Fassi: “Nos tendrían que haber cuidado, pero liberaron y fue una masacre”

·3  min de lectura

El gran triunfo de Vélez Sarsfield por la ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores quedó opacado por los serios incidentes que ocurrieron durante el partido con los allegados de Talleres de Córdoba, quienes fueron golpeados en el José Amalfitani por barrabravas. Andrés Fassi no se guardó nada y apuntó contra Sergio Rapisarda.

El presidente del Matador habló con Cadena 3 sobre lo sucedido en la platea Sur Alta, en la que integrantes de la Comisión Directiva y familiares de futbolistas recibieron golpes de todo tipo, e incluso algunos terminaron hospitalizados. A su vez, destacó que no se trató de una golpiza a infiltrados.

“Nunca imaginé algo así, y menos en una institución como Vélez, que no haya tenido la capacidad de cuidar a los familiares de los jugadores. El episodio no se dio con la gente de Talleres que se hizo socia o vino camuflada. El problema fue con la Comisión Directiva de Talleres, con los familiares de los jugadores, mujeres y niños”, sostuvo.

A su vez, reconoció: “Nos dieron 350 lugares, nos tendrían que haber cuidado y no hubo ningún tipo de seguridad. Terminado el primer tiempo, liberaron. Más de 40 o 50 de la barra de Vélez pasaron más de seis o siete controles para llegar donde estaba la Comisión Directiva de Talleres y empezar una masacre”.

“Hay gente hospitalizada, muy mal. No pudieron ver el segundo tiempo. Me llama la atención la ineptitud y la falsedad con la que nos recibió la gente de Vélez al mediodía. Les pedí ahí, a falta de nueve horas para el partido, que nos den una solución. Nos dijeron que nos quedemos tranquilos. Es una barbaridad”, agregó el directivo.

Por lo ocurrido, no habrá público del Fortín en el Mario Alberto Kempes el próximo miércoles. Precisamente, Fassi tiró contra Rapisarda y remarcó: “Tomaremos medidas muy drásticas. Es increíble que una enorme institución como Vélez esté manejada por un dirigente inepto, mentiroso y falso. Talleres no permitirá de ninguna forma el trato recibido”.

“Nunca en mi vida vi que a la Comisión Directiva y la familia de los jugadores les pase lo que pasó hoy. Me juntaré con la Comisión Directiva y tomaremos medidas muy drásticas sobre el partido del próximo miércoles”, indicó. Y afirmó: “Haremos una demanda penal y un descargo ante Conmebol para pedir la suspensión del estadio. Es una barbaridad lo que hizo la dirigencia de Vélez”.

“Rapisarda me pidió disculpas. Los daños y perjuicios que causó fueron monstruosos. Ahora tendrá que dar explicaciones con todo lo que Talleres emprenderá en contra de Vélez. Separo a Vélez, que es una institución ejemplar, de la ineptitud de Rapisarda”, continuó el dirigente en su descargo contra su colega.

También comentó que no vio los incidentes. “El palco que nos dieron no nos permitía ver la segunda bandeja. Nos enteramos por los teléfonos que estaba desesperada la gente de la Comisión Directiva y los familiares pidiendo apoyo, porque la Policía liberó la entrada y les pegaban a quien sea. Fue una masacre”, manifestó.

Por último, Fassi cerró: “Se podía haber suspendido momentáneamente el partido, era una brutalidad. Esto no fue con los hinchas que compraron o se hicieron socios. Pasó con los 350 lugares, cuando había un codo de más de 2.000 personas que no había nadie, y ante nuestro pedido del mediodía se podría haber solucionado. Pediremos una sanción ejemplificadora”.

Foto: JUAN MABROMATA/AFP via Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.