Las Finales de la Copa Davis se mudan a Abu Dhabi: un acuerdo millonario que le da otro golpe al espíritu del torneo

·6  min de lectura
La Ensaladera, el preciado trofeo de la Copa Davis.
Davis Cup

El 16 de agosto de 2018 dejó de existir la tradición centenaria de la Copa Davis. En la asamblea general de la Federación Internacional de Tenis realizada en Orlando, EE.UU., se votó y se aprobó el cambio del formato de la competencia, acción impulsada por la propia ITF y respaldada por los millones de dólares prometidos por la compañía Kosmos, del multifacético futbolista Gerard Piqué. Potenciar el negocio y atraer a las figuras que le daban la espalda a la Ensaladera fueron -entre otros- los objetivos del histórico golpe de timón.

Sin embargo, más allá de la pandemia, no todo salió como lo sospechaban los distintos interesados. Es más, hay fuertes versiones que indican que la competencia sufrirá una nueva modificación en su conformación, mudándose a -la económicamente tentadora- Abu Dhabi por cinco temporadas desde 2022, en el que sería otro cimbronazo al espíritu que se sostuvo durante 118 años. Así, la Copa Davis se parece cada día menos a la Copa Davis.

Gerard Piqué junto a Dave Haggerty, presidente de la ITF
Gerard Piqué junto a Dave Haggerty, presidente de la ITF


Gerard Piqué junto con Dave Haggerty, presidente de la ITF.

Para que la reestructuración del certamen de tenis por equipos más importante se pudiera concretar se necesitaban los dos tercios de los votos, pero esa cifra se superó (71,43%) en la votación realizada hace más de tres años en el hotel Ritz-Carlton de Orlando [en representación de la Asociación Argentina de Tenis estuvieron Mariano Zabaleta, vicepresidente 1°, y Marian Morea, vocal]. Crear una rueda clasificatoria de 24 países y luego una fase final entre 18 naciones disputada durante una semana y en una única ciudad, bajo el compromiso de un acuerdo por 25 años a cambio de 3000 millones de dólares, fue lo primero que se aprobó. El movimiento terminó seduciendo, especialmente, a las federaciones de países con limitaciones económicas. Claro que hubo potencias como Australia, Gran Bretaña y Alemania que le dieron la espalda al cambio.

En 2019, la sede única de las Finales fue Madrid y la organización -según se conoció tiempo después- no embolsó el dinero que había proyectado. Esas consecuencias económicas y la pandemia llevaron a la suspensión de la edición de 2020. La decisión fue criticada por distintos protagonistas del mundo de las raquetas. “Quizás a Piqué le convenga que no haya Copa Davis, perdió dinero el año pasado (…) Cuando escucho a Piqué estoy extremadamente decepcionado. Me gustaría que pusiera mucha energía en salvar la Davis que ha organizado, en encontrar soluciones para que se haga en Madrid o en otro lugar”, expresó el francés Nicolas Mahut (5° del mundo en dobles) en mayo de 2020, antes de que finalmente las Finales quedaran canceladas.

El metro de Madrid, durante estos días, promocionando las Finales de la Copa Davis, que comenzarán este jueves.
El metro de Madrid, durante estos días, promocionando las Finales de la Copa Davis, que comenzarán este jueves.


El metro de Madrid, durante estos días, promocionando las Finales de la Copa Davis, que comenzarán este jueves.

“El Covid-19 ha sido utilizado como excusa por la Copa Davis para eludir su fracaso” , aseveró Ivo Kaderka, presidente de la Federación de Tenis de la República Checa.

En octubre de 2018, en una entrevista con LA NACION y ante la pregunta sobre si podrían retirarse antes de tiempo si el negocio no funciona como anhelan, el CEO de Kosmos, el español Javier Alonso, expresó: “No es nuestra intención. Nuestro deseo es que esto funcione. Hay unas cláusulas que no permiten una salida unilateral. Si de aquí a cinco años esto no funciona yo no puedo decidir irme y decir: ‘Adiós’. Hay condiciones que se tendrían que cumplir que no son fáciles. Insisto: no vemos por qué no puede funcionar. Mientras el mundo del tenis siga siendo el mundo del tenis y el consumo siga siendo el que es, esto funcionará muy bien”.

El tesoro tan preciado: la Copa Davis, en manos del equipo argentino, luego de ganar la final en Zagreb. Foto:  ITF/Paul Zimmer
El tesoro tan preciado: la Copa Davis, en manos del equipo argentino, luego de ganar la final en Zagreb. Foto: ITF/Paul Zimmer


El tesoro tan preciado: la Copa Davis, en manos del equipo argentino, luego de ganar la final ante Croacia en Zagreb, en 2016.

En abril pasado, la ITF y la compañía liderada por el futbolista de Barcelona anunciaron un modo “multisede” para las Finales de este año, en tres ciudades europeas: además de Madrid, en Innsbruck (Austria) y Turín (Italia). Los cambios, según la organización, se produjeron con el fin de evitar los problemas en la programación que se vieron en 2019 (partidos finalizados de madrugada y casi sin público en las tribunas de la Caja Mágica de la capital española). Además, la incorporación de otros países le permite a la ITF y a Kosmos obtener nuevos ingresos y socios por patrocinio.

Según distintas versiones periodísticas surgidas en Europa, la ITF y Kosmos sellarán la elección de sus nuevos socios de los Emiratos Árabes Unidos en una reunión que se realizará en Madrid, la próxima semana. Sin embargo, la medida no fue bien recibida por algunos jugadores (con advertencias en privado), ya que no estarían dispuestos a viajar a Medio Oriente en el final del año. Pero si se tiene en cuenta que Kosmos no ganó, hasta aquí, el dinero que planificaba y que en su momento la mayoría de la asociaciones/federaciones levantaron la mano en favor del cambio, se entiende que el nuevo escenario, impulsado por las cifras que aportará Abu Dhabi, avanzará.

El ex tenista estadounidense Dwight Davis, mentor de la Copa Davis.
FPG


El ex tenista estadounidense Dwight Davis, mentor de la Copa Davis. (FPG/)

El australiano Lleyton Hewitt, leyenda del deporte de las raquetas, número 1 del mundo en 2001 y ganador de la Ensaladera en 1999 y 2003, fue contundente sobre el posible traslado de la competencia. “Es ridículo, no es de lo que se trata la Copa Davis. Si van a vender el alma de la Copa Davis a Medio Oriente por otros cinco años, realmente están matando a la competencia. Algunos de mis mejores recuerdos fueron jugar en semifinales y finales de Copa Davis, frente a estadios repletos, y no importaba si era en Australia o fuera. El ambiente era increíble. La Copa Davis se celebró en el más alto respeto, estaba a la altura de la cima de nuestro deporte en el tenis masculino”, señaló el actual capitán del equipo aussie.

Otra preocupación que surge está vinculada con los espectadores (o la falta de ellos). Las tarifas de los vuelos y de los alojamientos son muy costosos en Abu Dhabi y se teme que las Finales de la Copa Davis (a partir de 2022) reúnan muchos menos seguidores de los que viajan a Europa. Pero más allá de eso, todo parece encaminarse para que la Copa Davis pase a formar parte del abanico de eventos deportivos que se trasladaron a Medio Oriente, tentados por el aspecto económico, como la Fórmula 1 o el fútbol, con el Mundial de Qatar el año próximo. Claro que la prestigiosa competencia se aleja cada día más de lo que en 1900 soñó y puso en marcha Dwight Davis, el mentor del torneo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.