En los festejos de Colón a un año del título local, uno de los líderes de la barra recibió un tiro por la espalda

·4  min de lectura
En medio de los festejos a un año de la conquista del título, la barra de Colón desató la locura
En medio de los festejos a un año de la conquista del título, la barra de Colón desató la locura

SANTA FE.- La eterna rivalidad entre barras bravas de Colón empañó anoche los festejos de la parcialidad sabalera, a un año de la obtención de la Copa de la Liga. En un enfrentamiento armado, el hermano de los líderes de “La Negrada”, una de las facciones en que se dividió la hinchada hace unos 20 años, resultó con una herida de bala y permanece en estado delicado en el hospital público de esta capital.

“ Los hechos fueron provocados por un grupito de 20 o 30 personas. Siempre lo mismo, como lo que pasó con Peñarol (primera fecha de la Copa Libertadores). Debe ser la misma gente. Lamentablemente, que pasen estas cosas a uno lo hacen sentir muy mal ”, se lamentó Patricio Fleming, el vicepresidente de Colón.

Y agregó: “Realmente, organizar todo esto y que pasen estas cosas, a uno lo hacen sentir muy mal. El 99% de la gente se portó bárbaro. Nos faltaron 15 o 20 minutos para que sea completa la fiesta, pero por suerte pudieron estar los jugadores”. En tanto, el presidente de Colón, José Vignatti, evitó hacer declaraciones sobre los incidentes registrados durante los festejos. “Prefiero hablar de cosas positivas, más en este momento de celebración”, dijo.

El enfrentamiento armado se registró minutos antes de las 21, cuando el festejo se encontraba en su apogeo, ya que en el escenario se encontraban jugadores, técnicos y dirigentes, que habían regresado una hora antes desde Tucumán, donde el equipo santafecino igualó 1 a 1 con Atlético, en el comienzo del nuevo torneo de la Liga.

La hinchada llegó desde diferentes puntos de la ciudad y muchos desde el interior de la provincia. El escenario se levantó en el playón de ingreso al estadio “Brigadier López”, donde se repasaron con videos los momentos cruciales de la obtención de la primera estrella de Colón en 116 años de vida. Sucedió el 4 de junio de 2021, cuando en San Juan el equipo dirigido por Eduardo Domínguez derrotó en la final de la Copa de la Liga a Racing por 3-0.

Cuando actuaba sobre el escenario el Grupo Cali, el show debió interrumpirse abruptamente porque se escucharon disparos, hubo corridas y el saldo lamentable de un herido grave, que fue asistido por una ambulancia que lo trasladó hasta el Hospital Provincial “Dr. José María Cullen”, donde los médicos de la Emergentología para pacientes en estado crítico constataron que presentaba un impacto con orificio en el omóplato derecho, que supuestamente surgió de un disparo a corta distancia. Para los investigadores de la policía esa sería una evidencia de que intentaron asesinarlo a sangre fría y por la espalda.

En medio de los festejos a un año de la conquista del título, la barra de Colón desató la locura
En medio de los festejos a un año de la conquista del título, la barra de Colón desató la locura


En medio de los festejos a un año de la conquista del título, la barra de Colón desató la locura

El herido fue identificado como Juan Pablo Ríos, de 27 años. Es hermano de Brian Emanuel Ríos, el líder de la facción “La Negrada”, más conocido en el ambiente como “Chucky”, actualmente prófugo de la justicia. Algunos investigadores sostienen que “Chucky” sigue conduciendo su grupo y hasta consideran que se involucró con los tiroteos a la sede del club del barrio Centenario y a la balacera que dejó cuatro policías y un hincha de Peñarol de Uruguay hospitalizados.

Ríos cuenta con un pedido de captura activo en el marco de una causa que investiga una “tentativa de homicidio” y que se tramita en la Fiscalía de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación (MPA). Por su parte, el otro sector de la hinchada sabalera, “Los de siempre”, es conducida por otro reconocido barrabrava, Orlando “Nano” Leiva.

La “guerra” entre las barras quedó declarada a fines del año pasado cuando Colón se enfrentó a River, en Santiago del Estero, por el Trofeo de Campeones. Apenas arribó a esa ciudad “La Negrada” la Policía mandó de regreso a tres ómnibus colmados de barras para que no se enfrenten con “Los de siempre”. Además, la policía encontró en los vehículos grandes cantidades de drogas, alcohol y elementos listos para la “batalla”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.