Fórmula 1: Felipe Drugovich, el piloto que llegó sin apoyo de las Academias

·5  min de lectura
Felipe Drugovich, campeón de la Fórmula 2 de la FIA el fin de semana último en Monza, acordó su incorporación a Aston Martin; el brasileño desanduvo el camino sin ser parte de las Academias de las escuderías de la Fórmula 1
Felipe Drugovich, campeón de la Fórmula 2 de la FIA el fin de semana último en Monza, acordó su incorporación a Aston Martin; el brasileño desanduvo el camino sin ser parte de las Academias de las escuderías de la Fórmula 1 - Créditos: @Dan Istitene - Formula 1

Doble premio logró Felipe Drugovich en el Gran Premio de Italia. El sexto puesto en el Carrera Final en Monza resultó suficiente para consagrarse campeón de la Fórmula 2 de la FIA sin necesidad de esperar a la última cita del calendario, en Abu Dabi. El mismo domingo firmó un acuerdo para ser piloto del programa de desarrollo que creó Aston Martin y, sin apoyo de las Academias de la Fórmula 1, se hizo espacio para ser parte del Gran Circo durante el próximo año. Una nueva presencia de un piloto brasileño con aspiraciones de ser parte de la elite del automovilismo mundial, un país que ofreció 31 participantes en la aventura que empezó en 1950: el primero, Chico Landi, en 1951; el último, Pietro Fittipaldi, que se desempeñó en Haas en los dos grandes premios que cerraron el calendario 2020, tras el espeluznante accidente que protagonizó Romain Grosjean en Bahréin.

De 22 años, nacido en Maringá, en el estado de Paraná, Drugovich fue señalado como un potencial monarca que jamás ascendería a un auto de F.1 durante la presente temporada de Fórmula 2. ¿Las razones? No tener lazos con ninguna de las estructuras que proyectan pilotos al Gran Circo, como Mercedes, Ferrari, Red Bull Racing, McLaren, Alpine… Pero el brasileño, con pasaporte italiano y de ascendencia austríaca, hizo el recorrido sin presionarse con los mensajes que llegaban desde el exterior del MP Motorsport y se unirá en 2023 a Aston Martin, donde trabajará con el bicampeón del mundo Fernando Alonso y Lance Stroll, hijo del principal accionista del equipo británico. De no existir contratiempos participará en la primera sesión de entrenamientos libres en Abu Dabi –última carrera del calendario- y del test de jóvenes pilotos. Además, Aston Martin diseñará un programa de pruebas con el AMR21 y lo incluirá en los viajes de los grandes premios.

“Es una oportunidad fantástica y se suma a lo que resultó la exitosa temporada 2022. Ganar el título de la Fórmula 2 fue considerado durante mucho tiempo como la mejor plataforma de lanzamiento para desarrollarse en la F.1. El papel en Aston Martin me ofrece todas las herramientas para dar el siguiente paso: 2023 será una curva de aprendizaje. Trabajaré con el equipo y mi objetivo principal es aprender y desarrollarme como piloto para tener una oportunidad, en el futuro, de acceder a una butaca”, señaló Drugovich, que se impuso en Jeddah, Barcelona –en la Carrera Sprint y en la Carrera Final-, Mónaco y Zandvoort. Con 241 puntos en 13 fechas –cada una se compone de dos competencias- aventajó por 59 unidades al francés Théo Pourchaire, del ART Grand Prix.

Felipe Drugovich le marca el camino a Jack Doohan, de la Academia Alpine, durante la carrera de Fórmula 2 en Zandvoort; el brasileño celebró una de las cinco victorias de la temporada en el circuito neerlandés
Felipe Drugovich le marca el camino a Jack Doohan, de la Academia Alpine, durante la carrera de Fórmula 2 en Zandvoort; el brasileño celebró una de las cinco victorias de la temporada en el circuito neerlandés - Créditos: @CLIVE MASON

En el regreso a MP Motorsport, después de una frustrante experiencia en el equipo británico Virtuosi Racing, Drugovich redescubrió la magia que enseñó en su primer año en la Fórmula 2. El brasileño sumó tres triunfos, cuatro podios y una pole durante aquella primera experiencia en la escudería neerlandesa, ante de cambiar de rumbo y marcharse a Virtuosi, donde no firmó victorias –solo un póquer de podios-, estadísticas que le impidieron ilusionarse con batallar por el título que conquistó el australiano Oscar Piastri, la estrella de la Academia Alpine que después de entrar en conflicto con el equipo firmó para 2023 con McLaren, donde será compañero de Lando Norris.

Antes de la Fórmula 2, Drugovich tuvo una campaña irregular en la Fórmula 3 -bajo el ala de Carlin Motorsport-, a donde accedió luego de brillar en la Euroformula Open, categoría en la que se consagró con números contundentes: 14 victorias, 16 podios y 10 poles. Antes, fue monarca de la F.3 Española y ganador del MRF Challenge Fórmula 2000. “El programa de desarrollo de pilotos se diseñó en conjunto con los ingenieros y las gerencias de Aston Martin F1 y está destinado a proporcionar una escalera para que los jóvenes talentos accedan a la F.1″, comunicó el equipo, tras el acuerdo y las fotos simbólicas en las que Lawrence Stroll y Drugovich se estrechan la mano.

Felipe Drugovich y Lawrence Stroll, después de sellar el vínculo que unirá al piloto brasileño con Aston Martin
Felipe Drugovich y Lawrence Stroll, después de sellar el vínculo que unirá al piloto brasileño con Aston Martin

El arribo del brasileño al Gran Circo reaviva un debate que se profundizó con la intempestiva salida de Piastri de Alpine, rumbo a McLaren: la inversión en un joven talento para que el piloto debute en otra escudería. El CEO del equipo francés, Laurent Rossi, observa que el antecedente marcará el futuro de las negociaciones y de los contratos con las jóvenes promesas. “Sentó un precedente peligroso, un posible marco en el que las Academias de pilotos corran peligro. Los fabricantes invierten mucho en los talentos. El primer remedio será observar los contratos de modo diferente: seremos más duro, mucho más duro. Aprenderemos a tener una perspectiva menos ingenua de estrechar la mano, de ser socios y en términos vinculantes seremos menos amigables”, señaló el francés en una charla con la página oficial de la Fórmula 1.

“Creemos en la promoción de los jóvenes, porque son nuestros valores y los valores son importantes. Por esa razón cumpliremos nuestro compromiso con todos los pilotos de nuestra Academia, pero nos estamos planteando si continuar o no. Creemos en el valor del sistema, pero si no estamos protegidos, ¿merece la pena? Si no estamos seguros de poder hacerlo o se vuelve complejo y el aspecto contractual representa una carga demasiado grande, deberemos reformular el proyecto”, explicó Rossi. El francés Victor Martins, de 21 años, es el nuevo campeón de la Fórmula 3 de la FIA y es un producto de la Academia Alpine; en Monza estuvo en el garaje del equipo durante el GP de Italia.

Una butaca en la F.1 es la aspiración máxima de los jóvenes talentos del automovilismo mundial. Drugovich se unió a Aston Martin sin el apoyo de las Academias, esa gigantesca usina con las que las escuderías alimentan los sueños de los pilotos y cuyo plan podría sufrir una revisión, después del caso Piastri.