Facundo Farías sufrió una grave lesión: un duro golpe para la joya de Colón, que se disputaban River y Boca

·4  min de lectura
Facundo Farías siente el dolor en la rodilla tras el cruce de Buffarini, durante Talleres-Colón
Facundo Farías siente el dolor en la rodilla tras el cruce de Buffarini, durante Talleres-Colón

SANTA FE.- Se terminó el año para Facundo Farías, la joya de Colón. El delantero de 20 años, la firme promesa del club santafecino y del fútbol argentino, sufrió la ruptura parcial del ligamento cruzado anterior con inestabilidad moderada. Será intervenido quirúrgicamente y estará fuera de las canchas entre seis y ocho meses, según confirmaron desde la entidad sabalera. Farías sufrió la lesión a los 13 minutos del segundo tiempo del cotejo que Colón perdió (2 a 0) ante Talleres.

El diagnóstico parcial mencionaba la reserva de los facultativos ante las consecuencias de la lesión, que se produjo cuando Farías fue a buscar una pelota larga, Buffarini se tiró al piso, llegó antes y se quedó con el balón, cayendo pesadamente el juvenil delantero sabalero, quien quedó tendido en el piso y con signos evidentes de dolor en su rodilla derecha. El árbitro no cobró infracción porque la acción del defensor de Talleres fue totalmente lícita.

Facundo Farías estuvo en la mira de River y Boca en los últimos mercados de pases
Facundo Farías estuvo en la mira de River y Boca en los últimos mercados de pases - Créditos: @Marcelo Endelli

De inmediato el rostro del jugador reflejó la seriedad de la lesión. Farías fue ayudado por los médicos del plantel sabalero y sollozando se fue hacia el vestuario. Cuando finalizó el cotejo recibió ayuda de los facultativos para emprender el regreso a esta capital.

Las primeras informaciones eran alentadoras, ya que se hablaba de que podía ser un esguince de rodilla, pero con el correr de las horas, ese diagnóstico se fue diluyendo, y todo se fue acercando a la noticia que nadie quería escuchar.

La mala noticia para Colón se conoció este lunes, luego de los estudios realizados en el sanatorio que brinda su asistencia profesional al plantel, en la zona de la terminal de ómnibus Manuel Belgrano, de esta ciudad. Horas después, el Club Atlético Colón brindó el parte médico oficial: “En el día de hoy a Facundo Farías, se le realizó en el Sanatorio Santa Fe, una resonancia magnética de rodilla derecha, la cual arrojó ruptura parcial del ligamento cruzado anterior con inestabilidad moderada, por lo cual será evaluado para determinar tratamiento definitivo”.

Los médicos deportólogos consultados coinciden en señalar que una intervención quirúrgica es el tratamiento adecuado a seguir, especialmente apoyándose en la juventud del jugador y la proyección de su carrera.

En el grupo familiar de Farías aseguran que el propio deportista habría aceptado que se le realice una consulta directa al doctor Jorge Batista, médico del plantel de Boca Juniors, para que cuanto antes ese facultativo defina la fecha de la intervención quirúrgica. Será en Buenos Aires, se apuntó.

Si todo se desenvuelve como está planteado, Farías volvería a pisar un campo de juego entre febrero y marzo del año próximo. Esto conspirará contra las pretensiones del jugador y del club santafecino, que había retomado negociaciones con un grupo inversor para que la “joya”, si bien perdió brillo en este torneo, fuera transferido a fin de año al fútbol español.

Si bien meses atrás se aseguró que a mitad de año el futbolista iba a continuar su carrera en esa liga, la relación con el grupo inversor quedó en un impasse y recién se reactivó dos semanas atrás. A mitad del año pasado comenzó a hablarse que Farías podría reforzar los planteles de River o de Boca. Luego se mencionó una importante oferta desde el exterior para sacarlo de Colón. Fueron rumores que surgieron de su representante, Martín Sendoa, pero que nunca se materializaron. Por lo tanto, el jugador decidió cortar la relación y quitarle el poder que le había otorgado. Pero además, interrumpió la confirmación del trámite de adopción que los unía, tras el fallecimiento de los padres y la abuela del delantero. Según sus allegados, Farías se sintió defraudado después de tantos comentarios sobre la transferencia nunca concretada. Tras la ruptura del contrato con Sendoa, el delantero es representado ahora por Pablo Sabbag y Agustín Jiménez.

Esa situación desmotivó al jugador que, sumado a la baja producción del equipo, que este año ya tuvo tres conductores técnicos (Falcioni, Rondina y Marini), lo alejaron del gol y de los rendimientos que oportunamente despertaron el interés de clubes argentinos y del exterior.