Finlandia y Suecia insisten en ingresar "de la mano" en la OTAN

Helsinki, 28 oct (EFE).- La primera ministra de Finlandia, Sanna Marin, y su homólogo sueco, Ulf Kristersson, reafirmaron este viernes en Helsinki su compromiso de ingresar "de la mano" en la OTAN y descartaron la posibilidad de seguir caminos separados en su proceso de adhesión a este organismo.

"Quiero destacar que Finlandia y Suecia se están preparando para entrar juntos en la OTAN. Creo que esto es muy importante para todo el entorno de seguridad del norte de Europa", afirmó Marin en una rueda de prensa conjunta.

Según la mandataria finlandesa, el ingreso de ambos países nórdicos fortalecería el conjunto de la Alianza Atlántica y su entrada debería producirse "de manera simultánea", al igual que ha ocurrido hasta ahora con todo el proceso de adhesión.

Finlandia y Suecia formalizaron a la vez su solicitud de ingreso en la OTAN en mayo pasado y esta ha sido ya ratificada por 28 de los 30 países miembros de la Alianza, con la excepción de Turquía y Hungría.

El Gobierno turco ha expresado en varias ocasiones que con Finlandia quedan pocos obstáculos por superar, pero no así con Suecia, ya que -en su opinión- Estocolmo no ha dado todavía pasos firmes en la lucha contra lo que denomina "el terrorismo kurdo".

"Respetamos el hecho de que cada país tiene que tomar sus propias decisiones en este asunto, pero por supuesto Suecia y Finlandia queremos una ratificación lo más rápida posible", dijo Kristersson.

En este sentido, el mandatario sueco se mostró firmemente comprometido a cumplir el acuerdo tripartito firmado entre Suecia, Finlandia y Turquía durante la cumbre de la OTAN celebrada en junio en Madrid que permitió superar el veto turco al ingreso de los dos países nórdicos.

En virtud de ese acuerdo, Helsinki y Estocolmo se comprometen a permitir la exportación de armamento a Turquía, facilitar la extradición de presuntos terroristas kurdos y perseguir a las organizaciones terroristas, incluido el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK).

"Estamos realmente comprometidos a cumplir nuestras obligaciones estipuladas en ese acuerdo, lo haremos con firmeza y lo más rápidamente posible. Turquía está muy interesada en que los suecos cumplamos ese pacto y eso es perfectamente legítimo", afirmó Kristersson.

En este sentido, el primer ministro sueco tiene previsto viajar a Ankara el próximo 8 de noviembre para debatir personalmente la solicitud sueca de ingreso en la OTAN con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

Kristersson admitió que convencer a Turquía para que ratifique el ingreso de Suecia en la OTAN "no es una tarea fácil" y señaló que su Gobierno mantiene una estrecha cooperación con el Ejecutivo anterior, liderado por la socialdemócrata Magdalena Andersson, para lograrlo.

Kristersson, quien fue investido primer ministro la semana pasada, viajó a Finlandia este viernes en su primera visita oficial al extranjero, como es tradición entre los jefes de Gobierno suecos.

(c) Agencia EFE