La Euroliga ve difícil que los equipos rusos compitan la próxima temporada

·3  min de lectura

Belgrado, 20 may (EFE).- Jordi Bertomeu, CEO de la Euroliga, dijo este viernes en Belgrado que ve "difícil" que los equipos rusos puedan participar la próxima temporada en la máxima competición continental, de la que fueron apartados este año como consecuencia de la invasión de Ucrania, y en ese caso su intención sería extender dos invitaciones a otros dos clubes europeos.

"Puedo anticipar que es difícil que los equipos rusos participen la próxima temporada y, si ese fuera el caso, nuestra intención sería asignar dos wildcards (invitaciones) de un año para sustituir las plazas que hoy ocupan los rusos, una es la del CSKA y la otra la del equipo que se clasificó por la liga VTB, así que tenemos dos plazas si los rusos no participan", explicó en rueda de prensa.

Añadió que su intención es proponer a los clubes que den dichas invitaciones a dos equipos europeos para mantener el formato actual de dieciocho "como en las últimas temporadas".

Preguntado por los plazos para decidir qué ocurrirá finalmente con los equipos rusos, explicó que, una vez terminada la fase final de Belgrado, empezarán a preparar la temporada que viene. "Tardamos tres o cuatro semanas en preparar los estatutos y las reuniones que convocamos para final de junio, pero con la situación actual espero que esta decisión la tomemos cuanto antes mejor".

Dicha premura la justificó en que habrá que decidir cuanto antes quién ocupa esas plazas y los elegidos tendrán que estar preparados y saber el calendario para definir cuestiones como la disponibilidad de los pabellones.

"Por esos motivos tenemos que adelantarnos un poco en la medida de lo posible, pero no puedo decir cuándo", añadió el máximo responsable de la Euroliga.

También fue cuestionado por qué ocurrirá con el CSKA, que es accionista de la propia Euroliga. "El CSKA sobrevivirá como hasta ahora, es una de los propietarios pero nada impide que sean accionistas y seguirán siéndolo".

"Hay un contrato con ellos que no puede ejecutarse porque los rusos no pueden jugar -explicó- y tenemos un problema con dicho contrato y no con que sean accionistas de la compañía. No hay justificación legal para sacarlo de la estructura de la Euroliga, pero por esta situación de fuerza mayor es imposible ejecutar dicho contrato por ambas partes".

"Esas obligaciones están en suspenso pendientes de la resolución de la situación y de que la situación económica, política y legal vuelva a la normalidad, pero nadie sabe cuándo será por lo que (la exclusión la próxima temporada de los rusos) sería la expectativa más razonable para la temporada 2022-20232", añadió.

A su juicio, hay una realidad que "todo el mundo" entiende y que va más allá de las capacidades de la propia Euroliga "porque estamos hablando de sanciones, y cuando suspendimos la participación de los rusos no fue por nosotros sino como consecuencia de las decisiones tomadas por nuestros gobiernos, y eso no ha cambiado".

"Nuestros clubes no van a poder ir a jugar contra los rusos porque sus gobiernos no les dejan ir, No sé qué margen tenemos para cambiar eso nosotros, al menos mientras la guerra siga, que espero que sea pronto", concluyó.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.