Fórmula 1: el piloto que no durmió la noche anterior al estreno, no podía levantar los brazos al final y sumó puntos

·7  min de lectura
Nyck de Vries en la parrilla de Monza, a la espera de la largada del Gran Premio de Italia; el neerlandés debutó en la Fórmula 1 y sumó dos puntos para la escudería Williams en el Mundial de Constructores
Nyck de Vries en la parrilla de Monza, a la espera de la largada del Gran Premio de Italia; el neerlandés debutó en la Fórmula 1 y sumó dos puntos para la escudería Williams en el Mundial de Constructores - Créditos: @ANP

Un fin de semana de ensueño, o de locura. El Gran Premio de Italia regaló tres días inolvidables a Nyck De Vries, que a los 27 años se estrenó en la Fórmula 1. Convocado por Mercedes para conducir el Aston Martin de Sebastian Vettel en el primer entrenamiento del viernes, el neerlandés tomó la butaca de Alexander Albon en Williams a partir del día siguiente, cuando el piloto británico que corre con bandera tailandesa debió abandonar el paddock de Monza por una apendicitis.

La oportunidad de enseñar sus virtudes conductivas no fue desaprovechada: superó al compañero de garaje Nicholas Latifi en la qualy y en el clasificador final, con el noveno puesto sumó dos puntos para la escudería de Grove en el Mundial de Constructores y fue elegido el Piloto del Día en el Templo de la Velocidad. Los consejos de Max Verstappen y las felicitaciones de Lewis Hamilton fueron premios abstractos, pero de gigantesco valor emocional, que se llevó el campeón de la Fórmula E en la temporada 2020-2021 y que no tiene definido su futuro para 2023.

Decimotercero en la qualy, las penalizaciones y sanciones que recibieron ocho pilotos ascendieron a Nyck De Vries al octavo cajón de la grilla; en su debut compartió fila con Max Verstappen, compatriota y actual campeón de la Fórmula 1
Decimotercero en la qualy, las penalizaciones y sanciones que recibieron ocho pilotos ascendieron a Nyck De Vries al octavo cajón de la grilla; en su debut compartió fila con Max Verstappen, compatriota y actual campeón de la Fórmula 1 - Créditos: @ANDREJ ISAKOVIC

Unas 22 vueltas con Aston Martin y otras 21 con Williams, la experiencia en la pista de Monza antes de la prueba de clasificación que acumuló De Vries. El reto no empalideció al neerlandés, que relegó a Sebastian Vettel, Lance Stroll y Latifi en la qualy, se clasificó decimotercero y ascendió al octavo cajón de la grilla por las sanciones y penalizaciones que recibieron ocho pilotos. En la parrilla de largada compartió fila con Max Verstappen, que resultó avasallante y ganó el GP de Italia. “Max simplemente se acercó y antes de subir al auto me dijo ‘va a estar bien y vas a estar bien. Solo tienes que tener un buen comienzo y saldrás adelante”, confesó, acerca de las palabras que le dedicó el campeón en la recta de partida. “La noche anterior y la mañana de la carrera también tuvimos un intercambio de mensajes. Hamilton me felicitó después del gran premio y la verdad es que todos fueron solidarios y amables”, relató, exultante, las sensaciones que lo invadieron en la previa de la carrera.

Pero lo que el público y los televidentes observaron en la pista es una parte de lo que resultó el estreno en el Gran Circo. “Las últimas 48 horas fueron un sueño, aunque no tuve demasiado tiempo para pensar, porque todo fue muy rápido. Dormí mal, muy mal, pasé de la excitación al nerviosismo y no me atreví a mirar el seguimiento del sueño, porque básicamente pasé toda la noche despierto. Quizás eso me ayudó: no podía pensar, sólo tenía que seguir con el trabajo”, explicó De Vries esa montaña rusa de emociones que lo envolvió, desde que Williams le comunicó que sería el sustituto de Albon.

“La largada no fue muy buena, pero sí lo suficiente para mantener la posición y creo que eso fue clave: tomar ritmo al inicio y no perder el puesto, porque después los neumáticos se degradan y siempre vas a remolque de otros autos. Estoy satisfecho con nuestra estrategia y en cómo la gestionamos. El ritmo fue muy bueno, el auto se comportó muy bien y con el pequeño ajuste del primer al segundo stint me sentí más cómodo, con mayor confianza”, analizó el neerlandés, que tuvo continua ayuda del muro para utilizar las herramientas que le ayudaban a ajustar el balance del auto. “Obviamente que las penalizaciones que modificaron la grilla de partida fue una ayuda, pero nadie nos quitará estos puntos”, comentó sonriente, quien fue votado por el público como el Piloto del Día.

