Fórmula 1: Max Verstappen y la fiabilidad de Red Bull Racing devastaron a rivales erráticos en Imola

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·6  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
El piloto y el equipo: Max Verstappen celebra con los ingenieros y mecánicos de Red Bull Racing la victoria en el Gran Premio de Emilia Romaña; el neerlandés vapuleó a los rivales en Imola
Alex Pantling

Ni el clima logró torcer la historia. La pista mojada del comienzo y la huella que se formó a partir de la mitad de la carrera se rindieron ante la superioridad de Red Bull Racing, que en el Gran Premio de Emilia Romaña desarrolló una tarea precisa, de relojería, para despejar los fallos de fiabilidad que envolvieron a la escudería en el inicio del calendario de la Fórmula 1. Una actuación descollante de Max Verstappen, dueño de la pole, el Sprint, la carrera, la vuelta rápida y lideró todas las vueltas, con lo que firmó un Grand Chelem.

Una labor convincente de Sergio Checo Pérez, que no se desenfoca con la demora de la renovación del contrato y pasó de las dudas a los elogios de los patrones Christian Horner y Helmut Marko. La solvencia que reflejó el 1-2 de los pilotos de Milton Keynes contrastó con la desazón que envolvió a Ferrari, tras el despiste de Charles Leclerc y el abandono de Carlos Sainz Jr., que no logró cumplir un giro, y el desconcierto que invade a Mercedes, con Lewis Hamilton sin brújula y que se sostiene por los puntos que cosecha George Russell.

Max Verstappen recibe la bandera a cuadros en el circuito de Imola y firma el segundo Grand Chelem en la Fórmula 1: victoria, pole, récord de vuelta y líder de todas las vueltas
GUGLIELMO MANGIAPANE


Max Verstappen recibe la bandera a cuadros en el circuito de Imola y firma el segundo Grand Chelem en la Fórmula 1: victoria, pole, récord de vuelta y líder de todas las vueltas (GUGLIELMO MANGIAPANE/)

Con las dos deserciones de Verstappen en tres grandes premios, la fiabilidad resultó el eje de las controversias en Red Bull Racing. La frustración del neerlandés, luego del abandono en Melbourne, despertó un mensaje crítico del campeón defensor. “No tengo razones para creer ahora mismo en el campeonato. Obviamente, la temporada es larga, pero necesitaría 45 carreras para tener otra oportunidad. Necesitamos ser más rápidos y más fiables”, era el discurso con el que azuzaba la reacción. Los ingenieros de Milton Keynes jugaron cartas para mejorar: anunciaron que no llevarían actualizaciones a Imola, debido a que la fecha con Carrera Sprint recorta los entrenamientos, pero el RB18 enseñó una pérdida de peso. “Diez kilos por encima del peso mínimo [798kg] son entre tres y cuatro décimas en un circuito como el de Arabia Saudita”, revelaba Marko.

A 88 kilómetros de la fábrica de Maranello, Red Bull Racing se adueñó de una fiesta que los ferraristas imaginaron desatar por el excelente presente de Charles Leclerc. Verstappen fue quien desmoralizó a la Scuderia. Si en 2021 los fans del Cavallino Rampante alentaban a Madmax para que Lewis Hamilton no sumara su octava corona y desplazara a Michael Schumacher -quíntuple campeón con Ferrari-, como el piloto con más mundiales de la historia, ahora en Imola fueron vapuleados por el neerlandés. “Como equipo hicimos todo bien y este doblete es muy merecido”, comentó Verstappen, en la entrevista con Marc Gené, para la transmisión oficial. A las mejoras en la performance y a la fiabilidad alcanzada se le agregó la gestión de neumáticos y la reacción para anular los intentos de Ferrari, cuando calzó neumáticos blandos para Leclerc, en el tramo definitorio del gran premio. Los pilotos empezaron la carrera con gomas intermedias para lluvia, pero rápidamente desde el garaje los ingenieros apuraban decisiones. El primer temor era el ingreso de un Auto de Seguridad y desperdiciar la oportunidad de colocar slicks. “La pista se está secando muy lenta”, respondió el campeón, ante la primera consulta; “entonces slicks”, comentó, cuando le anunciaban que Daniel Ricciardo (McLaren), que marchaba último, entró al pitlane y tras dos giros se mostraba rápido y seguro en la pista con neumáticos para piso seco.

