Ferland Mendy desata pasiones y mosqueos a partes iguales en el madridismo

·3  min de lectura
Ferland Mendy vuelve a hacer una de las suyas, y muchos madridistas se llevan las manos a la cabeza mientras a otros les entra la risa tonta. Imagen vía David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images.
Ferland Mendy vuelve a hacer una de las suyas, y muchos madridistas se llevan las manos a la cabeza mientras a otros les entra la risa tonta. Imagen vía David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images.

El Real Madrid ha iniciado oficialmente la temporada 2022/2023 con la disputa de la Final de la Supercopa de Europa ante el Eintracht Frankfurt en Helsinki.

Pese a que Carlo Ancelotti ya había avisado en la previa del encuentro que repetiría el once inicial que conquistó la Champions League el pasado mes de mayo ante el Liverpool, muchos madridistas mostraron su sorpresa por la presencia de Ferland Mendy en el lateral izquierdo.

Sobre todo porque eso suponía dejar en el banquillo a Antonio Rüdiger, el flamante fichaje blanco que a priori parecía destinado a ocupar esa posición en los partidos importantes de la temporada, una vez que el técnico blanco ha dejado claro que David Alaba será central.

En cualquier caso, el francés rápidamente se convirtió en protagonista tras volver a hacer una de las suyas. Una de esas locuras que solo parecen buena idea en su cabeza. Corría el minuto 10 del partido cuando el francés recogía un pase de Thibaut Courtois no muy lejos del área blanca, y en lugar de jugar fácil ante la presión de dos futbolistas alemanes, decidía utilizar su cuerpo para proteger el balón para acabar lanzando un caño sublime a Jesper Lindstrom.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un contenido no disponible por tus preferencias de privacidad

Esta acción hizo que muchos madridistas se mosquearan con su osadía y se llevaran inmediatamente las manos a la cabeza, y que a muchos otros les entrara la risa floja ante lo que consideran una genialidad de Mendy, como quedó claramente reflejado en las redes sociales.

Minutos después de esto, el propio Mendy perdería un comprometido balón que acabó con una clara ocasión del Eintracht finalmente desbaratada por Courtois para alivio de los aficionados madridistas. Las dos caras del francés. El es así y seguramente nunca cambiará. Unos le aman y otros lo odian. Pero lo único que es indudable es que con él no nos aburrimos.

VÍDEO: Ancelotti: "En la Supercopa tendrán prioridad quienes ganaron la Champions"