Finalissima: La locura de los hinchas argentinos llegó al Trafalgar Square de Londres

·4  min de lectura
El Trafalgar Square de Londres contó con una fuerte presencia argentina antes de la Finalissima contra Italia.
Gustavo Pagano

Falta menos de un mes para el arranque del verano en Londres, pero el clima típico de la ciudad (nublado, ventoso y con una llovizna constante y molesta) azota sobre Olympic Way, el extenso pasillo que une la estación Wembley Park del subterráneo inglés con el mítico estadio del mismo nombre. Las inclemencias climáticas, sin embargo, no impiden que los primeros turistas argentinos se acerquen a los alrededores de la “catedral”, donde este miércoles, la selección dirigida por Lionel Scaloni se enfrentará por la Finalissima a Italia, campeona de Europa el año pasado pero que no dirá presente en el Mundial de Qatar en noviembre.

Vienen desde el país, pero también desde Houston y Nueva Jersey en los Estados Unidos, y están ya hace varias horas dando vueltas alrededor del principal estadio de Inglaterra con un objetivo concreto: conseguir alguna foto con los jugadores o el propio Scaloni, que llegarían pasadas las seis de la tarde. “Van a venir absolutamente todos mis amigos, somos como 20″, anuncia Camila, que vino también con su novio de Liverpool, pero que apoyará a la Albiceleste mañana. “Imaginate la expectativa que se genera que vinimos desde Houston, con 11 horas de vuelo encima”, manifiesta Sebastián.

El icónico Wembley Stadium será la sede de la Finalissima 2022, entre Argentina e Italia, respectivos campeones continentales.
UEFA


El icónico Wembley Stadium será la sede de la Finalissima 2022, entre Argentina e Italia, respectivos campeones continentales. (UEFA/)

Los hinchas albicelestes ya están dejando su huella bien marcada en la capital británica. A partir de las 17.30 hora local colmaron Trafalgar Square, uno de las mayores atracciones turísticas de la ciudad, en un banderazo para apoyar a la Scaloneta, en el que colgaron banderas e incluso se animaron a cantar “El que no salta es un inglés”. La concentración llegó a tal punto que incluso la policía metropolitana londinense tuvo que interceder para retirar algunas de las banderas que habían colgado los simpatizantes en la plaza.

Gustavo Pagano fue uno de aquellos afortunados que mostró su pasión allá. Llegado hace apenas unos días, fue alertado de la movilización al poco tiempo de arribar y no dudó: “Fue un gran momento para reunir a los argentinos en el exterior”, reflexionó luego de haber cantado hits como “Brasil, decime qué se siente” bajo la lluvia y el frío. El banderazo tuvo también un momento muy especial cuando se unieron los familiares de Emiliano Martínez, algo a lo que el propio arquero aludió en la conferencia de prensa que se realizó al mismo tiempo.

Ya en el día del partido se espera que las manifestaciones continúen. Desde las 14, casi seis horas antes del pitazo inicial, comenzarán a congregarse en el parque del rey Eduardo VII, ubicado a un kilómetro y medio del estadio, antes de enfilar en caravana hacia Olympic Way, donde los esperan una variedad de puestos de comida típica argentina.

Por su parte, los fanáticos se muestran encantados con el nivel que viene demostrando el seleccionado en los últimos meses, y también con confianza de cara a esta final. “Será un gran adelanto de lo que será el desempeño en el Mundial, ya que Italia es un rival de categoría, un gran desafío. Seguramente la selección hará un gran papel”, valora Gustavo. “Nos da mucho autoestima el no haber perdido en tanto tiempo”, señala Camila, que va a presenciar un partido de la Albiceleste por primera vez desde los cotejos ante Perú y Haití en la Bombonera de cara a Rusia 2018. Tanto Sebastián como Federico, que llegó junto a su mujer y dos hijos desde Nueva Jersey, comparten el mismo pronóstico: 3-0, con un doblete de Lionel Messi y el gol restante de Lautaro Martínez.

El trofeo que se le entregará al ganador de la Finalissima es el mismo de la anterior Copa Artemio Franchi, que la Selección Argentina ya consiguió en 1993, venciendo a Dinamarca por penales.
UEFA


El trofeo que se le entregará al ganador de la Finalissima es el mismo de la anterior Copa Artemio Franchi, que la Selección Argentina ya consiguió en 1993, venciendo a Dinamarca por penales. (UEFA/)

Esos hinchas sabrán mañana si esta selección continúa con el andar imparable que inició después del tercer puesto en la Copa América 2019, y se da el gusto de gritar campeón nada menos que en Wembley, el mismo lugar donde ya lo hizo su contrincante el año pasado. De momento se encargaron de convertir la ocasión en una verdadera fiesta a pesar de la distancia, de la novedad del regreso de la competición y del clima muy poco favorable. El siguiente paso será buscar ser locales en uno de los estadios más legendarios del deporte mundial, y sumar un nuevo título para mantener el envión hacia Qatar.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.