Federico Gomes Gerth, el arquero sparring de la selección campeona en Qatar: “Dibu Martínez es un loco lindo, tiene una personalidad distinta, única”

Gomes Gerth, identificado con el círculo, se suma a los festejos del seleccionado
Gomes Gerth, identificado con el círculo, se suma a los festejos del seleccionado

¿Quién es el rubio alto que aparecía dentro de la cancha en los festejos de los jugadores del seleccionado argentino al final de los partidos? Alto y con aspecto de futbolista, pero difícil de identificar para una gran mayoría. Parecía un jugador más, pero no lo era. Tenía la ropa de la selección. Las preguntas eran lógicas y se referían al arquero Federico Gomes Gerth, de 1,93 metro. Fue el jugador número 27 de la selección. Que no estuvo en la lista y ni siquiera podía entrar en el vestuario, pero que acompañó al equipo de Lionel Scaloni como sparring.

Gómes Gerth, arquero juvenil de Tigre, es un joven que tiene una larga trayectoria en los seleccionados juveniles. Ahora se encuentra trabajando con el seleccionado Sub 20 que dirige Javier Mascherano y participará en el Sudamericano de Colombia desde el 19 de enero, clasificatorio para el Mundial de Indonesia. Estuvo bajo el mando de Pablo Aimar y ya había sido convocado por Scaloni para la ventana eliminatoria de noviembre de 2021, cuando la Argentina le ganó a Uruguay por 1 a 0 y empató sin goles con Brasil. En aquella oportunidad ni siquiera estuvo en el banco de los suplentes, pero su vida dio un vuelco con el llamado. “Cuando vi mi nombre en la lista me largué a llorar”, contó tras ese encuentro.

Con la Copa del Mundo en el estadio Lusail
Con la Copa del Mundo en el estadio Lusail

Scaloni, en esa oportunidad, incorporó por primera vez a varios jóvenes, entre los que se encontraban también Matías Soule (Juventus), Exequiel Zeballos y Cristian Medina (Boca), Enzo Fernández y Santiago Simón (River), y Thiago Almada (Vélez). Dos de ellos, Fernández y Almada, llegaron al Mundial.

De regreso al país con la delegación, Gomes Gerth, en una entrevista con el sitio de la Liga Profesional de Fútbol, contó sus sensaciones: “Todavía no caí, no soy consciente de lo que pude vivir. Cuando pasen los meses, quizá los años, me voy a dar cuenta de lo que viví. La experiencia por la que pasé es la mejor de mi vida. Fue muy útil, pude aprender un montón. Estoy muy contento de poder haber sido parte del grupo y haberlo aprovechado al máximo”.

El abrazo de Gomes Gerth con Messi
El abrazo de Gomes Gerth con Messi

El día a día con el plantel lo fue atrapando: “Con Emi (Martínez), Gero (Rulli) y Franco (Armani), más los entrenadores de arqueros, se formó un lindo grupo de trabajo, muy unido. Apenas llegué me di cuenta de que todos tiraban para el mismo lado. Hubo mucho compañerismo y alegría. Soy un agradecido porque me incluyeron en ese grupo. Siempre me preguntaban cómo estaba, si necesitaba algo. Me sentí parte, a pesar de que durante los partidos yo no estaba en el banco. Los miraba desde afuera como un hincha más. Se pudo conseguir el título por el grupo que había y la calidad de gente”.

Las declaraciones del juvenil arquero de Tigre

Entrenarse y ser apoyo de los tres arqueros fue un curso acelerado para Gomes Gerth, que tuvo una mención más hacia Emiliano Martínez: “Dibu es un loco lindo. Tiene una personalidad distinta, única. Es muy fuerte de la cabeza. Así como se lo ve en la cancha, en los entrenamientos es súper profesional. En los momentos de ocio la pasábamos muy bien. Me llevo muchas enseñanzas del tiempo que compartí con él”.

Entre tantos recuerdos inolvidables, el penal del título ocupa un lugar preponderante para el guardavallas: “Fue una alegría inmensa cuando Cachete Montiel metió el último penal. Poder vivirlo y estar ahí fue el momento más tenso de mi vida. Cuando entró la pelota me largué a llorar con el Mono Herrera, que es el otro entrenador de arqueros con el que lo estaba viendo”.

En el avión de regreso a la Argentina
En el avión de regreso a la Argentina

Destacó a Lionel Messi como “el líder, el mejor del mundo. Lo demostró a lo largo de los partidos. Fue determinante en todo momento”. El otro impacto fue el acompañamiento que tuvo el seleccionado: “Lo del hincha argentino en Qatar fue algo impresionante. Que haya habido más de 40.000 demuestra que el hincha argentino está loco, deja todo por alentar a la selección. En los estadios se sentía el aliento. Desde Qatar veíamos cómo se ponía la gente en la Argentina en cada partido; creo que eso le dio mucha energía al grupo para afrontar todos los desafíos”.

El final de la película para Gomes Gerth fue el regreso al país: “No podíamos creer la gente que había en Ezeiza cuando llegamos a la madrugada. Creo que tardamos dos horas en llegar al predio de la AFA, cuando normalmente no demoramos más de 10 minutos. Nos demostraron todo su afecto. Y los festejos en la caravana del martes fueron todavía más increíbles. Muy emocionante. Terminamos todos quemados de estar tanto tiempo bajo el sol, pero valió la pena porque pudimos devolver el cariño. Es una alegría para que disfrutemos los 42 millones de argentinos porque todos somos campeones del mundo”.