Final 100% argentina del ATP de Bastad, Suecia: Francisco Cerúndolo venció a Sebastián Báez y ganó su primer título en el circuito

·6  min de lectura
El argentino Francisco Cerúndolo ganó su primer título ATP al vencer en la definición de Bastad, Suecia, a su compatriota Sebastián Báez.
El argentino Francisco Cerúndolo ganó su primer título ATP al vencer en la definición de Bastad, Suecia, a su compatriota Sebastián Báez.

Con penurias económicas, distancia geográfica con los grandes centros tenísticos y escasez de infraestructura y proyectos a largo plazo, el tenis de la Argentina se reinventa una y otra vez . Materia prima, esfuerzo, creatividad, talento, hambre, empuje…, son algunas de las explicaciones. El deporte de las raquetas en nuestro país, ese mismo que tantas veces es observado con sorpresa y admiración en el exterior, vivió otro día de celebración. El ATP Tour volvió a tener una definición cien por ciento albiceleste. Fue en Bastad , popular ciudad turística sueca, en la que Francisco Cerúndolo (23 años) se consagró por primera vez en el circuito y lo logró al vencer a Sebastián Báez (21) por 7-6 (7-4) y 6-2, en 1h49m. Se trató del 227° trofeo en singles de la historia para el tenis nacional (Guillermo Vilas, con 62, es el máximo campeón, claro).

El desafío tuvo, desde los primeros puntos, una pesada y evidente carga emocional para ambos. Enfrentarse con un compatriota (al que, encima, conocés mucho) no fue un hecho que pasara inadvertido para ninguno de los dos. Se habían enfrentado tres veces, con dos victorias de Báez, pero nunca en el ATP Tour (lo habían hecho en un Future y dos Challengers). En un domingo radiante pero ventoso, comenzó sacando Cerúndolo y Báez, bien plantado y decidido sobre el polvo de ladrillo sueco, le quebró el servicio en la cuarta oportunidad que tuvo (1-0). Sin embargo, Cerúndolo no se intimidó, reaccionó de inmediato y recuperó el quiebre (1-1). El sexto game, con Báez sacando 2-3, fue extremadamente mental y valioso: se escapó de cuatro break points y llegaron al 3-3.

En Bastad, el argentino Francisco Cerúndolo logró el primer título de su carrera.
En Bastad, el argentino Francisco Cerúndolo logró el primer título de su carrera.

A medida que fueron pasando los minutos y los peloteos, empezaron a soltarse más y el nivel del partido levantó, con Francisco quemando la pelota en cada impacto firme de drive y con Sebastián luciéndose en sus veloces desplazamientos y con la dirección de sus reveses. L legaron igualados al undécimo game (5-5), que pudo haber deja una huella . Jugaron 22 puntos en ese game, Báez tuvo seis chances de quiebre y Cerúndolo trastabilló..., pero se defendió, se logró poner de pie a tiempo y se colocó adelante por 6-5. De allí, el porteño salió energizado. Presionado y sin margen de error, le tocó sacar a Báez y Cerúndolo -repartiendo fuertes impactos- contó con dos set points, que finalmente no pudo concretar (6-6). Llegaron al tie-break y Francisco, ahora sí, consiguió ganar el primer parcial (recién en el quinto set point), después de una hora y 14 minutos.

Sebastián Báez, que este año había ganado el primer ATP de su carrera 8en Estoril), no pudo repetir en Bastad.
Sebastián Báez, que este año había ganado el primer ATP de su carrera 8en Estoril), no pudo repetir en Bastad.

El arranque del tercer set fue rápidamente favorable para el mayor de los hermanos Cerúndolo (entrenado por Kevin Konfederak), que se mostró más lúcido y le quebró el saque a Báez (pupilo de Sebastián Gutiérrez) en el tercer game y se adelantó 2-1. Algo apurado y tenso se mostró Báez, distinguiendo que el desafío ya se le estaba complicando demasiado. Empezó a sufrir el match. Mientras que Cerúndolo siguió mejorando sus registros y empezó a padecer mucho menos en sus turnos de servicio.

En el quinto game, Cerúndolo siguió repartiendo martillazos sobre el court central del Bastad Tennisstadion (el escenario de tenis al aire libre más grande de la región nórdica, con capacidad para 4300 espectadores) y consiguió un nuevo rompimiento (4-1). Báez, número 1 junior en 2018, ya no pudo ocultar su frustración y no pudo modificar el rumbo. A Cerúndolo, con una ventaja de 5-2, se le presentó la chance de cerrar el match y no le pesó (6-2). Firmó un día soñado para él y terminó derrumbándose sobre el polvo de ladrillo de Bastad. Con un plus: será Top 30.

Francisco Cerúndolo, campeón en Bastad.
Francisco Cerúndolo, campeón en Bastad.

A Cerúndolo, el primer título ATP le llegó en su segunda final (en Buenos Aires 2021 perdió con Diego Schwartzman). Además, se encumbró como el noveno argentino en actividad con trofeos en el circuito y se convirtió en el octavo campeón “primerizo” de esta temporada, después de Thanasi Kokkinakis (en Adelaida), Alexander Bublik (Montpellier), Felix Auger-Aliassime (Rotterdam), Pedro Martínez (Santiago de Chile), Holger Rune (Múnich), Tim van Rijthoven (‘s-Hertogenbosch) y Báez (Estoril, en mayo).

En marzo de 2021, el apellido Cerúndolo se ganó un sitio de privilegio en el tenis nacional con el título de Juan Manuel en el ATP de Córdoba. Ahora es su hermano, Francisco, uno de los integrantes de una familia que respira deporte las 24 horas del día, quien escribe otro rico capítulo en la historia (es, además, el 34° argentino con un título). Cerúndolo coronó una semana estupenda en el torneo de Bastad (donde habían sido campeones otros argentinos, como Mariano Zabaleta en 2003 y 2004, y Carlos Berlocq en 2013), en la que alcanzó, también, su primera victoria frente a un Top 5 (en los 8vos de final, el noruego Casper Ruud, que además era el campeón defensor). Para Báez, más allá de la caída en la última función, también fue una semana de crecimiento, en la que logró su primer éxito ante un Top 10: en las semifinales, ante el ruso Andrey Rublev, actual 8° del tour.

La última final ATP fuera del país entre dos jugadores de la Argentina había sido en Viña del Mar (Chile), en 2012, con una victoria de Juan Mónaco (era 29°) sobre Charly Berlocq (55°) en tres sets. Mientras que la última en Europa había sido en Kitzbühel (Austria) 2006, con un triunfo de Agustín Calleri sobre Juan Ignacio Chela, también en tres sets.

Cerúndolo y Báez son dos de los jugadores que se vieron perjudicados por el congelamiento del ranking que impuso la ATP por la pandemia. Hace un año, Cerúndolo era 116° y, Báez, 164°. La temporada pasada obtuvieron muy buenos resultados que no se vieron traducidos en el ranking. Pero hoy todo se acomodó. Francisco será una de las mejores treinta raquetas del mundo, mientras que Sebastián quedará muy cerca. Más allá del resultado final en Bastad, el tenis de la Argentina celebra porque tiene, en ellos, a dos destacados representantes de una nueva generación Sub 23 que empuja, se incentiva ante el progreso del otro y busca evolucionar.

El resumen de la final de Bastad:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.