Exclusiva: Urbanizador pagó $170,000 al alcalde de Miami para impulsar su proyecto, según registros de la empresa

·10  min de lectura

Un urbanizador pagó discretamente al alcalde de Miami, Francis Suárez, al menos $170,000 durante los dos últimos años para que lo ayudara a superar los trámites burocráticos y conseguir los permisos necesarios para su estancado proyecto inmobiliario en Coconut Grove, según documentos internos de la empresa obtenidos en exclusiva por el Miami Herald.

Las notas de las reuniones de la empresa celebradas el verano y el otoño pasados por la firma Location Ventures indican que Rishi Kapoor, su presidente ejecutivo, tenía dificultades para conseguir la aprobación de los planes para su complejo URBIN Coconut Grove, mientras intentaba asegurar a los nerviosos inversionistas que Suárez ayudaría a resolver el problema.

Las notas de la reunión, que se proporcionaron a los inversionistas para apaciguar sus frustraciones por los repetidos retrasos en el proyecto de uso combinado de $70 millones, dejaban claro su papel: “El alcalde Suárez ayudará a impulsar esto”.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Según los registros, Kapoor se reunió entonces con Suárez y el administrador municipal Art Noriega el verano pasado para discutir un obstáculo de zonificación que, sin una exención, habría requerido un rediseño costoso y largo para el urbanizador.

Los registros internos de la empresa dan detalles, por primera vez, del trabajo privado de Suárez para el urbanizador mientras ocupaba un cargo público en el Ayuntamiento, lo que plantea cuestiones legales y éticas sobre la relación entre su papel como alcalde y su trabajo como asesor de un urbanizador.

“¿Infringió sus deberes para con su cargo y los ciudadanos de su ciudad?”, se preguntó Robert Jarvis, profesor de Derecho especializado en Ética de la Universidad Nova Southeastern. “Ciertamente parece que sí”.

Las revelaciones sobre el contrato de consultoría de Suárez con la empresa urbanizadora de Kapoor salieron a la luz mientras el alcalde republicano considera una candidatura a la presidencia en las elecciones de 2024.

La oficina de Suárez negó la reunión. Kapoor dijo a través de su abogado que no tiene “ningún registro o recuerdo de tal reunión” con el administrador municipal y el alcalde el verano pasado.

Tanto Suárez como Kapoor afirman que el trabajo del alcalde para la marca URBIN de Kapoor no estuvo relacionado con el Ayuntamiento. El portavoz de Suárez dijo que se le pagó para presentar a Kapoor a posibles inversionistas. Kapoor dijo que el alcalde le dio consejos sobre la “programación” que implica la mezcla de tiendas y restaurantes en los proyectos de su empresa en Miami-Dade.

Pero los informes internos de Location Ventures, que detallaban todo, desde estrategias de marketing hasta inversiones financieras, afirman que a lo largo de 2022, Kapoor llamó repetidamente a Suárez para obtener ayuda con problemas de permisos.

“El alcalde Suárez no participó en ninguna actividad de cabildeo para URBIN”, dijo la portavoz de Suárez al Herald. Calificó de “inexacta” la descripción del papel de Suárez en los registros internos.

Ni Kapoor ni Suárez explicaron porqué los registros internos de la empresa urbanizadora DE Coral Gables indican que el alcalde usó su influencia en el Ayuntamiento para ayudar a un cliente que le pagaba discretamente $10,000 al mes.

Caroline Klancke, directora ejecutiva de Florida Ethics Institute, una entidad ni partidista, dijo que el trabajo de Suárez para el urbanizador pudiera haber infringido las leyes de ética de la Florida que prohíben a los líderes electos ser empleados de una empresa que hace negocios con su municipalidad y pudiera plantear un conflicto de interés para ellos en su cargo público.

“Lo que crearía un conflicto de interés con ese urbanizador es que el urbanizador estuviera sujeto a la regulación de la ciudad”, dijo Klancke, quien trabajó 15 años en la Comisión de Ética de la Florida, donde fue asesora general y subdirectora ejecutiva.

Suárez, quien ahora está en su segundo mandato y ocupa un cargo principalmente ceremonial como alcalde a tiempo parcial, obtuvo una opinión general de la abogada municipal de que era legal hacer trabajo externo siempre que no entrara en conflicto con sus deberes de gobierno. Suárez no tiene voto, pero puede vetar. También puede contratar y despedir al administrador municipal, que dirige las operaciones cotidianas de la ciudad y supervisa a todos los empleados.

Además de las posibles infracciones de ética, Klancke dijo que los informes internos del urbanizador que describen a Suárez trabajando en cuestiones de permisos para Location Ventures pudieran proporcionar evidencia suficiente para desencadenar una investigación penal.

Un problema costoso

Cuando Suárez se presentó con Kapoor en un acto promocional de URBIN a finales de 2021, el urbanizador estaba haciendo malabarismos con media docena de proyectos comerciales y residenciales mientras la economía posterior a la pandemia renqueaba y la inflación se disparaba en medio del alza de los intereses. Kapoor había financiado los proyectos URBIN de uso combinado “work-live” de su empresa en Coconut Grove, Miami Beach y Coral Gables a través de inversionistas privados y prestamistas inmobiliarios.

