Facundo Campazzo volvió a jugar en la segunda derrota de unos Denver Nuggets desencajados ante Golden State Warriors

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Stephen Curry volvió loco a Denver Nuggets y Facundo Campazzo lo defendió en los últimos minutos del partido
AAron Ontiveroz/MediaNews Group/The Denver Post via Getty Images

Un comienzo complicado, lejos de lo planificado, pero no por el resultado, sino porque la versión de Denver Nuggets no puede ser más deslucida. En ese contexto Facundo Campazzo volvió a tener un puñado de minutos y su producción quedó dentro de la misma escenografía. Una tan inquietante para playoffs de la NBA, que mostró cara a cara a Will Barton y DeMacus Cousins y a Nikola Jokic desencajado. Demasiada información para los Nuggets en la segunda caída ante Golden State Warriors.

Los minutos que le quedaron a Facundo Campazzo, fueron con el juego ya resuelto y con un equipo detonado por las peleas en el banco de los suplentes y por la expulsión de Jokic. Stephen Curry fue una auténtica pensadilla para Denver y su juego desacomodó todo lo planificado por Michael Malone. El base cordobés estuvo en la cancha poco más de 5 minutos, consiguió 2 rebotes y una asistencia.

Demasiadas señales que las cosas no están bien en los Nuggets, porque Will Barton levantó los brazos en varias oportunidades y a los gritos les pidió más intensidad defensiva a sus compañeros. Eso permitió comprender que entre Curry, Klay Thompson y Draymond Green los estaban demoliendo.

Sobre el final del partido, las cámaras alcanzaron a captar el momento en el que Barton se le fue encima a Cousins, cuando los jugadores de los Nuggets, estaban rumbo al banco por un tiempo muerto. Monte Morris tuvo que meterse en medio de sus compañeros para evitar que terminase peor la escena.

Nikola Jokic, con 26 puntos, 11 rebotes y 4 asistencias, fue expulsado del partido en el último cuarto, tras recibir una falta clara de Green que los árbitros no marcaron. La protesta vino acompañada de una segunda técnica minutos después del altercado entre Cousins y Barton. Jokic ya había comenzado a perder la paciencia en una jugada en la que Gary Payton II le dio una palmada que enfureció al pivote, desquiciado por la defensa rival y por el arbitraje. Incluso, tuvo que interceder Stephen Curry para calmarlo.

La estrella de los Warriors, finalizó el encuentro con 34 puntos (12 de 17 tiros de campo y 5 de 10 triples), de nuevo saliendo como suplentes y tras la victoria por 126-106 publicó en sus redes sociales: “Estoy de regreso”.

La imagen de los Nuggets fue tan pálida e inquietante que tras el juego, el entrenador Michael Malone habló de su equipo y fue muy claro en su mensaje: “Tenemos que mantenernos unidos, lo más importante es que debemos mantenernos unidos. No podemos quebrarnos en tiempos adversos. Ese es nuestro desafío”. Y Cousins, uno de los que participó en la fuerte discusión, trató de minimizar lo sucedido: “Es una pavada del partido que ni siquiera puedo considerar”.

La serie viajará ahora a Denver, donde el jueves se jugará el tercer partido y el domingo se disputara el cuarto de la primera estación de los playoffs para los Nuggets y los Warriors.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.