Eurocopa Femenina 2022: Cazatalentos en la búsqueda de las próximas estrellas

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·8  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Melvine Malard (Olympique Lyonnais) de Francia y Giulia Gwinn (FC Bayern Munich) de Alemania compiten por el balón durante el partido semifinal de la Eurocopa Femenina 2022 en Inglaterra entre Alemania y Francia. (Foto: Daniela Porcelli/Agencia Anadolu vía Getty Images)
Melvine Malard (Olympique Lyonnais) de Francia y Giulia Gwinn (FC Bayern Munich) de Alemania compiten por el balón durante el partido semifinal de la Eurocopa Femenina 2022 en Inglaterra entre Alemania y Francia. (Foto: Daniela Porcelli/Agencia Anadolu vía Getty Images)

A Vicky Jepson no le ha parecido tan terrible conducir tanto. Ha pasado gran parte de julio en la carretera y ha acumulado algo más de 1600 kilómetros en solo un par de semanas durante la Eurocopa Femenina 2022 en Inglaterra.

A primera vista, su trayectoria luce tan caótica que casi pareciera como si estuviera tratando de perder a alguien que la sigue: primero fue de Londres a Mánchester, luego bajó hasta la costa en Brighton y de allí viró hacia al norte una vez más —a la ordinaria ciudad comercial de Leigh— y regresó una vez más a la costa sur, para luego volver sobre sus pasos hacia Leigh.

Sin embargo, Jepson ha invertido una cantidad considerable de análisis a cada kilómetro. Cada parada le ha permitido a la entrenadora asistente del Tottenham Hotspur Women ver y absorber un juego de la Eurocopa Femenina 2022: en un momento llegó a asistir a nueve partidos en solo 15 días.

"Solo cuando ves a las jugadoras presencialmente es que te haces una idea de cómo son sus personalidades", afirmó. "Allí ves cómo reaccionan ante ciertas situaciones. ¿Cómo se recuperan tras recibir un gol? ¿Se mantienen concentradas tras seguir adelante?".

Hannah Hampton (Aston Villa FC) de Inglaterra celebra la victoria después del partido semifinal de la Eurocopa Femenina 2022 entre Inglaterra y Suecia en Sheffield, Reino Unido. (Foto: James Whitehead/Agencia Anadolu a través de Getty Images)
Hannah Hampton (Aston Villa FC) de Inglaterra celebra la victoria después del partido semifinal de la Eurocopa Femenina 2022 entre Inglaterra y Suecia en Sheffield, Reino Unido. (Foto: James Whitehead/Agencia Anadolu a través de Getty Images)

Las Spurs, como casi todos los clubes de la Superliga Femenina FA de Inglaterra (WSL, por su sigla en inglés), no podían dejar de pasar la oportunidad de ver a las mejores jugadoras de Europa reunidas en un solo lugar. Y no solo es Jepson quien ha estado rodando: la entrenadora principal, el entrenador de porteras y el analista del Tottenham han pasado tanto tiempo en las carreteras de Inglaterra como ella. Casi todos sus rivales han estado haciendo lo mismo.

Para todos ellos, la información que han obtenido será invaluable. La Eurocopa Femenina 2022 les ha permitido desarrollar informes de reclutamiento sobre jugadoras a las que han estado monitoreando durante algún tiempo, así como estar atentos a cualquier otra que hayan ignorado previamente.

“Tener a la Eurocopa en nuestro territorio ha sido una oportunidad de oro”, aseguró Jepson. “Hay cosas que simplemente no puedes ver en una pantalla”.

En las primeras dos semanas del torneo, mientras Jepson y sus colegas recorrían el país, la Eurocopa Femenina 2022 pareció romper un récord diferente cada día.

La australiana Sam Kerr del Chelsea, la jugadora mejor pagada del mundo, en acción con Pauline Peyraud-Magnin de la Juventus. (Foto: Reuters/Andrew Boyers)
La australiana Sam Kerr del Chelsea, la jugadora mejor pagada del mundo, en acción con Pauline Peyraud-Magnin de la Juventus. (Foto: Reuters/Andrew Boyers)

La victoria de Inglaterra en la noche inaugural en Old Trafford atrajo a la mayor cantidad de espectadores en la historia del torneo. El triunfo de los Países Bajos contra Suiza el fin de semana pasado registró la asistencia más alta de la historia para un partido que no involucrara a una selección anfitriona. A mitad de la fase de grupos, la Eurocopa Femenina 2022 ya había atraído a más aficionados a los partidos que cualquier edición anterior del torneo en su totalidad. Cada día parecía ser una demostración más de la vertiginosa velocidad y magnitud del auge del fútbol femenino en Europa, en general, y en Inglaterra, en particular.

Esa creciente popularidad se refleja en el crecimiento de las diversas ligas nacionales del continente y en la inversión que se ha dirigido a la WSL en particular. Sam Kerr, la jugadora mejor pagada del mundo, juega en Inglaterra. También lo hace Pernille Harder, el fichaje más costoso de la historia del fútbol femenino. Un tercio de la selección sueca, que se quedó en las semifinales derrotada por la nación anfitriona, ya juega en Inglaterra, al igual que la mejor delantera de los Países Bajos y una de las mejores creadoras de juego de Noruega.

Sin embargo, la inversión en jugadoras no siempre ha sido igualada tras bastidores. La razón por la que Jepson ha acumulado tantos kilómetros este mes es sencilla: como la mayoría de los equipos de la WSL, el Tottenham tiene acceso a la plataforma de reclutamiento digital Wyscout, así como a los flujos de datos sobre posibles objetivos proporcionados por InStat y Statsbomb. Pero el club no tiene ni un solo cazatalentos especializado en jugadoras.

