El estadio de Lusail, estreno de récord

·3  min de lectura

Madrid, 13 sep (EFE).- El estadio de Lusail, que albergará diez partidos del Mundial de Qatar 2022, entre ellos la final, tuvo un estreno de récord al albergar la Supercopa a poco más de diez semanas para que comience el primer torneo universal en Oriente Medio y el mundo árabe.

El partido que disputaron el campeón saudí, Al Hilal, y el Zalamek egipcio, que se resolvió a favor del primero en la tanda de penaltis, fue seguido in situ por 77.575 aficionados dentro del nuevo coliseo, nuevo récord de asistencia a un acontecimiento deportivo en la historia de Qatar, según datos oficiales.

El estadio de Lusail es el más grande de los ocho que albergarán el Mundial y una de sus principales 'joyas'. Su inauguración era, según el Comité Supremo para el Legado, nombre oficial de la organización del torneo, la primera gran prueba de capacidad completa y el último tramo hacia el inicio el 20 de noviembre con el encuentro entre la selección anfitriona que dirige el español Félix Sánchez y Ecuador en el Al Bayt de la ciudad de Al Khor.

Los partidos que albergará en la fase de grupos serán Argentina-Arabia Saudí (22 noviembre), Brasil-Serbia (24 noviembre), Argentina-México (26 noviembre), Portugal-Uruguay (28 noviembre), Arabia Saudí-México (30 noviembre) y Camerún-Brasil (2 diciembre), así como un encuentro de octavos de final, otro de cuartos y una semifinal, a parte de la final.

El diseño del coliseo está inspirado en el juego de luces y sombras que caracteriza a la linterna "fanar". La forma y la fachada de Lusail se hacen eco de los intrincados motivos decorativos de los cuencos y otros recipientes característicos de la edad de oro del arte y la artesanía en el mundo árabe e islámico.

La Supercopa fue seguida también por numerosas personalidades y figuras del fútbol mundial, que se mostraron optimistas después de contemplar la instalación y el ambiente que se generó.

"La Supercopa de Lusail nos dio una idea de lo que será la Copa Mundial aquí en Qatar. El estadio era increíble y estaba lleno de aficionados apasionados de toda la región. La final del Mundial aquí será una experiencia increíble para todos los que tengan la suerte de asistir", afirmó el australiano Tim Cahill, que participó en cuatro fases finales mundialistas.

El exportero omaní Ali Al Habsi, que logró el título de la Copa inglesa con el Wigan Athletic en 2013, consideró que la Supercopa era un momento importante como anfitrión para toda la región árabe.

"El estadio de Lusail es una instalación de categoría mundial que captará la imaginación de los aficionados de todo el mundo. Está construido con los más altos estándares y es una fuente de orgullo para la gente de Catar, Oriente Medio y el mundo árabe", aseguró.

Mientras, Khalid Salman, exjugador de la selección catarí, expresó que el fútbol corre por la sangre del país: "Es un deporte que nos encanta jugar y ver. Contar con un recinto tan magnífico como el estadio de Lusail en Catar es un verdadero testimonio de nuestro amor por el deporte rey, y de nuestro compromiso con la organización de la edición más increíble de la Copa Mundial hasta la fecha".

"En nombre de todos los cataríes, invito a los aficionados de todo el mundo a que vengan a Catar y disfruten de todos los hermosos estadios que se han construido para este acontecimiento histórico", apuntó Salman, que participó con la selección catarí que alcanzó la final del Mundial Juvenil de Australia 1981, en la que perdió ante Alemania Federal.

(c) Agencia EFE