Con Mercedes, Nyck De Vries se consagró campeón de la temporada 2020/21 de la Fórmula E
Con Mercedes, Nyck De Vries se consagró campeón de la temporada 2020/21 de la Fórmula E - Créditos: @picture alliance

En la adolescencia, De Vries fue apuntado como un niño prodigio del automovilismo neerlandés, ese que ahora se rinde ante el virtuosismo de Verstappen. Con 15 años, Ferrari y McLaren siguieron el desarrollo del campeón mundial de karting y luego monarca de la Renault Eurocup. Los de Woking lo tuvieron en sus filas entre 2016 y 2018 y recién en la tercera temporada en la Fórmula 2 de la FIA se consagró campeón. Sin embargo, rompió la cadena de ascenso, la que armaron George Russell y en 2018 Charles Leclerc –un año antes-, que después de coronarse tomaron una butaca en la F1: el británico en Williams y el monegasco, con Alfa Romeo.

De Vries decidió que su futuro estaría en la Fórmula E. “Era la mejor oportunidad que tenía y entendía que era la mejor manera de avanzar en mi carrera”, comunicó, quien se puso bajo el ala de Mercedes y el año pasado fue, junto con el belga Stoffel Vandoorne, piloto de reserva del equipo liderado por Toto Wolff en el Gran Circo.

Con la ropa de Aston Martin, para quien manejó en el primer entrenamiento del viernes en Monza; al día siguiente fue convocado por Williams para reemplazar a Alexander Albon, que fue intervenido de apendicitis
Con la ropa de Aston Martin, para quien manejó en el primer entrenamiento del viernes en Monza; al día siguiente fue convocado por Williams para reemplazar a Alexander Albon, que fue intervenido de apendicitis - Créditos: @MIGUEL MEDINA

Con Mercedes se impuso en la temporada 2020/21 de la Fórmula E y el equipo de Brackley lo mantuvo como piloto de reserva de las Flechas de Plata, pero también de los clientes, como Aston Martin y Williams. “Tiene talento, la ética de trabajo y la inteligencia para estar en la F1″, lo definía Wolff, que abrió ventanas para que De Vries tuviera oportunidades de manejar en los entrenamientos del actual curso y acumular kilómetros para aspirar a un asiento en 2023 en el Gran Circo. En julio, durante el GP de Francia, lo hizo en el auto de Hamilton; en marzo lo había hecho en Williams, casualmente sobre el monoplaza de Albon.

El futuro del neerlandés, sin embargo, es una incógnita, aunque la tarea en Monza resultó un espaldarazo. Williams sería la butaca ideal: asegurada la continuidad de Albon, Jost Capito debería deshacerse de Latifi, que es un piloto de pago. “Cada vez que está la oportunidad de conducir un auto de F1 es una especie de entrevista de trabajo, una audición. Hay que aprovechar esas oportunidades, pero también usarlas con sensatez: hay una compensación entre hacer demasiado y demasiado poco. Siento que no hubiera estado en esta parrilla si no lo mereciera y creo que tuve una buena actuación el fin de semana. Pero siempre se espera que los pilotos hagan un buen trabajo y no depende de mí decidir ninguna alineación. Este mundo es muy volátil y no solo cuentan los méritos, así que el futuro está fuera de mi control. Lo que viví no me lo podrá quitar nadie, así que independientemente de si estaré en la F1 puedo mirar atrás y estar orgulloso de mi debut”, señaló De Vries.

Finalizó la carrera en Monza con fortísimos dolores en los hombros y brazos, al extremo que debió ser ayudado a descender del auto. En un video de la F1 puedo observarse que solicita auxilio, antes de ser saludado y felicitado por Pierre Gasly (Alpha Tauri). “¿Puede alguien ayudarme? ¿Estoy solo en parque cerrado? Literalmente ya no puedo ni levantar los brazos”, relata por la radio, antes que el equipo vaya a asistirlo.

No durmió, pero tuvo los consejos de Verstappen y las felicitaciones de Hamilton después de sumar dos puntos para Williams. El agotamiento físico será otro recuerdo del estreno de De Vries en la F1, el lugar al que apunta para desandar la temporada 2023.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Viva México: peluche del Dr. Simi en ofrendas para la reina Isabel II