Fernando D´Amico: Maradona irradiaba un aura que parecía Jesucristo

·3  min de lectura

Badajoz, 25 nov (EFE).- A Fernando D'Amico, exfutbolista argentino de All Boys y Quilmes, no le duelen prendas en afirmar que estar ante Diego Armando Maradona era como "estar ante el mismísimo Jesucristo".

Era la sensación que D'Amico tenía cuando coincidía con el astro argentino. Es más, le impactaba, a su juicio, "el aura que irradiaba".

En una entrevista a EFE, el ex de All Boys, Huracan Corrientes y Quilmes, así como del Lille (Francia) y del CD Badajoz (España), ha recordado a Diego Armando Maradona en el primer aniversario de su fallecimiento.

D'Amico fue uno de ese millón de argentinos que acudió a la casa de Maradona en Buenos Aires tras el “gol del siglo” contra Inglaterra en México 86, y desde entonces sus futuros encuentros con "El Pelusa" siempre tornaron en anécdota.

Recuerda que la primera ocasión que habló con él, ya como jugador en la Primera División de Argentina, cursaba estudios de Derecho por la noche. Lo vio salir de la Facultad y al saludarle, Maradona le reprochó que llevase traje. "Fernando, los del pueblo no usamos corbata”, le dijo el eterno 10 de la selección argentina.

Mucho tiempo después, en 2006, con motivo de un partido de exhibición con grandes jugadores argentinos celebrado en Andalucía, "El Pelusa" le recibió con la camiseta de México 86. "Creí ver a Jesucristo... el aura que irradiaba”, ha reiterado.

“Le dije que lo que sentía en ese momento no lo había vivido nunca y él me contesto: soy Diego”, recuerda D'Amico.

Entre medias, en 1998, Maradona tuvo opciones “muy reales y cercanas” de jugar en el CD Badajoz cuando el equipo extremeño fue adquirido por el “showman” argentino Marcelo Tinelli, quien lo quería para su club, fichaje que, en su opinión, no cuajó “probablemente por un tema económico”, pues Maradona “siempre solicitaba unas cantidades enormes de dinero y nunca se bajaba de la cifra que pedía”.

D'Amico reconoce que “el Diego” es una figura “controvertida como persona”, pero “a los genios como él, como Pablo Picasso, Albert Einstein o Salvador Dalí no se les valora por como fueron en su vida personal” sino por su genialidad.

Ahí el pibe de oro “nunca quiso ser ejemplo”, pues “lo que pretendía era serlo sobre la cancha, convertirse en el jugador del pueblo”.

Su país aún llora su pérdida, como explica el ex jugador del Lille, pues los argentinos “estarán eternamente agradecidos a Maradona” por su fútbol y por goles como el que logró ante la 'pérfida Albión' en 1986, aunque “mientras más tiempo pase, más leyenda será”.

Sin embargo, desde su muerte “cada vez sale algo nuevo” que ensombrece su figura: “lo último que me trasmiten amigos de allí es que dicen que se le enterró sin corazón...”.

De vuelta al 'Diego', D'Amico no elude la clásica pregunta: ¿Messi o Maradona?. "No volverá a verse nunca un jugador como El Pelusa", responde sin dudar. EFE

1011213

jlr/as/jag

(foto)

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.