La extraña escena que protagonizó el golfista Dylan Frittelli al pegar desde un lugar inesperado

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Primero, la sorpresa y la admiración. Finalmente, la resignación ante las reglas inquebrantables del golf. Dylan Frittelli fue protagonista el último domingo de una escena para nada habitual: su pelota fue a parar a los árboles después de desviar su golpe de salida a la izquierda, en el hoyo 6 de la cancha de Harbour Town Golf Links, por el RBC Heritage (PGA Tour). Para sorpresa de todos en Hilton Head, su bola de salida se posó en un musgo colgante, a un par de metros sobre el suelo.

Cuando llegó al lugar donde quedó atrapada su pelota, el sudafricano evaluó la situación. Y en lugar de declararla injugable, prefirió tirar desde allí, tal como reposaba en la rama del árbol. Entonces, sacó el driver de su bolsa y, con la mirada puesta justo detrás de la cabeza del palo, realizó el mini-swing. El golpe fue exitoso: avanzó la bola unos 10 metros hacia el fairway y el público lo aplaudió. Luego, dejó su tercer tiro a tres metros del hoyo y embocó el putt para salvar el par. Hasta allí, la misión había resultado todo un éxito.

Por un momento, Frittelli pensó que había logrado el par de su vida desde un camino totalmente impensado. Sin embargo, su arrojo para pegar desde un lugar inhóspito terminó significándole un doble bogey. Su desconocimiento reglamentario redundó en una penalización de dos golpes, tras impactar esa pelota que pendía de un árbol.

Después de su vuelta, Frittelli reveló en Twitter que había sido castigado con esa multa. “Pensé que este sería el mejor par de mi vida”, dijo. “Me impusieron una penalización de dos golpes por colocarme con un pie a cada lado en mi línea de juego prevista para este tiro. Las reglas del golf permanecen invictas”.

¿Qué dicen los libros de reglas? Fritelli, ganador del John Deere Classic en 2019, fue penalizado de acuerdo con la Regla 10.1c, que dice: “El jugador no debe ejecutar un golpe desde un stance con un pie colocado deliberadamente a cada lado de, o con cualquiera de los pies tocando deliberadamente la línea de juego o una extensión de esa línea sobre la bola. Únicamente para esta Regla, la línea de el juego no incluye una distancia razonable a cada lado”. De esta forma, el sudafricano finalizó su participación en Harbour Town Golf Links con 285 impactos (+1), que le permitieron alcanzar la posición 66° del campeonato. El campeón fue Jordan Spieth,

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.