URBIN Grove se comercializó como una visión de futuro: cinco propiedades a lo largo del lado sur de Commodore Plaza iban a ser reconvertidas en espacios de coworking y coliving para jóvenes profesionales, así como en alquileres a largo plazo que incluían estudios y apartamentos de varios dormitorios.

En diciembre de 2021, el equipo de Kapoor solicitó los primeros permisos para la reurbanización de un edificio de cinco plantas en 3162 Commodore Plaza. El plan consistía en demoler los pisos del cuarto al sexto y reconstruirlos como un moderno entorno de coliving.

Según los archivos municipales, el proyecto se paralizó casi de inmediato.

Este edificio, situado en 3162 Commodore Plaza, está siendo reconstruido por el urbanizador Rishi Kapoor, cuya empresa URBIN ha pagado al alcalde de Miami, Francis Suárez, $10,000 al mes desde finales de 2021. El verano pasado, Kapoor pidió ayuda al alcalde para superar los obstáculos de permisos.
Este edificio, situado en 3162 Commodore Plaza, está siendo reconstruido por el urbanizador Rishi Kapoor, cuya empresa URBIN ha pagado al alcalde de Miami, Francis Suárez, $10,000 al mes desde finales de 2021. El verano pasado, Kapoor pidió ayuda al alcalde para superar los obstáculos de permisos.

El personal municipal que revisó el proyecto detectó deficiencias en los planos estructurales. Las parrillas de gas previstas para la azotea infringían las normas contra incendios. Además, el proyecto no cumplía los requisitos urbanísticos. En concreto, el equipamiento en la azotea hacía que la estructura fuera demasiado alta y sus balcones invadían propiedades vecinas.

Y lo que es más grave, una empleada municipal observó que el nuevo edificio se extendería hasta el límite de la propiedad, lo que infringía los códigos de zonificación modernos. Sin una exención, señaló, los condominios tendrían que ser rediseñados, un cambio que costaría millones al urbanizador.

Siete meses después que el urbanizador presentó su solicitud de permiso, se fijó una reunión con el comité de revisión de zonificación y desarrollo del suelo de la ciudad que habría determinado el destino del proyecto.

Kapoor —que había vendido a los inversionistas plazos de construcción poco realistas— pidió ayuda a Suárez para impulsar el proceso, según las notas de la reunión de la empresa urbanizadora del 26 de julio de 2022.

El urbanizador de Miami Rishi Kapoor es el presidente ejecutivo de Location Ventures.
El urbanizador de Miami Rishi Kapoor es el presidente ejecutivo de Location Ventures.

Y el 29 de julio, justo una semana antes de la reunión programada con el grupo de revisión de la ciudad, Kapoor se reunió con Suárez y Noriega, el administrador municipal, para “discutir los problemas de permisos”, según los documentos de la empresa y fuentes familiarizadas con los esfuerzos por solucionar los problemas de zonificaci’on. Como parte de la gestión de la ciudad, Noriega supervisa los departamentos de Construcción y Zonificación.

Aunque Kapoor y Suárez afirmaron que la reunión no llegó a celebrarse, otros documentos de la empresa muestran que el personal de la urbanizadora había preparado al presidente ejecutivo sobre el tema de la zonificación la noche anterior a la reunión con el alcalde y el administrador municipal.

Después que la reunión del comité de revisión del 4 de agosto no solucionó los problemas de zonificación, Kapoor se puso en contacto con la oficina del alcalde, según las notas de la reunión de Location Ventures.

“Rishi llegó a la oficina del alcalde para ayudar a resolver el asunto de 5 pies de retroceso [setback]. El director de Zonificación está dispuesto a reunirse de nuevo para discutir un término medio”, dicen las notas de la reunión de la empresa de octubre.

El 1 de diciembre, los registros de la ciudad muestran que el director de Zonificación cambió de rumbo y determinó que el requisito del retroceso no aplicaría al proyecto de urbanización de Kapoor, eliminando un obstáculo importante para la construcción.

El urbanizador eliminó otras características del proyecto, incluidos los balcones, para cumplir los requisitos de zonificación y el permiso de construcción fue aprobado el 6 de enero de 2023, muestran los registros de la ciudad.

Inmediatamente después de presentar las solicitudes de permiso para remodelar 3170 Commodore Plaza el verano pasado, el presidente ejecutivo de Location Ventures, Rishi Kapoor, pidió al alcalde de Miami, Francis Suárez, que le ayudara a impulsar el proceso, según muestran registros internos de la empresa.
Inmediatamente después de presentar las solicitudes de permiso para remodelar 3170 Commodore Plaza el verano pasado, el presidente ejecutivo de Location Ventures, Rishi Kapoor, pidió al alcalde de Miami, Francis Suárez, que le ayudara a impulsar el proceso, según muestran registros internos de la empresa.

Unas semanas más tarde, Suárez se puso un casco y paleó tierra junto a Kapoor en una ceremonia de colocación de la primera piedra para la renovación de Commodore Plaza. Suárez no reveló que trabajaba para el urbanizador.

