La final por la Copa Libertadores: Flamengo y Paranaense, un grande y un chico, sostienen la hegemonía brasileña

Locura de los hinchas de Flamengo en Guayaquil, la sede de la final de la Copa Libertadores, que lo enfrentará con Paranaense.
Locura de los hinchas de Flamengo en Guayaquil, la sede de la final de la Copa Libertadores, que lo enfrentará con Paranaense.

Flamengo y Athlético Paranaense protagonizarán este sábado la final de la Copa Libertadores, la tercera consecutiva entre equipos brasileños. Jugarán a las 17 de la Argentina, en el estadio Monumental Isidro Romero Carbo, de Guayaquil, Ecuador, con las 59.000 entradas agotadas, arbitraje del argentino Patricio Loustau y televisación de Fox Sports.

El notable poderío económico del fútbol de Brasil y la cantidad y la calidad de figuras de sus clubes otra vez marcaron diferencias en el certamen. El opulento Flamengo, campeón en 1981 (superó en la definición a Cobreloa, de Chile) y 2019 (venció a River) es el favorito.

El equipo carioca aparece más fuerte no solamente por la jerarquía de su plantel, sino también por la intachable ruta que recorrió, invicto con 94% de eficacia, ocho triunfos consecutivos y un solo partido no ganado (2-2 con Talleres en Córdoba), en la etapa de grupos.

Flamengo mostró un juego abierto y ofensivo, desplegado por intérpretes como David Luiz, Filipe Luis, el uruguayo Giorgian de Arrascaeta, Everton Ribeiro, Pedro (el máximo goleador del campeonato, con 12 tantos) y Gabriel Barbosa, dando la ventaja de no contar con una de sus grandes figuras, Bruno Henrique, lesionado en la rodilla derecha.

Flamengo se consagró en 2019 frente a River en Lima y, después del bicampeonato de Palmeiras, está de regreso.
Flamengo se consagró en 2019 frente a River en Lima y, después del bicampeonato de Palmeiras, está de regreso. - Créditos: @Daniel Apuy

Paranaense, con el argentino Tomás Cuello (ex integrante de Atlético Tucumán), llega sin mayores pergaminos en la Copa Libertadores, de la que fue subcampeón en 2005 (cayó ante São Paulo), pero con tres copas en su palmarés: dos Sudamericana y una Suruga Bank. Pero el conjunto de Curitiba tiene un DT experto en conquistar la Libertadores, Luiz Felipe Scolari, campeón en Grêmio (1995) y Palmeiras (1999).

Paranaense arribó en silencio a la final. Fue segundo en su zona, en el que fue goleado por 5 a 0 por Libertad, de Paraguay, al que luego eliminó en los octavos de final; más adelante dejó fuera a Estudiantes de La Plata, con un gol como visitante en el último minuto, y en la semifinal dio la nota contra Palmeiras, vigente campeón. Tiene como figura a Fernandinho, referente de Manchester City durante nueve temporadas tras un paso por Shakhtar Donetsk, de Ucrania.

Luiz Felipe Scolari, bicampeón de la Copa, dirige ahora a Paranaense.
Luiz Felipe Scolari, bicampeón de la Copa, dirige ahora a Paranaense.

Por Copa Libertadores Flamengo y Paranaense jugaron dos veces, en 2017, y terminaron 2-1 para el local en cada caso. En el actual Brasileirão, Paranaense ganó por 1 a 0 en su estadio y Flamengo goleó por 5 a 0 en el Maracanã.