Estupor por niño de seis años corriendo una maratón de 42 kilómetros

·3  min de lectura
La familia Crawford con su hijo de seis años Rainier en la línea de meta de la maratón. (fightfortogether / Instagram)
La familia Crawford con su hijo de seis años Rainier en la línea de meta de la maratón. (fightfortogether / Instagram)

Los padres YouTuber de un niño de seis años afrontan fuertes críticas de varios sectores por correr una maratón de más de 42 kilómetros con sus seis hijos en la ciudad de Cincinnati, Estados Unidos.

Ben y Kami Crawford estuvieron el 1 de mayo con Rainier, de seis años, y sus otros cinco hijos en el maratón Flying Pig, de 26,2 millas, y compartieron fotos y videos. La reacción negativa no se hizo esperar en las redes sociales e incluso los servicios de protección infantil visitaron a la familia para realizar una investigación por lo sucedido.

La familia compartió una foto en Instagram en la que el niño esta siendo interrogado por un funcionario, quien después también entrevistó a los otros hijos de la pareja, con Ben y Kami, y con los abuelos.

"Este es un proceso aterrador porque generalmente los niños son interrogados lejos de los padres, en contra de su voluntad, y sus respuestas determinan el derecho legal de la agencia de llevarse a lo niños", escribieron los padres en su página de Instagram.

Aunque la carrera tiene una edad mínima publicada de 18 años, los organizadores hicieron una excepción especial para los Crawford, quienes establecieron el récord en 2018 para la familia más grande en recorrer el sendero de los Apalaches.

Rainier completó el maratón en 8 horas y 35 minutos. Pero según una publicación en el Instagram de la familia, Rainiero estaba "llorando" y "luchando físicamente" hacia el final.

Una foto muestra a la familia cruzando la línea de meta tomados de las manos.

Hablan padres de niño maratoniano

La publicación que generó más indignación fue la de Rainiero sosteniendo una caja Pringles en la tienda de comestibles. La pareja escribió en el pie de foto que su hijo estaba "luchando físicamente y quería tomar un descanso y sentarse cada tres minutos". Tardó siete horas en llegar a la milla 20, donde suele haber Pringles para los corredores, pero no estaban y eso era lo que el niño había estado esperando, dijeron.

"Estaba llorando y nos movíamos lento, así que le dije que le compraría dos (...)si seguía moviéndose", dice la publicación. "Tuve que prometerle otra para que saliera en la foto familiar en la línea de meta. Hoy le pagué", dice la publicación.

La directora ejecutiva de la carrera, Iris Simpson Bush, asumió "toda la responsabilidad" por la decisión de permitir que el niño de 6 años corriera y aseguró que "no fue el mejor curso de acción". Agregó que el permiso se dio debido a que Ben Crawford y los miembros de su familia habían corrido la carrera extraoficialmente en años anteriores.

"Esta decisión no se tomó a la ligera", indicó y añadió que "el padre estaba decidido a hacer la carrera con su hijo pequeño a pesar de todo. Nuestra decisión fue pensada para darle cierta seguridad y protección al niño".

Los críticos de la pareja incluyeron corredores olímpicos que expresaron su preocupación por el bienestar físico y mental del niño.

Lee Troop, un corredor de maratón olímpico de Australia, fue uno de los muchos que expresaron su preocupación por Rainier.

"Los organizadores de carreras permiten que un niño de 6 años corra un maratón. Niño que se detiene cada 3 minutos después de 20 millas, llorando y angustiado emocionalmente. Los padres lo sobornan para que termine y obtendrá Pringles. Los padres no ven ningún problema en permitir que esto suceda. ¡Todo sobre esto está mal!", escribió Troop en Twitter.

Los Crawford le contestaron con un mensaje en el que aseguran que Rainier estaba saltando en un trampolín y pidiendo correr una media maratón al día siguiente.

VIDEO: La nueva Champions ya es oficial

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.