Exequiel Tores, en el BMX de Tokio 2020: la dramática caída de un rival y el punto de diferencia que lo dejó sin final

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
El BMX entre la eliminación del Argentino Torres a la caída del estadounidense Fields.
getty

TOKIO.- Esperó hasta último momento, pero la letra fría del reglamento no tiene doble lectura: no se puede reemplazar a un ciclista en la grilla de cada serie. Por eso, Exequiel Torres no tuvo lugar en la final del BMX Racing, una apasionante prueba que despertó tanto interés que hasta mostró una tribuna sin espacios disponibles. En tiempos de público ausente, delegaciones y medios de todo el mundo dejaron una postal inédita en Tokio 2020. Torres finalizó quinto en su semifinal -clasificaban cuatro de cada semifinal, tras tres series- y quedó a un punto de Connor Fields. El estadounidense sumó, pero no pudo terminar: una espectacular caída en la entrada de la primera curva del circuito lo dejó fuera de carrera, y en el hospital. El informe médico señaló fractura de clavícula.

“Fue un día de locos para mí, viví algo increíble. Dejé todo, y se me hizo difícil, pero no hay excusas. Faltó un poquito, pero entregué todo en la pista y en cada pedaleada. Fueron milésimas. En la pista pasa de todo, yo voy al límite, pero así son las carreras. Yo me voy orgulloso de haber representado a mi país”, dijo el joven riojano ni bien terminó su participación, y sin saber qué le había sucedido a Fields. Tras la noticia, esperó sobre su bicicleta para ver si la organización daba alguna instrucción de cara a la final, pero el reglamento es claro. Sin oportunidad de reemplazo, su eliminación estaba sentenciada.

Tras dos quintos puestos, necesitaba terminar entre los primeros para soñar con una final olímpica, y terminó tercero en la semifinal 3. Pero no le alcanzó. “La última fue una carrera de locos en la que pasaron muchas cosas. Pero no hay excusas, dejé todo. Fue a todo o nada, y es muy difícil correr de atrás, ir al límite”, destacó en diálogo con LA NACION. Y valoró saber que está “en el máximo nivel”. Su rendimiento fue más que interesante: dio pelea y estuvo cerca de avanzar. En la tabla general quedó noveno, justo por detrás de los finalistas.

Su tiempo en la semifinal 1 fue de 41,69s, mientras que las otras dos series fueron más rápidas: 41,01s en la segunda y 41,36s en la tercera. En tota acumuló 13 puntos (5+5+3, sus posiciones) y se quedó afuera por los 12 de Fields, el rival lesionado (3+1+8). Haber sumado pese a no haber terminado dejó sin chances al argentino.

El podio en el Ariake Urban Park quedó para el holandés Niek Kimmann (oro), el británico Kye Whyte (plata) y el colombiano Carlos Alberto Ramírez Yepes (bronce). El mano a mano de Torres en cada una de las series fue justamente contra Ramírez Yepes, a quien no pudo superar en ninguna de las tres carreras de la semifinal.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.