El final del proceso del Che García: los motivos que aniquilaron al deseo de ser el entrenador de la selección

·4  min de lectura
El proceso de Néstor García no pudo cumplir un año
El proceso de Néstor García no pudo cumplir un año - Créditos: @FIBA

El clima es algo incómodo. Lo sorpresivo del caso es lo que agita las aguas. En Brasil, en la concentración de la selección argentina de básquetbol en Recife, para la disputa de la Americup, el tema domina parte de la escena. Es que la desvinculación de Néstor García, más allá de algún malestar interno con situaciones que se vivieron con el DT, golpea directamente el ánimo del grupo. Los jugadores no querían que se terminara la relación de esta manera, sino que se ajustasen algunas cuestiones que ya no hacían sentir a gusto a los protagonistas de esta historia.

“Bueno, hasta acá llegamos. Así no se puede seguir”. Fue la frase que resonó en el aire del Polideportivo de Mar del Plata cuando los jugadores llegaron a la ronda de tiro en la mañana previa al partido con Bahamas y no encontraron al entrenador. Allí comenzó el final del proceso del Che García, que estaba a punto de cumplir un año. Estos desajustes fueron los que hicieron explotar la paciencia de todos los jugadores, que no querían un final así, pero la Confederación Argentina de Básquetbol, con Fabian Borro a la cabeza, entendió que lo necesario era encontrar una salida para el entrenador.

Néstor Che García y su amigo Fabián Borro, presidente de la Cab, tuvieron una charla y acordaron el final del proceso
Néstor Che García y su amigo Fabián Borro, presidente de la Cab, tuvieron una charla y acordaron el final del proceso

Resultó extraño ver a Facundo Campazzo y a Néstor García en la conferencia de prensa posterior al éxito en Bahamas con un gesto lejoano a la felicidad o la tranquilidad que otorgó ese buen paso. Se demoró, también, más de lo habitual la presencia de ambos en la sala en la que aguardaban los periodistas. Pero todo resultó más claro cuando comenzó a circular el rumor del final de la relación de la CAB con García.

“Es un día difícil”, se escuchó, en el lobby del hotel Sheraton, de gente vinculada con la intimidad del conjunto nacional. El día del juego con Bahamas fue un escenario complejo, estaba desgastado todo. “Hay veces que los problemas personales no son sencillos de resolver. Es una lástima”, comentó gente cercana al ahora exentrenador del seleccionado argentino.

El escueto comunicado de la CAB dejó un mapa todavía más extraño: “La Confederación Argentina de Básquet comunica la desvinculación de Néstor García como entrenador del seleccionado mayor masculino. El Che adelantó de manera verbal su alejamiento, por motivos de su intimidad que respetamos, y no integró la delegación que viajó este martes por la tarde hacia Brasil para disputar la AmeriCup”.

En las redes sociales se anunció que fue despedido, el medio Solo Básquet lanzó la noticia, pero desde el círculo íntimo del entrenador aseguran que no se trató de un despido, sino de una renuncia. Con el paso de las horas se pudo saber que “lo renunciaron”. Es decir, que llegaron a un acuerdo entre las partes de finalizar el vínculo. No era sencillo para Borro, que lo eligió como entrenador, tener que tomar la determinación de sacar del cargo a un profesional con quien tiene un afecto personal.

La victoria de la Argentina ante Bahamas no pudo detener el final del ciclo del Che García
La victoria de la Argentina ante Bahamas no pudo detener el final del ciclo del Che García - Créditos: @Mauro Rizzi

Según algunas versiones, el final llegó tras una reunión de los jugadores de más peso con el Che García. Allí le habrían manifestado que no le gustaron algunas actitudes del DT. Este escenario resultó muy incómodo para todos, por eso se entendió que se debía solucionar de raíz el asunto. Y no importó que estuviese el equipo a un puñado de días de comenzar su participación en la Americup, ni que por delante tuviese dos ventanas determinantes para la Argentina en su deseo de conseguir un pasaporte a la Copa del Mundo de Japón, Indonesia y Filipinas 2023.

Si bien integrantes de este plantel habían manifestado en varias oportunidades que García era un entrenador ideal para este tiempo de recambio, esa idea no se sostuvo porque los problemas personales que arrastra el entrenador son más complejos que el deseo del propio García de ser el técnico del seleccionado.

Ante este escenario, se tomó una rápida determinación de dejar a cargo del equipo a Gonzalo García, asistente de Néstor y que en la última temporada de la Liga Nacional de Básquetbol lideró a Boca hacia una de las semifinales. Lo acompañarán Leonardo Gutiérrez, que también formó parte del staff técnico del Che y se sumará Pablo Prigioni, que no estuvo en el partido con Bahamas porque tuvo que ir a Minnesotta, a resolver algunos requerimientos de su equipo en la NBA.