Facundo Campazzo en LA NACION: “Me juega en la cabeza que sea mi último año de contrato, pero lo uso como algo positivo”

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·6  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
@nuggets
@nuggets

DENVER.– Desde hacía mucho no tenía una pretemporada fuerte. Lo mío siempre fue ir a la selección y llegar medio con lo justo para entrenarme, pero después, con el ritmo de juego, me alcanzaba para empezar la temporada. Ahora, tras estar casi un mes en Córdoba, trabajando un poco pero no mucho, para poder descansar, está bueno hacer la primera pretemporada de la NBA. Es distinta. Estoy poniéndome a punto, salimos a correr por las montañas, tenemos mucho volumen de trabajo, jugamos dos o tres partidos entre nosotros... Así que estoy conociendo un poco cómo es toda esta preparación acá. Es algo nuevo para mí, porque el año pasado tuve un par de días de training camp y después ya comenzó todo.

Durante una pretemporada uno trabaja algunas cosas que no atiende tanto durante la temporada. Tiros que no uno no toma en un partido normal, trabajos para sumar recursos al juego... También arman muchos partidos, sin árbitros; es jugar y jugar, a lo que salga. Siempre dentro de las normas que tenemos en la NBA. Lo nuevo para mí es que se juega mucho y se hace mucho trabajo físico. Yo estoy focalizándome en las definiciones, sigo puliendo el tiro de tres puntos, el pick and roll, las flotadoras... Todas esas cosas estoy puntualizando.

Es mucho trabajo, y la verdad es que todavía no hablamos de nada sobre mi rol en la nueva temporada. Sucede que no está el entrenador en esta parte de la preparación. Están los asistentes, pero no se habla de esas cosas con ellos. En mi mente voy a aplicar lo que hago siempre, aprovechar cada oportunidad que tenga. Sé que cuando la rotación esté completa, deberé estar atento para cuando tenga mis chances. Mientras tanto, tengo que trabajar duro y estar atento para que llegue mi oportunidad.

Sé que en esta segunda temporada las cosas serán diferentes para mí. El que se exige más soy yo. Es mi último año de contrato, entonces me pongo en la cabeza que tengo que hacer las cosas lo mejor que pueda dentro de lo que esté al alcance de mis manos. Entiendo que en el equipo debo hacer lo mismo y que tengo que generar un impacto aun si tengo menos la pelota en la mano o tengo menos minutos. Intentaré ser mejor en ese rol. Me juega en la cabeza que sea mi último año de contrato, pero lo uso como algo positivo. Y si juego por demostrar, no creo que me salgan bien las cosas. En esos momentos uno quiere hacer más que lo que realmente puede hacer y termina haciendo mucho menos. Intento que fluya, me pongo como objetivo trabajar duro y aprovechar los momentos.

Con mis compañeros también será diferente, porque después de un año juntos, ellos ya me conocen. Tengo más confianza en la relación. En lo personal creo mucho en llevarse bien en la cancha y fuera de ella. Esa química en un equipo me parece fundamental. Siempre me dejé llevar por esas cosas. Le doy mucha importancia a la relación con los compañeros en el vestuario. Me trataron bien y me respetaron desde el primer día, a pesar de que estaba en mi primer año en la NBA. Todos, desde el entrenador hasta el último compañero, me ayudaron en la adaptación. Por eso pongo mi energía en alimentar la relación con cada uno de ellos.

Una de las cosas que están buenas en esta parte de la preparación es ver cómo van conformándose todos los equipos para la próxima temporada. Es imposible aislarse de eso porque explotan las redes sociales con esas informaciones. Y en ese escenario en el que equipos como Lakers y Nets arman semejantes planteles, no hacen más que poner más alto el listón para todos. Y charlamos de eso en el grupo. Por eso tenemos que confiar más que nunca en esa unión de equipo, en crear esa química para poder competir en ese nivel.

Campazzo tuvo una buena primera temporada, con buen rendimiento y alta participación; da a entender que ahora, con el plantel completo, tendrá menos minutos en la cancha.
GARRETT ELLWOOD


Campazzo tuvo una buena primera temporada, con buen rendimiento y alta participación; da a entender que ahora, con el plantel completo, tendrá menos minutos en la cancha. (GARRETT ELLWOOD/)

Se habla mucho de qué equipo es más fuerte. En el vestuario se arman debates de quién puede competir contra Lakers, Nets o Warriors. Es divertido escuchar a mis compañeros acerca de cómo podemos competir. Lo viven mucho, son pasionales en ese sentido. Todos debaten acerca de cuáles son los jugadores más poderosos en la competencia. Y cuando llega el momento de saltar a la cancha, nadie está pensando en LeBron, Durant o Curry. Se los respeta, se los admira, pero todos queremos ganar.

La selección argentina

En este tiempo, más allá de mi preparación para la temporada de la NBA, estuve muy atento a todo lo que pasó con la selección, y al fin del vínculo de Sergio Hernández lo seguí muy de cerca. Pensé que quizá seguía, pero cuando se confirmó que no iba a ser más el entrenador, se me mezclaron muchas sensaciones. Tuve nostalgia y me puse a recapitular todo lo que vivimos juntos, tanto los buenos como los malos momentos. Él me ayudó mucho en mi carrera. Es un antes y un después para mí. Lo mismo que me pasó con Luis Scola. Son dos personas que me dieron muchísimo en la selección y en mi trayectoria. Sergio dio todo por el equipo. Tomó un grupo de jóvenes que necesitaba un guía que lo manejara a la perfección, y creo que Sergio lo hizo increíblemente. Sin él no habríamos logrado todo lo que logramos. Estoy eternamente agradecido a Sergio por todo lo que nos dio. Voy a extrañarlo mucho y es uno de los mejores entrenadores que tuvo la selección.

Sergio Hernández
Sergio Hernández


Sergio Hernández

Y ahora comienza otra etapa con Néstor García. Algunos tenemos la suerte de conocerlo desde el Sudamericano de Chaco de 2012. Tenemos lindos recuerdos de ese torneo porque salimos campeones y jugamos un muy buen básquet. Es un entrenador que tiene mucha experiencia, dirigió en nueve países. Confío en que va a encontrar el básquet que más encaje con nuestro ADN. Creo que es muy bueno a la hora de manejar un grupo, manejar individualidades, y tiene mucho conocimiento del juego. Al no estar más Sergio ni Luis, él es muy importante en esta parte del proceso. Va a hacerlo muy bien, confiamos en él y estamos superentusiasmados. Entiendo que va a sacar todo el potencial de este grupo.

El mensaje de despedida de Campazzo a Luis Scola cuando el capitán se retiró del seleccionado argentino.
El mensaje de despedida de Campazzo a Luis Scola cuando el capitán se retiró del seleccionado argentino.


El mensaje de despedida de Campazzo a Luis Scola cuando el capitán se retiró del seleccionado argentino.

Me genera ansiedad el comienzo de este proceso justo antes de las ventanas de la eliminatoria para el Mundial. Somos muchos los que vamos a verlo desde nuestras casas [N. de la R: los equipos de NBA y Euroliga no ceden a sus jugadores para esas fechas]. Es difícil no estar, porque lo que más necesitamos en este momento es seguir creando el compromiso y la unión en la selección. No poder ser parte quizás nos trabe un poco el trabajo según nuestro ADN. Los que estén deberán seguir cuidando eso, y confío en que va a suceder. Somos todos parte de un proceso. Todos somos importantes y eso me genera confianza.

Nestor Che Garcia
Santiago Cichero/AFV


Néstor "Che" García, el nuevo seleccionador nacional, ya habló con Campazzo. (Santiago Cichero/AFV/)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.