Los “extranjeros” que jugarán los próximos mundiales para la Argentina

Alejandro Garnacho, que nació en Madrid, ya fue citado por Scaloni y está en los planes de la selección mientras se destaca en Manchester United
Alejandro Garnacho, que nació en Madrid, ya fue citado por Scaloni y está en los planes de la selección mientras se destaca en Manchester United - Créditos: @Prensa AFA

Lionel Messi nació en Rosario, Lautaro Martínez en Bahía Blanca, Nicolás Otamendi es porteño y Julián Álvarez cordobés, de Calchín. Pero quizás en el Mundial de 2026, o tal vez en el de 2030, la selección esté integrada por nombres que hayan nacido en Madrid, en Santa Cruz de Tenerife, en la mexicana Victoria de Durango, en Key Biscayne o hasta en Brasil.

Y la AFA hace tiempo que sigue el fenómeno de los chicos que andan por el planeta y pueden jugar por la selección… campeona del mundo. Porque al menos uno de sus padres es argentino. Pero nacieron en el extranjero, algunos jamás pisaron el país –en ciertos casos, la experiencia llegó a través de una convocatoria a Ezeiza– y hasta no hablan perfecto español. Gira el fútbol continuamente, la dinámica global impone más atención que nunca. Y la AFA, en ese terreno, no se distrae. “Si la Argentina no está cerca de los chicos, se los lleva otra Federación”, asume Juan Martín Tassi, la pieza desconocida de un engranaje trascendente.

En Qatar 2022, apenas cuatro naciones presentaron a sus 26 jugadores nacidos en el país: Arabia Saudita, Corea del Sur, Brasil... y la Argentina. Este escenario, en el Mundial 2026, quizás ya no se repita.

El rastrillaje requiere oficio y olfato para cuidarse de los arribistas. Y diplomacia para lidiar con clubes y federaciones que, al detectar el interés de la AFA por un chico, repentinamente se interesan en él como hasta entonces no lo habían hecho. Estar es la clave. Que los jugadores vean y sientan un genuino interés. Ejemplo: Alejandro Garnacho. Se lo encontró, se lo invitó, se lo mezcló con la mayor, se lo incluyó y jugó con los de su edad en el torneo Toulon. Llevó los colores. Todavía podría elegir a España, es cierto. El riesgo existe. Por eso la tarea requiere paciencia.

Y los resultados ya están a la vista, porque no dependen de ganar o perder. Sino de pertenecer. Como el volante Nicolás Paz, de Real Madrid, nacido en Tenerife, que participará del Sudamericano Sub 20 de Colombia. A Nico Paz, hijo del exdefensor Pablo -integró el seleccionado albiceleste en el Mundial de Francia 98-, se le escapan algunos simpáticos modismos españoles al hablar.

Juan Martín Tassi, la cara de la AFA en Europa, el hombre a cargo del scouting con sede en Madrid
Juan Martín Tassi, la cara de la AFA en Europa, el hombre a cargo del scouting con sede en Madrid - Créditos: @Gentileza

El plan necesita crecer. Ampliar el scouting, sumar integrantes, instalarse también en los Estados Unidos, y ampliar el censo a las chicas, ya que por ahora se atienden casos muy puntuales de algún seguimiento específico. Llevará más tiempo, lo que ya no puede es detenerse.

El ‘efecto Messi’ es un gran llamador para los chicos. Si ya sucedía antes de Qatar, ahora puede ser absolutamente determinante en la elección. Aparece el orgullo por jugar con la misma camiseta que él y, hasta quizás, con él. Es el ídolo, la referencia. “Podés estar en cualquier lugar, una gran capital o en un pueblito de España, Italia o Francia, y los chicos, en cualquier idioma, hablan de Messi, usan la camiseta de Messi, sueñan con ser Messi”, cuenta Tassi. No hay ejemplo más claro y rentable que Messi. Él eligió los colores hace casi dos décadas, y ahora él es el que invita a los Messi del futuro. Aunque sean ‘extranjeros’.