Federer, Nadal, Djokovic y Murray: los cuatro mosqueteros vuelven locos a los aficionados del tenis

·3  min de lectura
El histórico Big 4: Andy Murray, Novak Djokovic, Roger Federer y Rafael Nadal durante una práctica de dobles a un día del comienzo de la Laver Cup, donde se despedirá el suizo
El histórico Big 4: Andy Murray, Novak Djokovic, Roger Federer y Rafael Nadal durante una práctica de dobles a un día del comienzo de la Laver Cup, donde se despedirá el suizo - Créditos: @Kin Cheung

Sesenta y seis títulos de Grand Slam reunidos en una misma pista. Roger Federer (20) y Rafael Nadal (22) de un lado de la red; Novak Djokovic (21) y Andy Murray (3) del otro. El O2 Arena londinense, escenario de la Laver Cup , el certamen de exhibición que este viernes levantará el telón y que marcará la despedida de la ilustre carrera del suizo, fue el teatro de los sueños para miles de fanáticos que presenciaron una práctica inédita y cinematográfica, con los integrantes del Big 4.

“No estoy seguro de si podré manejar todo, pero lo intentaré”, reconoció Federer, de 41 años, al anticipar la emotiva despedida que vivirá este viernes, cuando participe del partido de dobles, en pareja con Nadal, ante los estadounidenses Jack Sock y Frances Tiafoe. Pero ya vivió una suerte de adelanto durante la práctica abierta al público que disfrutó este jueves junto con los otros integrantes del equipo de Europa (el Team World, además de estar integrado por Sock y Tiafoe, está compuesto por Diego Schwartzman, el estadounidense Taylor Fritz y el australiano Alex De Miñaur). ¿Quién actuó de umpire del dobles soñado? El griego Stefanos Tsitsipas, otra de las piezas del Viejo Continente.

Fanáticos de Roger Federer durante la sesión de entrenamiento en el O2 Arena de Londres
Fanáticos de Roger Federer durante la sesión de entrenamiento en el O2 Arena de Londres - Créditos: @GLYN KIRK

Federer, Nadal y Djokovic construyeron el mágico Big 3. Dominaron los Grand Slam en la última década y media (el suizo, en realidad, ganó su primer major en 2003, en Wimbledon). Murray, campeón del US Open 2012 y de Wimbledon 2013 y 2016, sin dudas pudo haber ganado más torneos de la máxima jerarquía, pero el poderío de sus tres máximos rivales y las angustiantes lesiones (de cadera, sobre todo; de hecho compite con un implante metálico en la zona) se lo impidieron. De todos modos eso no le impidió encumbrarse como una suerte de cuarto mosquetero (fue N° 1 en 2016).

Los cruces, especialmente en las instancias finales de los torneos, se repitieron una y otra vez entre los cuatro desde hace más de una década y media. Con distintos estilos y personalidades, se encargaron de elevar el listón, siempre más, y de conseguir marcas que en otros tiempos -no tan lejanos- parecían inalcanzables. El O2 Arena de Londres, escenario del torneo de Maestros entre 2009 y 2020, se convirtió en el teatro de una práctica liviana y entretenida con los cuatro cracks, lo que fue todo un deleite para las miles de personas que pagaron 25 libras para poder ingresar (muchos no habían podido conseguir localidades para los partidos oficiales del certamen que comenzará este viernes).

Federer, que actuó por primera vez en el tour en 1998 y jugó su último partido oficial en Wimbledon 2021 (perdió en los cuartos de final con el polaco Hubert Hurkacz), terminará su histórica carrera rodeado de jugadores a los que venció y, también, con los que padeció fuertes reveses. Pero lejos de tener una actitud egoísta, el hombre nacido en Basilea se esforzó para que los otros integrantes del Big 4 (incluso, con diferencias en las opiniones y conductas) estuvieran en su despedida. El ensayo de una hora realizado este jueves fue, apenas, un aperitivo de lo que ocurrirá este viernes.

Vídeo | Federer se divierte jugando al ping-pong con Schwartzmann