Estudiantes sigue firme en todos los frentes: ahora está a un paso de los octavos de final de la Copa Libertadores

·3  min de lectura
Manuel Castro festeja el único gol de Estudiantes, líder del Grupo C de la Copa Libertadores
Eva Cabrera

LA PLATA.- Hubo fiesta. ¡Otra vez! Estudiantes continúa de racha. Esta vez, es cierto, no completó un gran desempeño. Pero sacó adelante un choque bravo, con el aroma de esos añejos cruces coperos, y se afianzó al frente del Grupo C de la Libertadores. Con gol de Manuel Castro cerca del final de la primera parte, el Pincha derrotó 1-0 a Nacional y ahora aventaja por seis puntos a los escoltas (el propio Nacional y Bragantino de Brasil, que esta semana recibe a Vélez).

Estudiantes llegó lleno de confianza. Líder en su grupo de la Libertadores. Primer puesto asegurado en su zona de la Copa de la Liga. Con cuatro triunfos en cuatro partidos como local en 2022 en el ámbito internacional (Audax Italiano, Everton, Vélez y Bragantino) previos a este cotejo.

Del Prete presiona sobre la salida de Rodríguez
Del Prete presiona sobre la salida de Rodríguez


Del Prete presiona sobre la salida de Rodríguez

La premisa del Pincha quedó clara enseguida: ratificar su gran presente. Consolidar su excelente actualidad. Y así lo demostró en el comienzo del encuentro. En los 15 minutos iniciales fabricó dos situaciones de riesgo: un zurdazo de Leandro Díaz desde media distancia y un cabezazo de Agustín Rogel. En ambas ocasiones respondió con solvencia el arquero Sergio Rochet y en la continuidad del juego Nacional se acomodó en la cancha.

La visita se adelantó, se adueñó de la pelota y provocó que Estudiantes no se sintiera cómodo. Con una circulación prolija y un Emmanuel Gigliotti muy participativo, el equipo uruguayo mandó al Pincha a su propio campo. Lo empujó contra su arco.

Pero el conjunto de Ricardo Zielinski siempre tiene un gol bajo la manga. En el cierre del primer tiempo, cuando sucedía poco, Leonardo Godoy se escapó por la franja derecha y mandó el pase atrás para que Castro la empujara tras un par de rebotes. Con el 1-0, el estadio Uno cambió su semblante. De la preocupación a la algarabía. De la tensión a la fiesta.

Antes del descanso Nacional elaboró dos chances nítidas y en ninguna supo resolver con precisión. La diferencia de la etapa inicial, entonces, resultó la contundencia que mostró el local: Estudiantes, que no jugó bien, no necesitó de muchas llegadas para ponerse en ventaja.

Durante el complemento el Pincha mantuvo sus problemas para manejar el balón. Jorge Rodríguez y Fernando Zuqui, las dos brújulas del elenco albirrojo, no redondearon buenas producciones y esto generó que el local dependiera demasiado de sus mediocampistas externos.

La pelota lejos y piernas en lo alto; Estudiantes y Nacional se cruzaron en un duelo con muchos roces
La pelota lejos y piernas en lo alto; Estudiantes y Nacional se cruzaron en un duelo con muchos roces


La pelota lejos y piernas en lo alto; Estudiantes y Nacional se cruzaron en un duelo con muchos roces

En el segundo tiempo Nacional fue de mayor a menor. Empezó con mucha movilidad y en el primer cuarto de hora acorraló a Estudiantes. En ese tramo del juego, sin embargo, el equipo platense resistió con solidez. Sin grietas.

Y luego, el conjunto uruguayo aflojó. Entre el cansancio y la impotencia, la visita se quedó sin argumentos como para inquietar al Pincha. La más clara de la etapa final, incluso, fue para Estudiantes que casi amplía la ventaja con una definición de Mauro Boselli que pegó en el costado exterior de la red.

En el descuento, en la última pelota de la noche, Fabián Noguera –sin intención, pero con el brazo estirado– tocó una pelota en su área con la mano y el árbitro dejó seguir. “La juega y después le rebota”, mostró con señas el juez Roldán Pérez. A los segundos, marcó el final y todo Nacional lo rodeó para protestarle el penal no cobrado. Si ya había sido un partido caliente, con algunos disturbios en las tribunas (se tiraron objetos en varios pasajes del encuentro), el desenlace elevó la temperatura en el estadio.

Godoy, en la marca de Ocampo, que salió lesionado antes del final del primer tiempo
Godoy, en la marca de Ocampo, que salió lesionado antes del final del primer tiempo


Godoy, en la marca de Ocampo, que salió lesionado antes del final del primer tiempo

Con el 1-0 consumado, Estudiantes se alejó de la polémica e hizo la suya. Y la suya, por estos días, es festejar. Volvió a ganar, llegó a 10 puntos en el Grupo C de la Libertadores, y ya puso un pie y medio en los octavos de final cuando todavía restan dos jornadas.

El Pincha apuesta por todo. El Pincha sigue de fiesta.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.