Fórmula 1: Max Verstappen proyecta la coronación en Japón, después de dominar en Países Bajos

·4  min de lectura
Max Verstappen se lanza en carrera después de celebrar la victoria del Gran Premio de los Países Bajos con los integrantes del equipo Red Bull Racing; de fondo, la multitud le ofrece color al festejo del campeón
Max Verstappen se lanza en carrera después de celebrar la victoria del Gran Premio de los Países Bajos con los integrantes del equipo Red Bull Racing; de fondo, la multitud le ofrece color al festejo del campeón - Créditos: @Peter Fox

Una marea naranja acompaña al rey que consagró la Fórmula 1 en 2021 y el monarca no los defrauda. La superioridad y la solvencia de Max Verstappen se conjuga con la brillantez que le ofrece Red Bull Racing, una escudería que se exhibe arrolladora: en la pista marca el pulso con el modelo RB18 y en el muro diseña estrategias apabullantes.

Minimizar errores se convirtió en un escudo del neerlandés, que capitaliza los beneficios propios y las lecturas equivocadas y los desastres que protagoniza el resto para profundizar la supremacía. Cuarta victoria consecutiva, la décima en catorce grandes premios del calendario, y una diferencia de 109 puntos sobre Charles Leclerc (Ferrari) y su compañero de escuadra Sergio Checo Pérez, un registro que permite ensayar cuentas y proyectar que en el circuito de Suzuka, en Japón, MadMax está en condiciones de consagrarse bicampeón del Gran Circo.

Lo mejor del GP de Países Bajos

Las tribunas de Zandvoort regalaron una fiesta, por momentos con excesos, como durante la Q2 de la prueba de clasificación, cuando un simpatizante arrojó una bengala a la pista, creando una situación de inseguridad y que la Dirección de Carrera tuviera que imponer una bandera roja. A la celebración se sumó Verstappen, que no se desenfocó del objetivo en las pruebas libres, cuando su auto se detuvo, después de girar apenas 29 vueltas. La caja de velocidades resultó el dolor de cabeza, el que despejó el piloto al señalar la pole, la 17ma, con la que ingresó al club de los mejores 20 del Gran Circo en esa especialidad. Lejísimo de las 103 de Lewis Hamilton (Mercedes), pero a la par de una estrella como Jackie Stewart.

Desde esa posición de privilegio dominó la carrera y el estado de gracia que viven piloto y escudería también tuvo la dosis de fortuna, esa que debe acompañar en pequeños pasajes del viaje a los que están destinados a dominar un ciclo. El ingreso del Auto de Seguridad que provocó la detención de Valtteri Bottas (Alfa Romeo), en el giro 55, generó una ventana extra para calzar neumáticos blandos para las 12 vueltas finales: la superación de Hamilton, que marchaba puntero en el relanzamiento, fue aplastante.

Max Verstappen cruza la meta en el circuito de Zandvoort, repite el éxito de 2021 en el trazado de los Países Bajos y desata la locura de los fanáticos neerlandeses
Max Verstappen cruza la meta en el circuito de Zandvoort, repite el éxito de 2021 en el trazado de los Países Bajos y desata la locura de los fanáticos neerlandeses - Créditos: @REMKO DE WAAL

El británico, que se perfilaba para realizar una única detención, una estrategia de riesgo, pero que estaba funcionando, primero fustigó a Mercedes por no ser convocado al pit –como sucedió con su compañero George Russell -para cambiar compuesto –estaba circulando con medios- y luego pidió disculpas. “No puedo creer que me hayan jodido de esa manera, no puedo decir lo enojado que estoy ahora mismo”, lanzó el séptuple campeón por la radio.

La respuesta de Toto Wolff no se hizo esperar: “Mejor lo discutimos entre nosotros en la oficina”, replicó el austríaco, que no modificó el plan inicial. En frío, Hamilton analizó: “Estaba al borde de quebrarme emocionalmente y mis disculpas al equipo, porque ni siquiera recuerdo lo que dije: simplemente perdí la cabeza por un segundo. Con la estrategia de una sola parada y sin el Auto de Seguridad, creo que hubiéramos peleado por la victoria, algo que no creo que los demás pudieran”.

Max Verstappen ensaya la maniobra de sobrepaso sobre Lewis Hamilton durante el relanzamiento del Gran Premio de Países Bajos
Max Verstappen ensaya la maniobra de sobrepaso sobre Lewis Hamilton durante el relanzamiento del Gran Premio de Países Bajos - Créditos: @Peter Dejong

Ridícula resultó la actuación de Ferrari en los pits, donde Carlos Sainz Jr. padeció los errores de la Scuderia: en la desesperación de evitar un undercut de Hamilton al español, el madrileño fue llamado cuando circulaba por la última curva del trazado, lo que no le dio tiempo de preparación a los mecánicos. “Fue demasiado tarde para que estuvieran preparados”, dijo Matia Binotto, el jefe de la casa de Maranello, al que las imágenes contrastaron su explicación: solo faltaba el encargado de la rueda trasera izquierda, el resto actuó con normalidad. No fue todo: en la segunda detención, Sainz Jr. a punto estuvo de ser embestido por Fernando Alonso (Alpine), en la calle de boxes, lo que le valió una penalización de cinco segundos, que en el clasificador significó caer del quinto al octavo puesto.

El desastre de Ferrari en la primera detención de Carlos Sainz Jr.: faltaba el mecánico con el neumático trasero izquierdo
El desastre de Ferrari en la primera detención de Carlos Sainz Jr.: faltaba el mecánico con el neumático trasero izquierdo - Créditos: @CHRISTIAN BRUNA

Para Verstappen, que en la semana fue nombrado Oficial de la Orden de Orange-Nassau, por la ministra de Cuidados a Largo Plazo y Deportes, Conny Helde, empezará la etapa de proyectar la fecha de una posible coronación anticipada. ¿Cuándo podría alzarse el neerlandés con la corona? Las probabilidades apuntan a Japón: tendría que convertir cada carrera en triunfo y de esa manera no dependerá de los resultados de quien se presente como rival en la batalla. La adrenalina que envolvió a la definición del campeonato del años pasado, con Verstappen y Hamilton dirimiendo el título en los últimos giros en Abu Dabi se ofrece como una película irrepetible esta temporada.