Fernando Alonso muestra su verdadera cara y apunta sin miedo a la FIA

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
ISTANBUL, TURKEY - OCTOBER 07: Fernando Alonso of Spain and Alpine F1 Team talks in the Drivers Press Conference during previews ahead of the F1 Grand Prix of Turkey at Intercity Istanbul Park on October 07, 2021 in Istanbul, Turkey. (Photo by Sedat Suna - Pool/Getty Images)
Fernando Alonso no dudó en poner en duda la imparcialidad de la FIA. Foto: Sedat Suna - Pool/Getty Images.

Hasta ahora habíamos visto a un Fernando Alonso desconocido. Despreocupado. Simpático. Casi zen. El piloto asturiano, en su regreso a la Fórmula 1, ejercía su papel de veterano a la perfección. Cuando empezó la temporada, se sabía en un coche que estaba muy lejos de los puestos de cabeza. No le importó. Su compañero Esteban Ocon, joven, prometedor y francés, asunto nada baladí teniendo en cuenta que corren en Alpine, podía partir como el teórico coche uno de la escudería. Tampoco le pareció mal. Se limitaba a testar el bólido, conducir y confiar en que su talento le abriese paso.

En redes sociales era un Alonso completamente nuevo. Bromeaba con sus aficionados, retuiteaba highlights y hacía memes. Nada que ver con aquel piloto extremadamente hábil en la pista, pero al que cada acto social se le hacía bola de forma indisimulada. Estaba relajado, como si corriese sin presión.

Hasta que los resultados han comenzado a llegar. En Sochi, la que probablemente sea la mejor carrera de la temporada, con condiciones mixtas, donde de verdad aflora el talento, el piloto español mostró su mejor cara. Asombró en la salida, dio un auténtico recital de adelantamientos en pista y únicamente terminó sexto porque la lluvia dio un vuelco a la clasificación como si una partida de Mario Kart se tratase, ya que hasta las últimas vueltas ocupaba posiciones de podio. Toda una master class solo al alcance de uno de los mejores pilotos de la historia.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Aquel Alonso desatado con la pisa mojada, vintage, ha traído a otro Alonso, el que señala a la FIA directamente cuando huele a chamusquina. Así lo ha hecho en la previa del Gran Premio de Turquía, cuando se le ha cuestionado por los movimientos que realizó durante la salida en Rusia.

El piloto ovetense frenó muy tarde en la primera curva del circuito de Sochi, que admeás suele ser fuente frecuente de incidentes, por lo que no pudo meter el coche en la curva, se fue por la escapatoria y regresó a pista por el camino diseñado por el director de carrera. Aquello no le hizo perder ninguna posición y no está claro si le ayudó, ya que ganó algo de tiempo pero le hizo llegar a final de recta a menor velocidad, por lo que terminó demarrado. 

Lo que sí le ha generado son preguntas sobre ello en rueda de prensa. Algo que ya se esperaba. "Fue solo para confirmar que cuando hago algo, tienen un comportamiento diferente y una repercusión diferente en el siguiente evento. He sido el idiota en la pista durante la mayor parte del campeonato, me han adelantado por fuera del circuito muchas personas durante las primeras carreras. Incluso en Austria, recuerdo Austria 1 y Austria 2, y no pasó nada. No hubo preguntas en la siguiente carrera. Ahora, después de Sochi, hay una pregunta sobre ello. Es una confirmación", dijo.

Además, no dudó en sembrar la duda sobre las posibles intenciones. "Hay reglas diferentes para personas diferentes, o, digamos que se habla diferente la semana siguiente con diferentes personas", espetó. Claro que el asturiano no es de andarse con indirectas, por lo que rápidamente recordó un suceso protagonizado por el británico Lando Norris, quien había cruzado la línea blanca de boxes. "A ver el próximo que cruce la línea blanca en la entrada a boxes de qué nacionalidad es y qué sanción recibe", espetó.

SOCHI, RUSSIA  SEPTEMBER 26, 2021: Alpine F1 Team driver Fernando Alonso of Spain competes in the 2021 Formula One Russian Grand Prix race, at the Sochi Autodrom racing circuit. Sergei Fadeichev/TASS (Photo by Sergei Fadeichev\TASS via Getty Images)
Fernando Alonso finalizó sexto en Sochi. Foto: Sergei Fadeichev\TASS via Getty Images.

A nadie se le escapa que la Fórmula 1 es un deporte fundamentalmente anglosajón, sobre todo en sus órganos rectores. Sembrando la sombra de la duda sobre la imparcialidad de la FIA en algunas de sus decisiones, en este caso con Norris, es imposible no recordar algunas de las polémicas que vistieron sus duelos con otro piloto inglés, Lewis Hamilton. 

Alonso se sabe ahí y, en este contexto, ha mostrado su cara verdadera. El hecho de que esté cosechando resultados, que poco a poco su nombre vaya escalando puestos en la posición general, que se lea en batalla directa con los nuevos gallos del corral, ha aumentado la atención sobre él de forma exponencial. En estas circunstancias, aparece la bestia competitiva que no se deja pisar por nada ni nadie. El que no se calla nunca en ruedas de prensa, sin miedo a represalias. Un Fernando Alonso que conocemos a la perfección.

Vídeo | Sebastian Vettel ofrece una lección de lo que debería ser un deportista en la derrota

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.