de superarlo. (Foto: John Macdougall / AFP).

Qué leer a continuación