Fórmula 1: Max Verstappen hizo la pole y Checo Pérez se despistó y largará último en el contraste de Red Bull en Australia

·4  min de lectura
Sergio "Checo" Pérez no pudo frenar en la curva 3 y terminó en la leca en su primera vuelta lanzada en Australia; largará último.
Sergio "Checo" Pérez no pudo frenar en la curva 3 y terminó en la leca en su primera vuelta lanzada en Australia; largará último. - Créditos: @@F1

“¡Tenemos que solucionar este problema. Es el mismo maldito problema de los entrenamientos”, exclamó Sergio “Checo” Pérez por la radio. El mexicano ya estaba con su Red Bull detenido sobre la leca, tras no poder girar a tiempo en la curva 3 de su primera vuelta lanzada, y comenzaba a flamear la bandera roja en el inicio de la clasificación del Gran Premio de Australia de Fórmula 1. El ganador en Arabia Saudita, hace dos semanas, había tenido inconvenientes con los frenos durante el viernes y fue protagonista del gran impacto del sábado al sufrir por lo mismo, no poder marcar ningún tiempo y quedar en el último puesto, desde donde saldrá este domingo en la carrera prevista para las 2 de la mañana (hora argentina). En cambio, su compañero, el bicampeón Max Verstappen, insaciable, superó los inconvenientes y se quedó con la pole, al marcar 1m16s732/1000.

El despiste de Sergio “Checo” Pérez

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

En la Q1, sobre un asfalto inicialmente resbaladizo en el circuito de Albert Park por algunas lloviznas, la escudería que se llevó el triunfo en las dos competencias corridas esta temporada quedó envuelta en los fantasmas de las horas previas. Christian Horner, el jefe de equipo, ya había reconocido que no habían quedado satisfechos en las prácticas “por problemas relacionados con el freno”.

Y Pérez, que no quiere dejar de acelerar a fondo para disputarle el título a Verstappen, quedó preso de la ambición por ir, igualmente, al límite. MadMax estuvo complicado en varios giros, tocando la tierra, se lamentó por “estar complicado encontrar la temperatura de los neumáticos” y se quejó que “los cambios descendentes están empeorando”. Pese a todo, fue el más rápido. Incluso, aunque debió esquivar a un ave que se le cruzó en una curva.

Max Verstappen se encontró con un pájaron en el camino a la salida de una curva y lo esquivó justo a tiempo.
Max Verstappen se encontró con un pájaron en el camino a la salida de una curva y lo esquivó justo a tiempo.

Inmediatamente detrás del neerlandés quedaron los Mercedes, que dieron la sorpresa en la parte final. Hubo incertidumbre para los británicos George Russell y Lewis Hamilton en la posibilidad de superar la Q2, pero se quedaron con el segundo y tercero lugar de la grilla. “¿No está nada mal, no?”, dijo el primero de ellos, al ser felicitado al cierre de la sesión. “Estar tan cerca de Red Bull es increíble”, sumó el siete veces campeón, que llegó a estar a sólo 9/1000 de Verstappen a pocos minutos de completarse la clasificación. Luego, el número 1 voló y su compañero también se le adelantó. Pero el balance del equipo alemán superó las expectativas.

Verstappen esquivó a un pájaro

En el cuarto puesto quedó el español Fernando Alonso, que con el Aston Martin se muestra competitivo y dio pelea hasta el final. Las Ferrari no pudieron terciar: quinto terminó el otro español, Carlos Sainz, y séptimo, el monegasco Charles Leclerc, ambos con problemas para mantenerse en la pista en las vueltas más veloces. Entre ellos se metió el canadiense Lance Stroll, con el otro Aston Martin. Luego, los Williams del tailandés Alex Albon y del francés Pierre Gasly.

El resumen de la clasificación

En Haas, en el circuito donde el equipo debutó en la categoría en 2016 con un sorprendente sexto puesto, se vio un contraste grande entre sus dos pilotos. El danés Kevin Magnussen no encontró el ritmo, no pudo superar la Q2 y quedó 14°, mientras que el alemán Nico Hulkenberg llegó a la tanda decisiva por la pole en su tercer gran premio con el equipo y, aunque quedó 10°, llegó a marcar el tercer mejor registro en mitad de la clasificación.

Al cabo de la clasificación, Checo Pérez ahondó en el problema con su Red Bull: “Es algo que está desequilibrando bastante los frenos al momento de frenar y solamente espero que podamos arreglarlo para la carrera para poder competir y minimizar el daño. Confío totalmente en mi equipo y sé que podremos superar este problema para tener un ritmo de carrera fuerte”.