Fórmula 1 en Monza: el día que Max Verstappen ganó detrás del auto de Seguridad, con una grúa en el medio y en la tierra de Ferrari

·3  min de lectura
Max Verstappen lleva su Red Bull a marcha lenta detrás del auto de Seguridad. Así terminó la carrera en Monza
Max Verstappen lleva su Red Bull a marcha lenta detrás del auto de Seguridad. Así terminó la carrera en Monza - Créditos: @Luca Bruno

Max Verstappen volvió a hacer omiso de largar rezagado y se alzó el domingo con la victoria en el Gran Premio de Italia en Monza, y quedó a tiro de conquistar su segundo título seguido en la Fórmula 1. Verstappen aventaja por 116 puntos sobre Charles Leclerc, quien acabó segundo tras una enésima cuestionable estrategia de Ferrari en su feudo. El piloto neerlandés de Red Bull podría matemáticamente coronarse campeón en Singapur el 2 de octubre, cuando se reinicie la actividad. Este domingo ganó en Italia su quinto Gran Premio consecutivo, aumentando todavía más su gran ventaja en el campeonato del mundo de Fórmula 1 después de 16 de las 22 pruebas ya disputadas.

Max Verstappen cruza la línea final en Monza
Max Verstappen cruza la línea final en Monza - Créditos: @CIRO DE LUCA

El final de la carrera no le hizo honor a la velocidad que pueden alcanzar estos bólidos. A raíz de la mala posición en la que había quedado detenido el auto del australiano Daniel Ricciardo (McLaren) en la pista -un espacio por el que apenas podía pasar otro- empezaron a ondear las banderas amarillas, apenas cinco vueltas antes del epílogo. Entonces intervino una grúa, dispuesta a sacar el vehículo, aunque la tarea no fue sencilla, pero sí arriesgada: las autoridades no colocaron las banderas rojas, por lo que se vio una peligrosa maniobra. Es que en un momento, cuando ya había levantado el McLaren, la grúa empezó a ir hacia atrás buscando el lugar ideal para estacionarse, mientras el resto de los autos le pasaba al lado.

Este descafeinado final de carrera fue recibido con abucheos y silbidos de los aficionados, en su mayoría seguidores de Ferrari, que vieron como Leclerc perdía así la última oportunidad para pelear por la victoria contra Verstappen.

La peligrosa maniobra de la grúa

Fue la primera vez que Verstappen subió al icónico podio de Monza. Su mejor resultado previo en el autódromo fue un quinto puesto en 2018. Verstappen empezó la carrera en la séptima plaza tras ser uno de los múltiples pilotos que recibieron penalizaciones para la largada en Monza. El reinante campeón remontó posiciones con solvencia, ubicándose tercero tras la primera curva de la segunda vuelta. Rebasó al Mercedes de George Russell al inicio de la quinta vuelta y luego fue a la caza de Leclerc, el ganador de la pole con su Ferrari.

El coche virtual de seguridad le dio una oportunidad al aparecer en la 12da vuelta luego que la última carrera de Sebastian Vettel en Monza acabó con el cuatro veces campeón del mundial retirándose por un problema de su motor. Ferrari decidió que Leclerc ingresara a pits para cambiar a neumáticos intermedios, con lo que Verstappen se apoderó del liderazgo. Leclerc retomó la carrera como tercero, dejó atrás a Russell y brevemente recuperó el primer puesto cuando Verstappen realizó un repostaje en la 26ta vuelta, pero intercambiaron posiciones siete vueltas después cuando el piloto de Ferrari entró a pits para su segundo cambio de neumáticos.

Charles Leclerc se frustró: no pudo darle una victoria a Ferrari en Monza
Charles Leclerc se frustró: no pudo darle una victoria a Ferrari en Monza - Créditos: @DAN MULLAN

El coche de seguridad ingresó otra vez luego que Daniel Ricciardo, el ganador de la carrera del año pasado, abandonó en la 47ma vuelta, provocando que casi todos los pilotos buscasen cambiar a neumáticos blandos. Pero una pulseada final nunca se materializó, con la carrera culminando detrás del coche de seguridad. Verstappen certificó su quinta victoria seguida y la 11ma de la campaña -una más que el año pasado-. Russell quedó tercero, por delante del español Carlos Sainz Jr. y Lewis Hamilton, quien tuvo que remontar desde muy atrás tras purgar una penalización en la largada. El mexicano Sergio Pérez, con el otro Red Bull, quedó sexto.

El GP de Singapur, a disputarse el 2 de octubre en horario nocturno sobre el circuito callejero de Marina Bay, regresará al calendario de la F1 luego de tres años. En su última edición de 2019 la victoria le correspondió a Vettel con Ferrari, escoltado por Leclerc (Ferrari) y Verstappen (Red Bull).

Lo mejor de la carrera