Fernando Alonso tiene que luchar en pista contra sus rivales y su equipo

·4  min de lectura

Lee las noticias a tu ritmo

¿QUÉ HA PASADO?

Antes de tener que retirarse, Fernando Alonso mantuvo una conversación con su ingeniero, quien le dijo que su Alpine estaba bien.

Fernando Alonso pilotando su Alpine en el Gran Premio de Italia disputado en Monza. (Foto: Dan Mullan / Getty Images).
Fernando Alonso pilotando su Alpine en el Gran Premio de Italia disputado en Monza. (Foto: Dan Mullan / Getty Images).

Vale, me interesa: CUÉNTAME MÁS

Después de 10 carreras consecutivas terminando en la zona de puntos, Alonso rompió su buena racha en el Gran Premio de Italia al tener que abandonar en la vuelta 32 cuando peleaba por finalizar, al menos, entre los 10 primeros debido a un problema en su Alpine A522.

La retirada es siempre una posibilidad en la Fórmula 1 y, de hecho, el español ya estaba teniendo problemas durante todo el fin de semana con su monoplaza, por lo que no fue del todo inesperado. Lo que sorprende (o a estas alturas quizás no tanto) es que tenga que lidiar en la pista, además de con sus rivales, con su propio equipo.

Poco antes de que abandonara, el bicampeón mundial se puso en contacto con su ingeniero por radio y le comentó que estaba teniendo problemas en su coche, pero desde el box no los encontraron. O no se lo quisieron decir.

“¿Estamos teniendo algún problema o esto es normal?”, le preguntó Alonso a su ingeniero al notar que algo fallaba. “No. Todo parece correcto desde aquí”, le respondieron desde el box y al español le salió una exclamación que se puede interpretar de diferentes formas: “¡Guau!”.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

OK, QUIERO SABERLO TODO

Alonso ha tenido un fin de semana para olvidar en Monza. Ya en la previa se mostraba contrariado de que Alpine decidiera cambiar solo el motor de Esteban Ocon y no el suyo, pese a que era una buena oportunidad. “Con todas las penalizaciones, creo que hubiese venido bien”, decía.

La carrera se presentaba entonces como un ejercicio de supervivencia ante la falta de ritmo y las pocas posibilidades de adelantamiento. Eligió el neumático medio para alargar el primer stint y buscar una estrategia diferente, pero todo se fue al garete con el abandono.

Tras esa llamativa conversación en la que le dijeron que no encontraban ningún problema, desde Alpine le reportaban después por radio al español que tenía que llevar el coche al box y retirarse sin dar más explicaciones. “Compañero, tienes un problema y lo tenemos que mirar”, le decían.

La escudería francesa informaba después que habían tenido un problema con la presión del sistema de agua, aunque no está confirmado que ese fuera realmente el motivo del abandono.

Ante los micrófonos de DAZN, Alonso confirmaba que no sabía exactamente lo que había pasado. “Llevaba toda la carrera con algún problema de energía relacionado con el motor. Cortaba muy pronto en las rectas y era muy difícil mantener una batalla. Al final hemos retirado el coche no sé por qué problema exactamente. Ha sido algo de motor también, eso está claro. Esperemos que no esté muy roto para poder usarlo en las próximas carreras”, afirmaba.

“Quizá ha sido algo con la presión del agua, seguimos buscando la razón exacta. Desde el inicio de la carrera notaba una pérdida en el despliegue de la potencia. No daba toda la energía, así que ha sido una carrera bastante difícil de por sí hasta el problema final”, añadía el dos veces campeón del mundo.

Hablando con la prensa, el español parecía también algo molesto porque su equipo no le diera demasiadas explicaciones. “En la radio no me querían decir que tenía un problema tampoco, por lo que no estoy seguro de si no sabían muy bien o era para continuar. No hemos podido acabar, pero tampoco teníamos mucho ritmo. Tenemos que encontrar esa velocidad”, aseguraba.

Alonso antes de la salida del Gran Premio de Italia. (Foto: Eric Alonso / Getty Images).
Alonso antes de la salida del Gran Premio de Italia. (Foto: Eric Alonso / Getty Images).

A pesar de que Alonso ha reiterado que lo dará todo por Alpine en lo que queda de temporada antes de marcharse a Aston Martin, viendo la falta de comunicación y la relación cada vez más deteriorada, no parece demasiado optimista para las carreras que restan en 2022. “No hemos rendido como esperábamos aquí en Monza. Esperaba ver la bandera a cuadros siendo décimo, nada más, pero hubiera sido bueno acabar aquí al menos. Deberíamos haber sido mejores aquí, así que no estoy seguro de qué va a pasar en la lucha con McLaren”, sentenciaba.

VÍDEO | Alonso ficha por Aston Martin: ¿su último desafío en la F1?

Más historias que te pueden interesar: