La Fórmula 1 de los millones: una fortuna en la pista para los equipos y en los libros contables

Max Verstappen transita la recta principal del autódromo de Zandvoort, en los Países Bajos; el neerlandés ganó frente a sus fanáticos, quienes tiñeron de naranja las tribunas del circuito
Max Verstappen transita la recta principal del autódromo de Zandvoort, en los Países Bajos; el neerlandés ganó frente a sus fanáticos, quienes tiñeron de naranja las tribunas del circuito - Créditos: @REMKO DE WAAL

La temporada de Fórmula 1 ya consagró a sus campeones, aunque con dos citas por delante restan premios por repartirse y beneficios por generarse. Max Verstappen se coronó bicampeón entre los pilotos y Red Bull Racing rompió con la hegemonía de Mercedes, líder desde 2014, entre los Constructores. El Gran Premio de San Pablo, que se desarrollará el fin de semana en el circuito de Interlagos, puede resaltar tendencias definitivas en el ordenamiento de las escuderías en el campeonato de marcas.

En juego está el orgullo y el desarrollo de una fábrica durante un año, pero también millones de dólares que se sumarán a un presupuesto que en 2023 sufrirá un mínimo recorte: cada conjunto dispondrá de 139.000.000 de dólares, apenas un millón menos que este año. La cifra límite original era de US$135.000.000, pero se renegoció para alivianar el impacto de la inflación. Mientras los equipos batallan en las pistas, Liberty Media sostiene su rentabilidad anual y en nueve meses las ganancias suman US$187.000.000, tras facturar un 34,8% más que en 2021, donde el beneficio fue de US$ 29.000.000.

La pulseada entre Ferrari y Mercedes por el segundo puesto ofrece una brecha de 40 puntos a favor de la Scuderia. El desafío deportivo, pero también los porcentajes que se le asignará a cada estructura es el objetivo de cada garaje. Además de la posición en el Mundial de Constructores, otros dos parámetros influyen en el reparto: la antigüedad en la F.1 –Ferrari corre con ventaja porque es el único equipo que participó en todas las temporadas- y los títulos. El duelo entre la casa de Maranello y la factoría de Brackley señala a dos pesos pesados del automovilismo mundial, aunque los cruces más explosivos se dan en el resto del clasificador. Por la cuarta plaza, Alpine aventaja a McLaren por siete unidades (153 a 146) y el botín tiene una diferencia de 15 millones de dólares para el vencedor.

Mercedes y Ferrari, el duelo por el segundo puesto en el Mundial de Constructores que tiene a Red Bull Racing como campeón
Mercedes y Ferrari, el duelo por el segundo puesto en el Mundial de Constructores que tiene a Red Bull Racing como campeón - Créditos: @Darko Bandic

Más atrás, la sexta colocación se la disputan entre Alfa Romeo (53 puntos), Aston Martin (49), Haas (36) y Alpha Tauri (35). La diferencia en las cifras no es significativa: 12 millones de dólares entre el sexto y séptimo y US$ 10.000.000, entre el octavo y el noveno. Aunque Alfa Romeo asome al frente del lote, la cosecha fue de solo dos puntos en los últimos once grandes premios; el recorrido de Aston Martin, en cambio, fue ascendente: en ese mismo tiempo sumó 33 de 49 unidades.

La rentabilidad de la Fórmula 1

En 2017, cuando Liberty Media compró por 8000 millones de dólares el negocio, el gigante estadounidense adoptó un nuevo esquema y descentralizó las tareas en tres áreas: gestión, deporte y marketing, espacios que antiguamente estaban bajo la férrea mano de Bernie Ecclestone. Tras un inicio turbulento, con la pandemia mundial de Covid-19 acechando el proyecto, 2021 resultó un año de impacto con beneficios récord de 2140 millones de dólares. El monto reseña el crecimiento continuo y que la división de departamentos resultó un acierto, porque supuso un 30 por ciento más que el registro histórico de 2016 que lideró el magnate británico, con algo menos de US$1.500 millones. Actualmente, la facturación asciende a 1.819 millones de dólares en los primeros nueve meses del año, un 34,8% más que durante el mismo período de 2021, y un beneficio de US$187.000.000.

La extensión del contrato hasta 2025 con el Gran Premio de Mónaco, señales que robustecen el negocio de la Fórmula 1
La extensión del contrato hasta 2025 con el Gran Premio de Mónaco, señales que robustecen el negocio de la Fórmula 1 - Créditos: @Mark Thompson

Los números siempre fueron en aumento: en 2017, la primera temporada dirigida por los nuevos propietarios, la facturación bruta escaló a 1.700 millones de dólares; al año siguiente, US$ 1.820 millones y en 2019 superó la barrera de los 2.000 millones de la moneda estadounidense. La pandemia desató el caos y en 2020 apenas se arrimó a mil millones de dólares, una cifra que fue crítica pero no causó estragos: los 17 grandes premios desarrollados resultaron más de los imaginados, cuando la temporada comenzó el primer fin de semana de julio de aquel año.

“La vuelta a la normalidad, sin impedimentos ni limitaciones en los aforos se reflejó en un crecimiento en la asistencia a los grandes premios y al paddock”, analizó Liberty Media, mediante un comunicado. En los tres trimestres de 2022 se facturó más que en todo 2019 y en el último segmento –entre julio y septiembre- la suma es de 715 millones de dólares, un 7% más que durante el mismo espacio del año pasado. “La F.1 está aprovechando al máximo nuestra creciente popularidad en todo el mundo, como lo demuestran la asistencia a los grandes premios, la audiencia televisiva y el compromiso en todas las plataformas”, apuntó Greg Maffei, presidente y director general de Liberty Media. Un dato: el GP de los Estados Unidos, en Austin, recibió 440 mil espectadores durante el fin de semana, más del doble de la asistencia de 2019. Un estudio que ordenó la F.1 en 10 carreras señala que la mitad de quienes asistieron lo hacían por primera vez…

Lewis Hamilton, el séptuple campeón de la Fórmula 1 y el delirio de los fanáticos en Austin, durante el Gran Premio de los Estados Unidos; la cita en Texas tuvo una concurrencia de 440 mil espectadores en todo el fin de semana
Lewis Hamilton, el séptuple campeón de la Fórmula 1 y el delirio de los fanáticos en Austin, durante el Gran Premio de los Estados Unidos; la cita en Texas tuvo una concurrencia de 440 mil espectadores en todo el fin de semana

Proyectando rumbo a 2023, el negocio continuará creciendo: calendario récord de 24 grandes premios, las renovaciones de los contratos por tres años con los GP de Mónaco y México, la continuidad por una temporada con el GP de Bélgica, facturar más con el canon que pagar los circuitos, la extensión en el corto plazo de los derechos de Estados Unidos con ESPN y la firma con Sky en tres mercados europeos… Todas son razones que alientan un futuro millonario para la Fórmula 1.