Evenepoel se alegra de "la regla de los 3 km"

·2  min de lectura

Tomares (Sevilla), 6 sep (EFE).- Remco Evenepoel (Quick-Step Alpha Vinyl), líder de la Vuelta, admitió haber pasado apuros tras pinchar en el tramo final de la etapa de este martes, pero celebró que el percance sucediera dentro de la zona de seguridad de los 3 últimos kilómetros, lo que le permitió perder solo 8 segundos respecto a Primoz Roglic.

"He sufrido un pinchazo en mi rueda trasera. No estaba en mi mejor posición. Ayer reconocimos el final y notamos que la carretera estaba muy resbaladiza. La verdad es que estaba algo asustado en los últimos 4-5 kilómetros y he perdido algunas posiciones. Luego, he querido remontar en un bache, pero mi rueda trasera dio un salto. Sentí que estaba pinchado. ¡Me alegro que la regla de los últimos 3 kilómetros exista!", dijo el maillot rojo en la meta de Tomares.

Evenepoel, quien escuchó por la radio que Roglic se había caído, deseó lo mejor a su rival directo de la general, de quien dijo que esperaba que atacara cerca de la meta de Tomares, ya que la última pancarta se encontraba en perfil ascendente.

"Escuché que Primoz Roglic se había caído. Espero que esté bien y pueda continuar en carrera. La verdad es que sabía que iba a atacar. Todos sabemos que Primoz es muy explosivo, así que un final como este está hecho para él. Esto hace que sea todavía más una pena que se haya caído. Nunca quieres que nadie se caiga", afirmó.

El líder líder de la Vuelta comentó que se sentía "más recuperado" tras la jornada de descanso y se mostró optimista para el resto de la semana.

"Me he sentido recuperado, necesitaba el día de descanso, también por mi caída. Me he sentido mucho mejor hoy de lo que me sentí el sábado, o incluso el domingo. Parece que pinta bien para el resto de la semana”, destacó.

(c) Agencia EFE