De la ilusión al desencanto: un error hizo caer a Charles Leclerc del tercer al sexto puesto en el clasificador; el monegasco se mantiene como puntero del Mundial de Pilotos, con 27 puntos de ventaja sobre Max Verstappen
Lars Baron - Formula 1


De la ilusión al desencanto: un error hizo caer a Charles Leclerc del tercer al sexto puesto en el clasificador; el monegasco se mantiene como puntero del Mundial de Pilotos, con 27 puntos de ventaja sobre Max Verstappen (Lars Baron - Formula 1/)

La cautela de Verstappen, dominante desde que se apagaron los semáforos, secundado por Checo Pérez, contrastó con los errores de Leclerc, que protagonizó una partida fallida y cayó desde el segundo al quinto puesto. Reaccionó, ascendió al tercer lugar, pero nunca estuvo a tiro de los autos de Milton Keynes: lo intentó con el primer cambio de neumáticos y salió por delante de Pérez, que en metros recuperó la posición, ya que giraba con gomas con mejor temperatura. La codicia, demostrar ante los tifosi que es el elegido para romper con la sequía de títulos -desde 2007 un piloto de Ferrari no es campeón- terminó por sellar un fin de semana oscuro para la Scuderia. El semi trompo a falta de diez giros, el golpe contra las barreras de contención y una obligada pasada por los boxes para cambiar la trompa y neumáticos, demasiados fallos para quien debían conservar el tercer lugar, asegurar el podio y minimizar los daños en el Mundial de Pilotos ante quienes eran superiores. “Es un gran error, pero en realidad la consecuencia pudo ser mayor. Son solo siete puntos, pero costará más la próxima vez, así que tengo que ser cuidadoso”, señaló Leclerc, que arribó con una ventaja de 46 unidades sobre Verstappen y se marcha con 27.

Lewis Hamilton a punto de perder la vuelta con Max Verstappen en el Gran Premio de Emilia Romaña, una situación de carrera que no repetía desde 2013; el séptuple campeón británico no encuentra el rumbo con Mercedes
Lars Baron - Formula 1


Lewis Hamilton a punto de perder la vuelta con Max Verstappen en el Gran Premio de Emilia Romaña, una situación de carrera que no repetía desde 2013; el séptuple campeón británico no encuentra el rumbo con Mercedes (Lars Baron - Formula 1/)

La lista de contratiempos de Ferrari durante el fin de semana -accidente de Sainz; Leclerc no pudo completar un último intento en la Q3 por una bandera roja; el abandono de Sainz, tras el despiste de Ricciardo; el grosero fallo de Leclerc- y la flojera de Mercedes, en particular de Hamilton, agigantaron la solvencia de Red Bull Racing. El séptuple campeón finalizó 13ro, sin poder adelantar a Pierre Gasly (Alpha Tauri) y perdiendo un giro con el líder Verstappen. “Todos en Mercedes sienten la situación. Al menos George [Russell] logró puntos para el equipo [finalizó cuarto, a 42 segundo de Verstappen], así que pido disculpas a todos por no haber podido hacerlo”, se manifestó el británico, aturdido por el presente desolador. Desde el garaje, Toto Wolff -jefe de Mercedes- replicó: “Sé que el auto es imposible de manejar. No te lo mereces. No es lo suficientemente bueno ni digno para un campeón del mundo. Fue una carrera terrible”.

Con Max Verstappen y Sergio Checo Pérez, Red Bull Racing firmó un contundente 1-2 en el Gran Premio de Emilia Romaña: la escudería de Milton Keynes acecha a 11 puntos a Ferrari en el Mundial de Constructores
Clive Mason


Con Max Verstappen y Sergio Checo Pérez, Red Bull Racing firmó un contundente 1-2 en el Gran Premio de Emilia Romaña: la escudería de Milton Keynes acecha a 11 puntos a Ferrari en el Mundial de Constructores (Clive Mason/)

La próxima cita de la Fórmula 1 será el 8 de mayo para estrenar el circuito de Miami. Un trazado que resaltará las debilidades y expondrá fortalezas, las que recuperó Red Bull Racing para devolverle la confianza a Max Verstappen.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.