Por qué la selección argentina se enfrenta ahora a un desafío: la “maldición de los 24 años”

Argentina campeón: la postal histórica con Messi a la cabeza, en Doha
Argentina campeón: la postal histórica con Messi a la cabeza, en Doha - Créditos: @Aníbal Greco

La obtención de la Copa del Mundo en Qatar significó para la selección argentina su tercera estrella en su escudo. Después de unos largos 36 años, la albiceleste debió atravesar diferentes circunstancias en el certamen hasta llegar a la ansiada final, donde chocó ante Francia en un reñido encuentro que culminó 3-3 al cabo de los 120 minutos, que incluyó un tiempo suplementario. A la hora de ir a los penales, La Scaloneta se impuso por 4 a 2 y celebró su esperado título en el país del Medio Oriente.

Con el logro consumado, Argentina levantó el trofeo dorado y sumó una consagración más a su rica historia en los mundiales. Luego de los festejos en el país, que abarcaron una multitudinaria bienvenida en las principales arterias de la Capital y Provincia de Buenos Aires, una coincidencia histórica le pone a la Argentina un desafío extra de cara al futuro.

El festejo de Argentina en Qatar
El festejo de Argentina en Qatar - Créditos: @Aníbal Greco

Entre el grupo selecto de ocho selecciones que se consagraron a nivel mundial (Argentina, Brasil, Uruguay, Italia, España, Inglaterra, Francia y Alemania), solamente tres lograron el objetivo de levantar la copa al menos cuatro veces: Brasil (único con 5), Italia y Alemania.

Y hete aquí una máxima que aún continúa en vigencia para pasar de la tercera a la cuarta estrella los tres debieron esperar 24 años, el equivalente a seis mundiales.

Llamada “La maldición de los 24″, en relación con los años de espera que debieron aguardar para volver a alzar la cuarta Copa, Brasil debió esperar desde el Mundial 1970 al de Estados Unidos 1994 para gritar campeón (de la cuarta a la quinta después solo necesitó 8 años y desde entonces lleva 20 años esperando la sexta). A Italia la tercera le llegó en 1982 y recién en 2006 volvió a coronarse. Los alemanes festejaron su tercera copa en 1990, tras la recordada final contra la Argentina de Diego Maradona, y alcanzaron la cuarta en 2014, otra vez contra Argentina -en esa oportunidad liderada por Lionel Messi-.

Tras este curioso dato, ante la espera de que sucederá con Lionel Scaloni y su cuerpo técnico, la selección argentina encarará un nuevo reto durante la Copa del Mundo que organizará el trinomio conformado por Estados Unidos, México y Canadá: cortar esta racha y continuar sumando éxitos en el corto plazo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO