Facundo Campazzo está jugando con fuego deshojando la margarita de esta forma

Facundo Campazzo sigue sin aclarar su futuro tras ser cortado por Dallas Mavericks (AP Photo/Tony Gutierrez).
Facundo Campazzo sigue sin aclarar su futuro tras ser cortado por Dallas Mavericks (AP Photo/Tony Gutierrez).

El pasado 28 de noviembre los Dallas Mavericks daban por concluida su relación contractual con Facundo Campazzo, quien había recalado en la franquicia tejana apenas un mes y medio atrás. Sobre el papel, el argentino tenía una buena oportunidad para reivindicarse en la NBA tras dos temporadas en las que no tuvo el protagonismo esperado. Sin un sustituto claro para relevar a Luka Dončić en la función de playmaker después de la salida en verano de Jalen Brunson, el 'Facu' se antojaba como un jugador importante en los Mavs.

Pero la realidad ha sido otra muy diferente. El cordobés no fue capaz de ganarse la confianza del coach Jason Kidd y participó en tan solo 8 partidos antes de ser cortado, superando los 5 minutos de juego únicamente en dos de ellos.

En este contexto, y dado que no fue reclamado por ningún equipo NBA en las siguientes 48 horas a su salida de Dallas, Campazzo se convirtió en agente libre sin restricciones y ahora debe decidir su futuro. Con la liga estadounidense -que es su preferencia- prácticamente descartada, su destino apunta a Europa y concretamente al Real Madrid, club donde militó y triunfó entre 2014 y 2020.

Sin embargo aún no ha habido fumata blanca, ni tiene pinta de que la vaya a haber inminentemente. Y es que, como ha confirmado el periodista deportivo Carlos Sánchez Blas, el argentino pretende regresar a España y el Real Madrid le quiere, pero las posturas ahora mismo están todavía lejanas.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un contenido no disponible por tus preferencias de privacidad

Campazzo, a sus 31 años, aspira a un último gran contrato de larga duración antes de poner fin a su carrera profesional -al menos al máximo nivel- y va a hacer todo lo posible por conseguirlo. Ahora bien, no parece que haya muchos equipos del viejo continente dispuestos a satisfacer sus pretensiones. El portal 'Basket News' aseguró que Armani Milan estaba cerca de cerrarle para las tres próximas temporadas pero los italianos lo han desmentido. Algo similar ocurrió cuando su nombre se relacionó con Fenerbahçe.

Huele, por tanto, a maniobras de su agente en Europa para hacer mover ficha al club blanco, que tiene el derecho de tanteo sobre el base, con lo que podría igualar cualquier oferta que reciba para recuperar al argentino. Pero esta técnica -muy habitual en el mundo del deporte profesional- puede volverse en su contra teniendo en cuenta que enfrente está un negociador de primer nivel como Juan Carlos Sánchez, el director de la selección de baloncesto madridista.

Sánchez ha demostrado que no le tiembla el pulso a la hora de tomar decisiones. No hay más que ver lo que ocurrió el pasado verano con toda una leyenda como Pablo Laso para comprobarlo. Y además tiene la sartén por el mango, por dos motivos.

Primero, porque la plantilla está bien configurada y el 'Facu' no sería una necesidad sino más bien una guinda. Nadie niega que si finalmente llega el potencial madridista se dispararía aún más, pero no es menos cierto que sin él los blancos ganaron la Liga Endesa la temporada pasada y llegaron a la final de la Euroliga, que pelearon hasta el último segundo frente a Efes.

Y segundo, porque el base todavía debe al Real Madrid 2,6 millones de euros correspondientes a la cláusula de 6 millones que se activó en el momento en el que puso rumbo a Denver Nuggets en noviembre de 2020. Si el base regresara a la que fue su casa, probablemente tendría muchas más facilidades a la hora de abonar esa cantidad.

Así pues, no parece lo más sensato para Campazzo estar deshojando la margarita de esta forma porque puede que, de tanto tensar la cuerda, esta acabe rompiéndose. Y terminar jugando en China u otra liga menor sería una enorme decepción para un jugador que viene de fracasar en su gran sueño americano. Por mucho dinero que le ofrezcan.

VÍDEO: Campazzo y Doncic vieron el Argentina-México desde el vestuario de los Mavs