La oficina del alcalde confirmó que una solicitud de la empresa de Kapoor se envió a través del personal del alcalde en octubre, aunque dijo que Suárez no tuvo conocimiento de ello.

“El alcalde Suárez no tuvo conocimiento ni asistió a ninguna reunión en persona, telefónica o por videoconferencia relacionada con las consultas de Location Venture”, escribió Soledad Cedro, portavoz de la alcaldía, en una declaración al Herald.

Cedro dijo que la ayuda ofrecida a Kapoor por la oficina del alcalde también se ha prestado a cientos, si no miles, de habitantes habituales de Miami.

El abogado de la empresa de Kapoor, Brian Goodkind, declinó hacer comentarios sobre si el urbanizador se puso en contacto con la oficina del alcalde en octubre o sobre cualquier otra interacción entre el urbanizador y Suárez.

“Da la sensación de que nos están filtrando información poco a poco con la esperanza de crear un momento de ‘atrapados’”, dijo Goodkind. “En consecuencia, no vamos a hacer más comentarios”.

Presiones financieras y legales

Los registros judiciales muestran que Kapoor buscó la ayuda de Suárez para obtener permisos en medio del agravamiento de la deuda y de una demanda de inversionistas minoritarios.

Para evitar la ejecución hipotecaria del proyecto URBIN Grove, Kapoor obtuvo prórrogas de dos préstamos que costaron $150,000 en comisiones adicionales a un prestamista y unos $132,000 a otro prestamista, según consta en los registros judiciales de una demanda presentada en diciembre pasado por el grupo de inversionistas minoritarios contra URBIN y Kapoor. También obtuvo financiación adicional por un total de $16 millones de un prestamista privado, muestran los registros.

Los inversionistas que demandaron a Kapoor solicitan su destitución como “administrador” del proyecto de Coconut Grove, expresando su alarma por los movimientos financieros del urbanizador, según la demanda.

Este mes, la empresa urbanizadora de Kapoor también fue demandada por su ex director financiero Greg Brooks, quien ocupó ese cargo en Location Ventures desde agosto de 2022 hasta marzo de 2023. Brooks fue despedido por Kapoor después que el director financiero planteó varias preocupaciones sobre supuestas “incorrecciones financieras” relacionadas con el manejo de los fondos de su compañía por parte del presidente ejecutivo. Brooks pretende cobrar $80,000 en bonificaciones no pagadas por la obtención de hipotecas para la urbanización de uso combinado Commodore Plaza de URBIN Grove y un proyecto de viviendas unifamiliares en la misma comunidad.

Location Ventures, con sede en Coral Gables, y su marca de coliving y coworking Urbin adquirieron en mayo el edificio de oficinas de 4 pisos en 1234 Washington Avenue y el edificio y estacionamiento adyacentes en el 1260 de la misma avenida.
Location Ventures, con sede en Coral Gables, y su marca de coliving y coworking Urbin adquirieron en mayo el edificio de oficinas de 4 pisos en 1234 Washington Avenue y el edificio y estacionamiento adyacentes en el 1260 de la misma avenida.

Entre las muchas acusaciones de incorrección presentadas contra Kapoor, la demanda de Brooks destacaba los pagos mensuales de $10,000 al alcalde “por servicios desconocidos”, informó previamente el Herald.

Brooks también acusó a Kapoor de usar fondos de la urbanización para pagar su casa de casi $6 millones frente al mar de Coral Gables en Cocoplum, un chef privado de $10,000 al mes para cocinar en su yate y un auto deportivo McLaren, sin declarar los ingresos al IRS.

Goodkind, el abogado que representa a Location Ventures, dijo que las acusaciones de Brooks eran falsas. “No hay absolutamente nada inapropiado aquí”, dijo en una entrevista.

Interrogantes sobre la transparencia

A pesar que Suárez percibió al menos $30,000 trabajando para URBIN en 2021, lo dejó fuera de su formulario de divulgación financiera presentado en el verano de 2022. Cedro, la portavoz de Suárez, dijo que el alcalde no tenía que enumerar el trabajo de consultoría de URBIN porque la ley estatal no requiere que los funcionarios públicos revelen el trabajo que no exceda 5% de sus ingresos brutos.

Esto significaría que el alcalde ganó al menos $600,000 de ingresos externos en 2021. La oficina del alcalde declinó confirmarlo. Su remuneración anual como alcalde es de unos $130,000.

Durante años, Suárez se ha negado a revelar su lista de clientes, o casi nada sobre su trabajo privado. Cuando le preguntaron por su trabajo para Kapoor el domingo por la mañana en el programa Face The Nation de CBS, Suárez rechazó la pregunta diciendo: “No sé porqué mi periódico local está obsesionado con cuántos trabajos hago.

“Tengo que revelar todos los trabajos que tengo. En realidad no debería importar cuántos trabajos tengo”, dijo. “Lo que debería importar es cómo hago mi trabajo principal, que es ser alcalde de Miami, y nadie critica eso”.