FedEx Cup: el hoyo en el que le salió todo mal a Rory McIlroy, que está a ocho golpes del líder Scottie Scheffler

·3  min de lectura
Rory McIlroy no lo podía creer en el inicio de la primera vuelta en el East Lake Golf Club de Atlanta; luego, remontó
Rory McIlroy no lo podía creer en el inicio de la primera vuelta en el East Lake Golf Club de Atlanta; luego, remontó - Créditos: @Steve Helber

En el inicio de la primera vuelta del tercer y definitivo torneo del playoff final de la FedEx Cup, el exnúmero 1 del mundo Rory McIlroy vivió una montaña rusa de sensaciones desde la salida antes de firmar una tarjeta de -7 y quedar a ocho golpes del cómodo puntero y actual líder del ranking mundial, el golfista estadounidense Scottie Scheffler. La curiosidad con el norirlandés fue que debió remontar un triple bogey en el hoyo inicial, porque tuvo una penalidad y, para peor, lanzó la pelota al bunker en su siguiente impacto.

En el East Lake Golf Club de Atlanta, que alberga el Tour Championship para cerrar la temporada 2021/22 del PGA Tour con los 30 jugadores mejor clasificados en la general del circuito, McIlroy registró, además, cuatro bogeys, ocho birdies y un águila en su recorrido serpenteante por el clasificador. Por el arrastre de las dos etapas previas, Rory había comenzado con un -3 de handicap, mientras Scheffler lo hizo con un -5 y pareció jugarle a la cancha: hizo el par en 12 de los 18 hoyos.

McIlroy comenzó su juego sacando la bola de los límites, detrás de los árboles, y debió volver a pegar desde la salida, bajo la lluvia, con un golpe de recargo. Enseguida, el nuevo intento terminó en la arena y para cerrar el hoyo 1 necesitó de siete golpes en un par 4. Las cosas empeorarían con dos bogeys en los tres juegos siguientes, pero apeló a su buena mano y a su magia para escalar y quedar sexto al cierre de la jornada, junto al surcoreano Sungjae Im y el australiano Cameron Smith.

Scheffler estuvo mucho más sólido, con cuatro birdies, un águila y un bogey. Así, en el primer día le sacó una ventaja de cinco golpes a su compatriota Xander Schauffele, seis al británico Matt Fitzpatrick y siete al estadounidense Patrick Cantlay y al chileno Joaquín Niemann, una de las sensaciones del certamen y el único sudamericano en llegar hasta esta instancia. No sólo eso: está en la pelea por uno de los premios grandes que reserva el circuito. Fue un día inolvidable para el trasandino, con cinco birdies, un águila y un bogey.

La gran vuelta de Joaquín Niemann

Hay en juego 75 millones de dólares, por repartir entre los 150 mejores de la temporada, en función de su posición, y para el ganador está reservado un cheque de 18 millones. El segundo clasificado de la FedEx Cup se llevará 6,5 millones de la moneda norteamericana y el tercero tendrá un premio de 5 millones.

Además, el campeón tendrá una exención total en el PGA Tour para poder competir en todos los torneos de la gira que desee hasta 2027 y una plaza segura en 2023 en trece citas excepcionales: Sentry Tournament of Champions, The American Express, The Genesis Invitational, Arnold Palmer Invitational, THE PLAYERS Championship, Masters Tournament, RBC Heritage, PGA Championship, Charles Schwab Challenge, The Memorial Tournament, U.S. Open, Genesis Scottish Open y The Open Championship.

A Tony Finau, que no tuvo una buena vuelta y quedó entre los últimos que jugaron la primera vuelta, se le vino la noche
A Tony Finau, que no tuvo una buena vuelta y quedó entre los últimos que jugaron la primera vuelta, se le vino la noche - Créditos: @SAM GREENWOOD

El torneo final, en realidad, está siendo disputado por 29 golfistas, por una baja de consideración. El californiano Will Zalatoris pasó de la gloria a la decepción en un puñado de días: ganó el FedEx St. Jude, el primero de los tres torneos de los playoffs de la FedExCup, pero en el segundo, el BMW Championship, el norteamericano de 26 años debió retirarse cuando marchaba a cuatro golpes del líder en la segunda vuelta por problemas en su espalda. Esas molestias, por dos hernias discales, no pudo superarlas y Zalatoris anunció que no estaría en Atlanta. Con la lesión resignó la posibilidad de batallar por el premio mayor.

Este viernes será la segunda vuelta, desde las 12.45 (hora argentina).