Fútbol femenino: un reporte de FIFA muestra increíbles números de una evolución que no se detiene

El equipo femenino de Boca Juniors fue finalista de la Copa Libertadores 2022
El equipo femenino de Boca Juniors fue finalista de la Copa Libertadores 2022

El 77 por ciento de los clubes de fútbol femenino de todo el mundo tiene al menos la mitad de su plantel con jugadoras profesionales y el 23 por ciento restante tiene principalmente futbolistas amateurs. Los equipos con mayoría de profesionales entrenan más horas dentro y fuera de la cancha que los amateurs: 15 horas semanales, contra doce. Los clubes registraron un aumento promedio del 33 por ciento en ingresos comerciales. Más del 60 por ciento de los que tuvieron mayores ingresos lo lograron con un patrocinio exclusivo para el fútbol femenino del club, escindido del fútbol masculino. Las transferencias pagas todavía son una cuenta pendiente: en 2021 se pagaron 2,1 millones de dólares en total, aunque eso representó un aumento del 71 por ciento con respecto a la temporada anterior.

FIFA publicó el reporte “El camino del cambio” donde se ofrecen datos de 294 clubes y 30 ligas de fútbol femenino de todo el mundo. Si el fútbol masculino ofrece realidades que no son comparables y las diferencias suelen ser abismales en los diferentes continentes, el fútbol femenino ofrece contrastes muy marcados. Por ejemplo, en la Argentina, a valores internacionales, una entrada para ver fútbol femenino cuesta 2,60 dólares, contra diez dólares en España y 29,50 en Estados Unidos.

El informe tiene datos favorables desde una mirada optimista: en algunos mercados el fútbol femenino parte casi desde cero. Cuando se analiza cómo se componen los cuerpos técnicos y departamentos profesionales de los clubes de primera división femeninos, el ciento por ciento no cuenta con entrenadores, pero solo el 41 por ciento tiene un asistente de segundo entrenador. El 83 por ciento cuenta con un médico en el plantel, el 87 por ciento con un preparador físico y solo el 46 por ciento tiene nutricionistas. Solo el 45 por ciento tiene masajistas.

De las 30 ligas analizadas por FIFA, el promedio de equipos por campeonato es de doce clubes; hay cinco ligas que tienen torneos de apenas 8 equipos y la más numerosa es una especialidad de la casa: el campeonato femenino argentino con un total de 21 clubes.

El seleccionado argentino, durante la última Copa América, disputada en Colombia
El seleccionado argentino, durante la última Copa América, disputada en Colombia - Créditos: @JUAN BARRETO

Un fenómeno muy extendido en el fútbol femenino es la existencia de los llamados “clubes independientes”, que son aquellos que no están integrados a una institución que también tenga fútbol masculino como práctica preexistente. El reporte cuenta que los clubes independientes -centrados únicamente en el fútbol femenino- suelen tener mejores plataformas de patrocinio que los que forman parte de los clubes afiliados -con fútbol masculino-, pero que son los clubes “mixtos” aquellos que cuentan con academias de formación de futbolistas más avanzadas y numerosas.

La estrategia de crecimiento del fútbol femenino es más exitosa cuando hay una planificación hecha por escrito: el 68 por ciento de los clubes relevados la tienen y el 90 por ciento de las 30 ligas cuentan con ese tipo de contenido. Aún con lo que falta, los clubes y la liga femenina de la Argentina ingresan en esos dos grandes grupos.

Estados Unidos celebra la conquista de la copa en el Mundial de Francia 2019
Estados Unidos celebra la conquista de la copa en el Mundial de Francia 2019 - Créditos: @Alex Grimm

Los derechos de transmisión están lejos de ser la principal fuente de ingresos del fútbol femenino, pero el informe destaca que aquellas ligas que negociaron los derechos del fútbol femenino de modo separado, consiguieron mayores ingresos en los mercado más importantes: un promedio de 415 mil dólares contra 242 mil dólares en contratos de 3.2 años de media de duración.

El desafío de conseguir mayor dinero por los derechos audiovisuales tuvo un gran impacto desde la propia FIFA y el Mundial de Australia-Nueva Zelanda 2023: la organización rechazó ofertas de televisoras de Reino Unido, Italia, Alemania y Francia por considerarlas insuficientes. FIFA destacó que el Mundial de Francia 2019 tuvo una audiencia récord de 1.120 millones de espectadores y que actualmente, luego del gran suceso de la Euro 2022 en Gran Bretaña, los derechos del fútbol femenino de ese país equivalen al 2 por ciento del fútbol masculino, a pesar de que la audiencia es igual al 20 por ciento de los partidos de los hombres.