De la decepción de Carlos Sainz con Ferrari a la furia de Hamilton con la estrategia de Mercedes

·2  min de lectura
Hamilton se queja furioso con su equipo
Hamilton se queja furioso con su equipo

Fue una carrera absolutamente apasionante, una de esas jornadas difíciles de olvidar para los fanáticos de la Fórmula 1. Una competencia que tuvo muchísimos condimentos y que, más allá de una nueva victoria del gran piloto del momento, el neerlandés Max Verstappen, tuvo episodios llamativos de broncas y desilusión de algunos conductores con sus equipos, que marcan por qué Red Bull gana la mayoría de las carreras y el resto mira cada vez más desde atrás.

El primer incidente se dio en la vuelta 15, cuando Carlos Sainz hizo su detención en boxes. En ese momento, el equipo no tenía preparado el neumático trasero izquierdo. Tras perder 12 segundos en la parada, finalmente los hombres de Ferrari le colocaron la goma para que el español siguiera en carrera, pero dejaron una pistola de cambio de neumáticos mal ubicada. Sergio Pérez, que había parado con el Red Bull al mismo tiempo, no pudo esquivar la pistola y terminó pisandola con su vehículo.

“Dios mío”, se le escuchó decir al piloto español, que vio cómo sus aspiraciones se desvanecían por esos 12 segundos que su equipo tardó en reemplazar sus neumáticos.

El otro inconveniente, en una carrera repleta de detenciones, Max Verstappen lideraba con comodidad hasta que el abandono de Valtteri Bottas -con el auto detenido en una zona peligrosa- obligó a la salidad del Safety Car. El de Red Bull quedó detrás de Lewis Hamilton, que tenía gomas medias.

La estrategia de Mercedes fue que Hamilton no parara y liderara con una goma media usada de 8 vueltas. Verstappen paró y salió con un blando nuevo. Pero Russell sí se detuvo y se colocó tras Verstappen con las mismas gomas que el neerlandés. Mercedes le hacía un sándwich a Max y la carrera se iba a relanzar con 12 giros para el final. Y ahí, lo que se antojaba como una batalla espectacular y épica, se quedó en nada. En la relanzada, Verstappen pasó como un avión al británico mientras Russell se quedó sin reacción.

Para peor, desde el punto de vista de Hamilton, su compañero, George Russell también lo superó. Hamilton mutó en furia inmediatamente y dijo a través del intercomunicador: “No puedo creer que me hayan jodido así. No puedo describir lo enojado que estoy”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Emerson Fittipaldi: "La F1 está desequilibrada, tiene muchos europeos"