La fiesta de River campeón, la llave de la continuidad: el pedido del plantel a Gallardo lo ayudó a definirse

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Marcelo Daniel Gallardo
    Futbolista y director técnico argentino
La alegría de Marcelo Gallardo durante la fiesta en la que se celebró el título en la Liga Profesional, su primera conquista de liga doméstica desde que llegó al club, en 2014.
La alegría de Marcelo Gallardo durante la fiesta en la que se celebró el título en la Liga Profesional, su primera conquista de liga doméstica desde que llegó al club, en 2014.

El título en la Liga Profesional se festejó allí donde se gestó: en las entrañas del estadio Monumental. Y allí, también comenzó a crecer una determinación que todo el mundo River esperaba. Los jugadores y cuerpo técnico de River celebraron y tomaron la determinación de hacerle saber a Marcelo Gallardo que querían que siguiese al frente del proyecto. El DT había calificado que esta iba a ser la decisión “más difícil de su vida”. Un click se dio en el entrenador y desde aquel momento sintió que sus energías estaban plenas y que seguir por una año más en el club de Núñez era su mejor opción.

El grito de los jugadores en el festejo de “Gallardo es de River y de River no se va”, pareció un rezo lógico, pero en el entrenador significó mucho más de lo que algunos podían pensar. Por eso en medio de la conferencia de prensa en la que anunció su continuidad por un año en el cargo fue claro en su mensaje respecto de cuánto influyeron sus dirigidos: “Los jugadores también son parte de mi crecimiento. El mensaje que me dan es ‘aquí estamos para seguir yendo hacia adelante, para seguir siendo exigidos y para crecer como equipo’. Eso me desafía y me estimula. Parte de mi decisión tiene que ver con los jugadores”, dijo el Muñeco en Ezeiza.

Una fiesta con muchos condimentos, porque el capitán Leonardo Ponzio fue uno de los focos de atención y hasta hizo su primera transmisión en vivo a través de sus redes sociales. Contó con la ayuda de Jorge Carrascal. El colombiano, 16 años más joven, está mucho más acostumbrado a filmar en tiempo real y retratar su vida a través de su teléfono. Y fue justo el capitán quien encontró a Gallardo con una sonrisa plena, el pelo contaminado por la nieve artificial, cantando en pleno festejo por el título. Fue una de las instantáneas de la celebración, realizada en el Salón de Usos Múltiples del Monumental. Una señal de que algo en Gallardo estaba ayudando para despejar las dudas.

Hubo más. Julián Álvarez, el jugador más valioso del campeón y uno de los mejores de todo el torneo, se animó a cantar. El cordobés entonó las estrofas de “Persiana Americana”, ese himno de Soda Stéreo, acompañado por sus compañero y por la banda Agapornis, que dio un recital en vivo. En otro momento de la fiesta, Álvarez apareció en el vivo de Agustín Palavecino. “La araña que pica”, se mofaron el propio Palavecino y Carrascal en relación a su apodo de “Hombre Araña”. El joven delantero miró a cámara, sonrió e hizo una “V” con su mano.

En la noche de las canciones y los festejos hubo otro himno: “La Chola”, de Los Palmeras. Es la canción del festejo de la Copa Libertadores 2018, conseguida en Madrid y ante Boca, el rival de toda la vida. Sirvió como antesala del “Bernabéu Monumental”, concebido como otra fiesta al cumplirse este jueves tres años del partido en la capital española. El estadio se abrirá para todos los socios e incluirá un banderazo en el Obelisco para pedirle al Muñeco Gallardo que continúe en River. También habrá una caravana a pie hasta Figueroa Alcorta y Tagle. El club estima alrededor de 50 mil personas en el evento, que tiene al propio Gallardo como uno de sus principales artífices. Se espera que el propio DT incluso les hable a los hinchas. La pregunta que buscaba respuesta es si seguiría o no al frente del equipo. La respuesta se conoció un día antes.

Sobre el cierre de la fiesta en el estadio, y cuando ya despuntaba el martes, los futbolistas de River tuvieron un gesto hacia el DT. “Muñeeeeeco, Muñeeeeco”, entonaron, como si fuesen los habitantes de la tribuna Centenario. A continuación, más mimos para el entrenador que ya hizo historia en el club y lleva 13 títulos: “Olé le, Olá la, Gallardo es de River, de River no se va”.

Hubo tiempo para que el paraguayo Robert Rojas ensayara sus “pasos prohibidos” y provocara las risas del chileno Paulo Díaz. O para que sus compañeros le cantaran a Jonatan Maidana: “El Rocho es de River, de River no se va”, idéntico mensaje que para Gallardo. ¿La respuesta del defensor? Un gesto, equivalente a “pongan la plata”. Risas de Maidana. Carcajadas de todos sus compañeros. La camaradería de un plantel campeón que tiene un partido ante Atlético Tucumán en la mira y otro, que equivale a un trofeo, marcado a fuego en el calendario: será el 18 en Santiago del Estero y ante Colón de Santa Fe. El último mojón del semestre. Y ya confirmado que seguirán juntos en 2022, guiados por el DT que querían: Gallardo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.