Eso es así para la gran mayoría de los equipos de la WSL y en toda Europa. En entrevistas con casi una docena de ejecutivos, agentes, gerentes y entrenadores en el fútbol femenino —la mayoría de los cuales no quiso ser identificado por temor a que se les viera criticando a sus empleadores— solo a un puñado de equipos se le atribuyó el empleo de personal especializado en reclutamiento profesional, entre ellos el Chelsea y el Manchester City en Inglaterra y el campeón alemán Wolfsburg.

Pernille Harder celebra después de que Sam Kerr de Chelsea (no en la foto) anota el cuarto gol de sus lados durante el partido de la Superliga Femenina Barclays FA entre Chelsea y Manchester United en mayo de 2022. (Foto: Naomi Baker a través de Getty Images)
Pernille Harder celebra después de que Sam Kerr de Chelsea (no en la foto) anota el cuarto gol de sus lados durante el partido de la Superliga Femenina Barclays FA entre Chelsea y Manchester United en mayo de 2022. (Foto: Naomi Baker a través de Getty Images)

"Recibimos correos electrónicos de los clubes con bastante frecuencia, pero estos no se han acercado previamente para establecer algún interés" afirmó un agente cuya firma representa a varias jugadoras en la Eurocopa Femenina 2022. "Nunca es un cazatalentos profesional. Siempre viene directamente de un gerente o un director técnico. Nos preguntan si tenemos jugadoras disponibles que puedan trabajar para ellos. Incluso como agente, uno sabe que esa no puede ser la mejor manera de construir un equipo".

El Chelsea había estado recopilando información sobre Kerr, la delantera australiana, durante 18 meses antes de que la jugadora finalmente aceptara mudarse a Londres. Había pocas razones para investigar sus actuaciones en el campo: la destreza de Kerr, tanto en su selección nacional como en el fútbol nacional de Australia y Estados Unidos, hablaba por sí sola.

Lo que el Chelsea no sabía era si encajaría fácilmente con el resto de su plantilla. Eso lo resolvió no solo invitando a Kerr a visitar tres veces su base en Cobham, en el apacible y adinerado cinturón banquero que rodea a Londres, sino conversando con varios de sus exentrenadores, excompañeras de equipo y exrivales.

Una vez satisfecho, el Chelsea le ofreció a Kerr un contrato excepcional en dos sentidos. Según los informes, la convirtió en la jugadora mejor pagada del mundo. Sin embargo, quizás lo más significativo es que también la ató al Chelsea durante la mayor parte de tres temporadas.

El Chelsea, en general, trata de pensar a largo plazo: el club no suele ofrecerles a las potenciales reclutas contratos a corto plazo de una sola temporada y sus ejecutivos incluso son cautelosos con fichar jugadoras con contratos de dos años. Kerr ha encajado tan bien que ya ha extendido su contrato hasta 2024.

Chloe Kelly (Manchester City FC) de Inglaterra celebra la victoria después del partido semifinal de la Eurocopa Femenina 2022 entre Inglaterra y Suecia el 26 de julio de 2022 en Sheffield, Reino Unido. (Foto: James Whitehead/Agencia Anadolu a través de Getty Images)
Chloe Kelly (Manchester City FC) de Inglaterra celebra la victoria después del partido semifinal de la Eurocopa Femenina 2022 entre Inglaterra y Suecia el 26 de julio de 2022 en Sheffield, Reino Unido. (Foto: James Whitehead/Agencia Anadolu a través de Getty Images)

Muchos de sus rivales no tienen ese privilegio. La gran mayoría de los contratos, incluso en el fútbol femenino de élite, no duran más de un par de temporadas. Eso, en parte, es promovido por las propias jugadoras. “Es bueno tener un grado de libertad para moverte con rapidez”, afirmó una exjugadora. “Si tienes una buena temporada con un equipo pequeño, debes tener la posibilidad de irte cuando uno de los clubes más grandes venga por ti, porque podría ser tu única oportunidad de recibir un buen salario”.

Sin embargo, los acuerdos más cortos también actúan como cobertura para los clubes que, con demasiada frecuencia, no saben qué están comprando. El tipo de debida diligencia que el Chelsea realizó con Kerr es estándar en el fútbol masculino, pero sigue siendo extremadamente raro en el fútbol femenino y está fuera del alcance de la mayoría de los equipos. La mayoría, en cambio, tiene que arriesgarse con jugadoras a las que no han tenido la oportunidad de analizar a fondo. Bien lo dijo un agente: “Los equipos ofrecen acuerdos más cortos a muchos fichajes y luego ven qué funciona”.

Invariablemente, muchas jugadoras no funcionan, lo que significa que la mayoría de los equipos de las principales ligas de Europa pierden y adquieren varios puñados de jugadoras cada año. Por ejemplo, el año pasado, ocho de los 12 clubes de la WSL firmaron y vendieron seis o más jugadoras, cambiando así la mitad de sus equipos en el transcurso de un solo verano.

“Hay muchísima rotación y es la razón por la que ves cómo los equipos crecen y caen tan rápido”, afirmó el agente. “Puedes tirar los dados y tener suerte un año. Pero lo mayoría de las veces no será así, por lo que tendrás que empezar de nuevo”.

VIDEO: Emmanuel Macron: el presidente más joven de la historia de Francia

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.