Evenepoel blinda el maillot rojo en el Piornal

·5  min de lectura

Alto de Piornal (Cáceres), 8 sep (EFE).- A tres días del final de la Vuelta y en la inédita cima extremeña del Piornal, el belga Remco Evenepoel (Quick Step Alpha Vinyl) dio un golpe de autoridad con una segunda victoria en la presente edición que le permite blindar el maillot rojo ante el español Enric Mas, después de un interesante duelo entre ambos.

En una jornada disputada de punta a cabo, al final aparecieron los "gallos" de la general en la subida definitiva, donde se sucedieron los ataques. Entre todos sobresalió el patrón de la carrera, Remco Evenepoel (22 años, Aalst), dando un golpe encima de la mesa. Con un ataque cerca de meta, el exfutbolista batió por 2 segundos a Mas yal neerlandés Robert Gesink, alcanzado cuando ya estaba saboreando la victoria.

Remco ganó el esprint entre 3 con facilidad, cerrando la decimoctava etapa que unió Trujillo y el Alto de Piornal (Cáceres), de 192 km de recorrido, a una media de 40,4 km/hora. El líder, contando 10 segundos de bonificación, sacó 23 segundos al grupo de Juan Ayuso, Supermán López, Almeida y Urán, y en 1.29 a Carlos Rodríguez. El granadino, afectado por una dura caída, cedió la cuarta plaza a López.

Restan dos etapas que pueden dr juego, la "clásica" de Talavera y la Sierra de Madrid. Evenepoel las afrontará con 2.07 sobre Mas, en su versión más ofensiva, y 5.14 respecto a Ayuso. La perla española tendrá que proteger su podio con López a 42 segundos.

RETIRADA DE VINE, RODRÌGUEZ HERIDO Y CARAPAZ LÍDER DE LA MONTAÑA

La segunda etapa por Extremadura, que celebraba su día festivo, se desarrolló entre sobresaltos, y a toda velocidad. El pelotón salió de Trujillo con 136 corredores hacia la cima inédita del Piornal, una penúltima oportunidad de montaña para los interesados en alborotar la general.

No hay tregua en la Vuelta. El ritmo fue frenético de inicio, como incida el dato de 50 km cubiertos en la primera hora. Antes de formarse una enorme fuga con 41 corredores hubo sobresalto serio. Una montonera eliminó al australiano Jay Vine, el líder de la montaña, el conquistador del Pico Jano y La Fancuaya, e hirió a Carlos Rodríguez, cuarto en la general, así como al maillot verde, Mads Pedersen.

Una caída fea, trascendente, en plena batalla por la escapada, que finalmente se formó con medio pelotón. En la enorme expedición iba el ecuatoriano Richard Carapaz, heredero directo del maillot de puntos azules de la montaña. También se metieron nombres destacados, como Soler, Higuita, Nibali, Pinot, Gesink, Carthy, Tao Geoghegan.... algunos pendientes de justificar su participar en la Vuelta.

ALMEIDA SE INTERCALA POR LA GENERAL, SUPERMÁN AGITA EL GRUPO

Carapaz, estimulado como nuevo jefe de la montaña, cruzó en cabeza el Alto de la Desesperá (2ª, 3,7 km al 9,4 por ciento). La etapa se animó en la fuga y en el pelotón. Se sucedieron los ataques en el primer ascenso al Piornal (1ª, 13,5 km al 5% y tramos del 12). Carapaz volvió a cobrar los 10 puntos en la cima, donde pasó con 4 corredores, entre ellos Higuita y Carthy.

El UAE desplegó la estrategia con Almeida y Soler intercalados, el portugués por mejorar el sexto puesto en la general, y tal vez por remolcar a Ayuso junto al catalán en la definitiva subida a meta, de nuevo en el Piornal. En el sector del podio atacó Supermán López seleccionando un grupo de 10.

El trabajo del Astana en la persecución no le vino nada mal al líder Evenepoel, concentrado en seguir la rueda del "Tiburón" Vincenzo Nibali. Sin embargo, ese ritmo supuso el sufrimiento de Carlos Rodríguez, magullado por la caída en los primeros kms.

GESINK SE HUNDE EN LA ORILLA, EVENEPOEL ESTRENA EL PIORNAL

La travesía por el Valle del Jerte encerraba alto interés. El grupo en fuga inició el puerto con 1.24 sobre el grupo de Almeida-Soler y de 1.57 respecto al del maillot rojo. Por delante otros 13,5 km al 5 por ciento, un puerto atractivo para tener en cuenta en otras ediciones.

Por delante atacó por la etapa el veterano del Jumbo Visma. El compañero de Roglic trató de hacer un bonito regalo al esloveno, retirado y herido. Pero por detrás los hombres de la general se liaron a garrotazos, lo que supuso la ruina para el neerlandés.

Fue una subida de eliminación. El primero en arrancar de lejos fue Enric Mas. pero Remco lo paró en seco. Luego lo intentó "Supermán" López, hasta que el belga apareció en primera persona para poner un orden dentro del jolgorio que se había formado. Su arrancada sepultó las opciones de Almeida, quien trabajó todo el día para acercarse en la general.

Enric Mas arrancó en otras dos ocasiones, a 5 y ya dentro del último kilómetro. Esta última le puso en duelo cara a cara con Evenepoel, quien se soldó a su rueda. Este reto hizo la pascua a Gesink, quien murió en la orilla después de un enorme esfuerzo en solitario. Y en la zona de esprint el despegue del líder fue inapelable. Fuera bruta para lograr el doblete. Ganó en la crono de Alicante y en la cima extremeña.

"No quiero pensar en otra cosa que no sea mantener el maillot rojo. El objetivo era ganar una etapa y ya tengo dos. Hasta llegar a Madrid no habré ganado nada", dijo Remco. Eso si, desde el Piornal laa roja definitiva la vio más de cerca.

Este viernes se disputa la decimonovena etapa con salida y llegada en Talavera de la Reina, con un recorrido de 138.3 km.

Carlos de Torres

(c) Agencia EFE