Federación de Natación elige exclusividad en competencias

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 21 (EL UNIVERSAL).- La natación lanzó el primer dardo importante en contra de las deportistas transgénero, lo que seguramente abrirá el camino para que otras disciplinas impongan prohibiciones similares de cara a los Juegos Olímpicos de París 2024.

Con suerte, ello no pondrá fin a un debate profundo e inteligente, respaldado por la ciencia, los matices y la empatía, sobre la manera en que el deporte esté abierto para todos, especialmente para aquellos que ya han sufrido una enorme discriminación, marginalización y ataques políticos.

Con el fallo dirigido especialmente a Lia Thomas, la primera mujer transgénero en ganar un campeonato nacional en las competencias para universidades estadounidenses (NCAA), la FINA, el organismo rector de la natación, prohibió efectivamente a deportistas como Thomas de competir en eventos femeninos.

Cualquiera que no haya comenzado la transición de hombre a mujer antes de cumplir los 12 años, no podrá competir contra mujeres durante su carrera.

Esto prácticamente pone fin a las esperanzas de Thomas de competir en los Juegos Olímpicos, sin mencionar mujeres transgénero en otros deportes que podrían enfrentar restricciones similares en un futuro no muy lejano.

Ejemplo

Tras conocerse la decisión, el exatleta Sebastian Coe, presidente de la Federación Internacional de Atletismo, dijo estar a favor de la "equidad" por encima de la "inclusión" de los atletas transgénero en las pruebas femeninas.

"Mi responsabilidad es proteger la integridad del deporte femenino", declaró el ganador de dos medallas olímpicas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.