Otra etapa accidentada en el Tour de Francia femenino: una caída multitudinaria, una ciclista hospitalizada y la remontada de la que fue atropellada por su auto de asistencia

·3  min de lectura
La tremenda caída de casi la mitad del pelotón, que dejó varias ciclistas heridas y una hospitalizada
La tremenda caída de casi la mitad del pelotón, que dejó varias ciclistas heridas y una hospitalizada - Créditos: @Captura de TV

El Tour de Francia femenino afrontó este jueves la quinta y más extensa etapa de las ocho jornadas que componen la carrera que regresó al calendario deportivo luego de 33 años. Y lo que parecía la jornada más tranquilas de las que quedaban, según los pronósticos previos por el trazado de 175,6 kilómetros, se convirtió en la más accidentada.

En un grupo que corría muy compacto y todavía con mucho por delante, una caída multitudinaria mandó al suelo casi a la mitad del pelotón. Fue suficiente un roce demás y un tropezón para que vayan cayendo una tras otra. Sin margen de reacción, las que venían detrás fueron encontrándose de golpe con una muralla y quedaron apiladas en el camino. Las favoritas salieron ilesas, pero hubo varias afectadas. La que más lo sufrió fue la danesa Emma Norsgaard, que inicialmente acusaba un fuerte golpe en un hombro, con posible fractura de clavícula.

Hizo el intento por volver a subirse a la bicicleta, pero lo que la sacó de la carrera por completo fue otro dolor, el de cabeza, que hizo activar el protocolo. Entonces, se retiró de la prueba, la subieron a un helicóptero y la trasladaron a un hospital en Epinal, donde quedó en observación por esas dolencias, además de un traumatismo en el cuello.

El resumen de quinta etapa

Algunas se levantaron enseguida. Otras quedaron tendidas y continuaron tras la atención médica. La carrera continuó, claro. Y en el caso de la francesa Chantal van den Broek-Blaak, con cortes en su brazo derecho, hizo unos tramos de la prueba pedaleando junto al auto del médico, mientras éste curaba sus heridas.

No iba a ser todo lo que deparara la jornada. Otro sobresalto llegó cuando cuando el grupo ya se preparaba para el sprint. Fue a la salida de una curva cuando algunas corredoras se fueron al suelo. Las favoritas también se libraron allí, aunque la velocidad del pelotón se redujo, como para arriesgar solamente en el tramo decisivo, donde la neerlandesa Lorena Wiebes consiguió vencer para lograr su segunda etapa.

La que mantiene el maillot amarillo, no obstante, es su compatriota Marianne Vos, otra de las velocistas que siempre están dispuestas para pelear por el triunfo en las llegadas. Además, con el aliciente de fortalecer su liderato que lleva desde el segundo día. Su regularidad está siendo impresionante: obtuvo una etapa y su peor resultado es el quinto puesto del miércoles. El resto de los días siempre estuvo en las bonificaciones, con dos segundos puestos y un tercero.

La que produjo una remontada increíble es la campeona española Mavi García, cuya presencia estaba en duda este jueves luego de que finalizara la cuarta etapa con múltiples heridas luego de que su propio auto de asistencia la atropellara. En un intento por situarse detrás de otras competidoras, su rueda trasera tocó con la parte delantera izquierda del vehículo de su equipo.

Recuperada de sus lesiones, la mallorquina se alistó en la partida y fue una de las figuras del día, al punto de terminar entre las primeras y volver al top 10 en la general, a 2m30s de Vos. “Pensaba que las consecuencias iban a ser mucho peores, tanto por las caídas como por el tiempo perdido, pero la verdad es que al final estoy entera y de una pieza”, dijo, sonriente y mirando hacia lo que queda de la prueba rumbo a París.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.