La gorra de la paz entre Fernando Alonso y Lewis Hamilton

·5  min de lectura
Fernando Alonso y Lewis Hamilton, sonrientes en el hospitality de Mercedes;
Fernando Alonso y Lewis Hamilton, sonrientes en el hospitality de Mercedes; "Ya es mía", escribió en redes sociales el asturiano, sobre la gorra que le dedicó el séptuple campeón de la Fórmula 1

Un estallido. En la pista, en la radio, en la rueda de prensa. El clima de tensión envolvió el ambiente del circuito de Spa-Francorchamps, después del accidente en la Curva 5, durante la primera vuelta del Gran Premio de Bélgica. El error de Lewis Hamilton (Mercedes) desató la furia de Fernando Alonso (Alpine), a pesar de que fue el británico quien se quedó sin carrera, mientras que el asturiano condujo su auto hasta el quinto puesto del clasificador, igualando la tarea en Silverstone, que hasta el domingo pasado resultaba la mejor posición de la temporada.

Los 291 kilómetros que separan el trazado belga con el autódromo de Zandvoort, en los Países Bajos, donde el fin de semana el calendario cumplirá la decimoquinta estación, y las 96 horas que transcurrieron desde el choque hasta que los protagonistas volvieron a encontrarse en un paddock de la Fórmula 1, tiempo y espacio suficiente para que los campeones del mundo y dos de los pilotos de mayor jerarquía del Gran Circo resolvieran sin rencor una situación que resultó estresante.

El incidente con Lewis Hamilton que desató la furia, por la radio, de Fernando Alonso en el Gran Premio de Bélgica
El incidente con Lewis Hamilton que desató la furia, por la radio, de Fernando Alonso en el Gran Premio de Bélgica - Créditos: @Joe Portlock

Una gorra resultó el elemento que invitó a dejar de lado la enemistad y la que le devolvió la sonrisa a Hamilton y a Alonso. Como si se tratara de un juego desafiante, el británico estampó su firma en la visera y, además, escribió que era para el asturiano y esperó la reacción.

Una buena manera de retomar la camaradería entre dos estrellas que en el pasado tuvieron diferencias y libraron batallas dentro del garaje de McLaren, cuando fueron compañeros de garajes 15 años atrás. Y fue el ovetense el que recogió la invitación y, desde la rueda de prensa, pidió disculpas por el exabrupto que lanzó por la radio hacia el colega. También estableció quejas acerca de la divulgación de las conversaciones que tienen los pilotos con los ingenieros, intimidades que hacen el show, al entretenimiento para los televidentes y expone las reacciones de los protagonistas cuando manejan a más de 300 km/h.

“Primero de todo, Lewis es un campeón y una leyenda de nuestra época. No creo que sólo sepa correr saliendo desde adelante, hay hechos que lo demuestran a la perfección. Son cosas que dices en el calor del momento, nada de lo que dije era verdad: tengo un gran respeto por él y me disculparé. No tengo problemas con Hamilton. La adrenalina de luchar por ser segundo me hizo decir esos comentarios que no debería haber dicho”, relató Alonso, que al final de la temporada abandonará Alpine para treparse a Aston Martin.

Atrás quedaba difuminada la expresión altisonante, cuando tras el incidente el ovetense comentó a su equipo, un audio que la Fórmula 1 expuso en la transmisión: “¡Qué idiota! Cerrando la puerta desde el exterior. Hacemos una megasalida, pero este tipo sólo sabe cómo manejar cuando sale primero”, disparó, luego de que la rueda trasera derecha del Mercedes de Hamilton se montara sobre la delantera izquierda del auto de Alonso y el británico tomara vuelo. De las palabras a los hechos: en el giro siguiente, cuando circuló por el sector en donde estaba detenida la Flecha de Plata, le hizo un gesto con el dedo índice de la mano derecha, marcando que esa maniobra no se hace.

Lewis Hamilton  Fernando Alonso libraron varias batallas en el pasado reciente en las pistas de la Fórmula 1; la camaradería vuelve a dominar la escena entre el británico y el español
Lewis Hamilton Fernando Alonso libraron varias batallas en el pasado reciente en las pistas de la Fórmula 1; la camaradería vuelve a dominar la escena entre el británico y el español - Créditos: @CLIVE MASON

Tras la frustración por el abandono, Hamilton regresó caminando al garaje. Allí estuvo con Toto Wolff -jefe del equipo- y luego saludó a los mecánicos. Consultado por los medios sobre las palabras de Alonso, sentenció: “Está bien saber qué opinión tiene de mí. El incidente fue culpa mía. Llegué por el exterior y no le dejé espacio suficiente, cuando pensaba que sí lo había hecho. No fue intencional y asumo la responsabilidad. Es un error fácil de cometer y pagué un precio”. El británico en ningún momento del domingo estableció que le pediría disculpas a Alonso, en particular por el tono con el que se había dirigido por la radio.

Quince años atrás, Fernando Alonso y Lewis Hamilton compartieron el garaje de McLaren; una temporada de peleas internas que dinamitaron la relación, situación que derivó en la pérdida del título
Quince años atrás, Fernando Alonso y Lewis Hamilton compartieron el garaje de McLaren; una temporada de peleas internas que dinamitaron la relación, situación que derivó en la pérdida del título - Créditos: @Bryn Lennon

Alonso fue mucho más lejos del incidente, que para el asturiano como para Hamilton quedó en el pasado. “Sé que es parte del programa, todas las cosas que se transmiten normalmente son un poco picantes, porque el deporte quiere eso en la carrera. Nunca transmiten ‘ir a posición cinco de diferencial’, porque no es interesante. Las medidas que tienes que tomar para evitar que se transmitan cosas que dices y no estás pensando por el calor del momento, es quedarte callado. Trataré de estar siempre callado en la radio y no ser parte de un espectáculo con el que no estoy de acuerdo. No creo que debieran transmitirse mensajes de radio. En el fútbol, en el tenis, tiene tus momentos de intimidad con tu equipo…”, expuso el bicampeón del mundo, que después de la cita con la prensa se marchó al garaje de Mercedes para dialogar con Hamilton y llevarse el souvenir que el británico y el equipo de Brackley había preparado.

Vídeo | Vettel comprende a Hamilton